SUBMARINO PERDIDO: LAS PRESIONES POLÍTICAS

Macri presiona y pide a la Armada "no ocultar nada"

Tensión con los jefes navales por el manejo de información.

El presidente argentino con los mandos militares el martes. Foto: Reuters
El presidente argentino con los mandos militares el martes. Foto: Reuters

Hizo muchas preguntas. Quería explicaciones, saber qué es lo que está pasando y qué ocurrió hasta el momento. Preocupado ante la falta de novedades, el presidente Mauricio Macri visitó el martes el edificio Libertad (sede de la Armada) donde se reunió con el ministro de Defensa, Óscar Aguad, y con los altos mandos militares para interiorizarse sobre la marcha del operativo de búsqueda del submarino ARA San Juan.

Macri pidió a la máxima autoridad naval "no ocultar nada"

La ausencia de pistas o datos precisos sobre lo que ocurrió con el submarino generó un cambio en el estado de ánimo de la Casa Rosada, el pesimismo se impone a la esperanza. El gesto fue claro: el presidente se puso al frente de la operación de rescate.

Macri está muy activo, pide informes a toda hora; lo mismo ocurre con el jefe de Gabinete, Marcos Peña. Ambos están en comunicación permanente con Aguad. "A Macri lo desvela el tema. Quiere saber cada detalle", confiaron fuentes oficiales.

Durante los 50 minutos que duró el encuentro del martes, Macri pidió detalles de todo lo que hizo la Armada para encontrar al submarino y a sus 44 tripulantes. Las respuestas las dieron los jefes del Estado Mayor Conjunto, general Bari del Valle Sosa; de la Fuerza Aérea, brigadier Víctor Amrein; del Ejército, general Diego Suñer, y de la Armada, almirante Marcelo Srur. "Preguntó lo que se pregunta la gente en sus casas", confiaron testigos del encuentro.

Antes de la reunión con los jefes militares, Macri estuvo en un acto en el Centro Cultural Kirchner (CCK), donde explicó que "se están desplegando todos los medios nacionales e internacionales" para encontrar la nave. Y agregó: "Seguimos haciendo todo lo posible para encontrar al submarino".

El presidente, que el último domingo se entrevistó con los familiares de los tripulantes en Mar del Plata, volvió a dirigirles un mensaje. "En estas horas difíciles, no quisiera comenzar sin enviar nuevamente todo mi apoyo y afecto a los familiares de la tripulación del ARA San Juan. A esta altura, hasta los extranjeros saben lo que estamos viviendo", expresó Macri al inaugurar la Conferencia Transparencia y Modernización del Estado.

"Todos estamos siguiendo de cerca este tema", dijo Macri.

El ministro Aguad decidió mantener silencio hasta que haya novedades. Y en la Jefatura de Gabinete, a cargo de Marcos Peña, se decidió que sea la Armada la encargada de realizar los informes.

Pese a los problemas de comunicación, desde la Casa Rosada aseguraron que la relación entre Macri y Aguad es buena. La prioridad es encontrar el submarino ARA San Juan y rescatar a su tripulación. Después llegará el momento de analizar las responsabilidades.

Donde sí hay tensión es entre el Ministerio de Defensa y la Armada. "No fue lo mejor que nos hayamos enterado por los medios de la desaparición del submarino", confió a La Nación una fuente cercana al ministro, quien se enteró de la situación de emergencia del ARA San Juan durante una visita a Canadá.

Cerca del ministro lamentan, también, que las autoridades navales no le hayan anticipado la novedad de que el submarino había reportado una avería en el sistema de baterías.

"Solo recibimos el radiograma de la última comunicación, en la que se informaba que el ARA San Juan navegaba rumbo a Mar del Plata sin novedades", advirtió una fuente oficial.

Otra discordancia fue la revelación de los intentos de llamadas que se recibieron el sábado en distintas unidades de la Armada y que se atribuyeron inicialmente al submarino. "Se lo informaron primero a los familiares y después al ministro", confió una fuente ministerial. EN BASE A LA NACIÓN, GDA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)