Electo presidente argentino guardaba sorpresas: mantiene a un ministro K

Macri presentó su gabinete, liberales y del sector privado

El presidente electo de Argentina, Mauricio Macri, zanjó ayer la quiniela de nombres que circulaba en ámbitos políticos con el anuncio de su futuro Gobierno, que incluye perfiles procedentes del mundo de la empresa privada en carteras de peso, y rescata a uno de los ministros del kirchnerismo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Peña, en el momento de anunciar la composición del nuevo Gobierno argentino. Foto: La Nación.

El hombre fuerte del próximo Gobierno será Marcos Peña, jefe de campaña de Macri y uno de sus más estrechos colaboradores en la ciudad de Buenos Aires. Politólogo, fue el legislador porteño más joven en 2003 y desde 2007 estuvo a cargo de la Secretaría General en la capital. Precisamente fue Peña quien anunció ayer la composición del próximo Gobierno, en el que aún queda por definir la identidad del ministro de Trabajo, una cartera fundamental para mantener la paz social.

Sorpresas.

La primera gran sorpresa del nuevo Gabinete es Lino Barañao, ministro de Ciencia y Tecnología desde que el kirchnerismo creó la cartera, en 2007, y que se mantendrá en el cargo con la gestión de Macri. "Lo ha consultado con la presidenta, que también ha estado de acuerdo con la designación. Es una de las señales de la Argentina nueva que está arrancando a partir de la decisión de los votantes", anunció ayer Peña.

La otra gran sorpresa fue la designación del Ministerio de Seguridad, otro puesto clave, que recayó en la diputada nacional del Pro, Patricia Bullrich. Su nombre no había figurado en la lista de posibles candidatos, de hecho se le asignaba un lugar clave como coordinadora de bloque en el Parlamento para orientar negociaciones.

En el Gabinete económico, el mayor peso será para Hacienda y Finanzas, a cargo del economista Alfonso Prat-Gay, de 50 años, un experto en política monetaria, expresidente del Banco Central de Argentina y con un paso previo por la firma JP Morgan, que procede de la Coalición Cívica, aliados de Macri en el frente conservador Cambiemos.

Le acompañarán los ministros de Producción, Francisco Cabrera; Agricultura, Ricardo Buryaile, (Unión Cívica Radical), Transporte, Guillermo Dietrich, y Energía y Minería, Juan José Aranguren, expresidente de la filial local de la petrolera anglo-holandesa Shell.

La cartera de Turismo será capitaneada por Gustavo Santos y Andrés Ibarra, ministro de Modernización en la capital, quien llevará su experiencia con la creación de una cartera que se ocupará de "fortalecer" el Estado y trabajar en un "Gobierno más abierto".

La Cancillería estará a cargo de Susana Malcorra, actual jefa de Gabinete del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y el Ministerio del Interior será encabezado por el economista Rogelio Frigerio, expresidente del Banco Ciudad.

Asimismo, se creará el Ministerio de Comunicaciones, que estará a cargo del diputado radical Oscar Aguad.

Educación será para Esteban Bullrich, y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos para el abogado y exfiscal Germán Garavano. En el Ministerio de Salud se nombrará al médico Jorge Lemus, exministro del área capitalino; en Ambiente, al rabino Sergio Bergman; en Desarrollo Social, a Carolina Stanley, y en Cultura, al periodista y editor Pablo Avelluto. A Defensa, el diputado radical Julio Martínez.

Vacantes.

Peña apuntó que Macri sigue perfilando su equipo, pero adelantó que no contará con los titulares de organismos fundamentales nombrados por el kirchnerismo, como el Banco Central o la Procuraduría General, aunque sus mandatos no expiren el próximo 10 de diciembre, cuando el presidente electo tomará posesión de su cargo.

"Dado que la mayoría de ellos vienen de ejercer un rol militante en su Gobierno, lo digno sería que den un paso al costado antes del 10 de diciembre y, si no, analizaremos los mecanismos legales para la remoción", afirmó.

Pese a que la reunión mantenida el martes entre la presidenta Cristina Fernández y Macri no permitió pactar los detalles de la transición, Peña confió en que el proceso llegará a buen puerto.

Hay aún varias incógnitas en lugares clave de la administración. La Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó fue instada a abandonar el cargo. También queda vacante el cargo de Secretario de Inteligencia (AFI, ex SIDE), ocupado por el kirchnerista Oscar Parrilli. El presidente electo tampoco ha revelado aún quien será el titular de la nueva agencia contra el crimen organizado, una pieza clave en el entramado de la seguridad.

LA PRIMERA LÍNEA DEL GOBIERNO DE MAURICIO MACRI.

Gabinete - Marcos Peña.

Este licenciado en Ciencias Políticas de 38 años será la mano derecha del presidente Macri. Fue el encargado de presentar a los designados por área.

Seguridad - Patricia Bullrich.

Es diputada nacional por el Pro, tiene 59 años, y viene del Partido Justicialista. Como legisladora se especializó en temas vinculados a la seguridad.

Cancillería - Susana Malcorra.

Es la actual jefa de Gabinete del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y dirigió durante años las misiones de paz para el organismo internacional.

Hacienda - Alfonso Prat-Gay.

Este economista de 50 años fue diputado nacional. Presidió el Banco Central de 2002 hasta 2004; se alejó por diferencias con Néstor Kirchner.

Interior - Rogelio Frigerio.

Es el principal referente en economía de Cambiemos. Es experto en finanzas federales y tendrá a su cargo las transferencias de recursos a las provincias.

Agricultura - Ricardo Buryaile.

Es contador público, tiene 53 años, y proviene del radicalismo. Es ganadero y tiene un buen diálogo con la Sociedad Rural y otras gremiales rurales del país.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)