VIDEO

Macri: medidas contra la corrupción y la herencia K

“La Argentina se está poniendo de pie”, dijo el presidente en el Congreso.

Poniendo el acento en la educación, la economía y la transparencia, Mauricio Macri brindó ayer un discurso de una hora frente a la Asamblea Legislativa argentina para inaugurar las sesiones ordinarias del año. Tras aludir al kirchnerismo como una "década de despilfarro y corrupción", el presidente retomó la iniciativa política. "Superamos lo más difícil de esta transición y el país está cambiando: la Argentina se está poniendo de pie", aseguró.

"Siempre supimos que el camino iba a ser difícil, por los que se resisten, los que ponen palos en la rueda. Tenemos que poner el hombro y tenemos que cambiar las cosas en serio", indicó Macri al inicio.

En otro de sus párrafos más resonantes, Macri enfatizó: "Llevo 15 meses gobernando el país y estoy convencido de que tenemos todo para salir adelante. Basta de que nos regalen el presente para robarnos el futuro. No aflojemos, no nos demos por vencidos, ratifiquemos nuestra vocación del cambio... ¡No escuchemos a los que ni siquiera hacen autocrítica de lo que han hecho en el pasado!".

El discurso del presidente inauguró el 135° período de sesiones ordinarias del Congreso. La previa del discurso estuvo marcada por la tensión ya que el kirchnerismo preparó muestras de hostilidad. En las bancas de la oposición pudieron leerse carteles alusivos a la activista presa Milagro Sala, y las consignas como "Presidente offshore", "Yo te vi bajar las jubilaciones" y "Yo te vi endeudar", que decoraron los asientos opositores.

Macri: ayer fue imputado por un juez por conflicto de intereses. Foto: AFP
Macri: ayer fue imputado por un juez por conflicto de intereses. Foto: AFP

Educación y pobreza.

En una crítica velada al kirchnerismo, Macri enfatizó: "Hay menos relato y más verdad".

"No podemos permitir que haya 12 millones de argentinos viviendo en villas, sin agua ni servicios básicos. Hablo de esto cuando digo que estamos sentando bases: identificamos las zonas más críticas y este año vamos a mejorar la situación de 384.000 familias", dijo respecto al índice de pobreza, que supera los 30 puntos.

En medio del conflicto con los docentes, Macri resaltó la importancia de la educación. "Necesitamos docentes formados, motivados y reconocidos, enseñen donde enseñen tienen que poder tener un salario digno", dijo el mandatario.

Economía.

Macri sentenció que "la inflación estará bajo control", y lanzó otra fuerte crítica al kirchnerismo: a la inflación "la fomentaron y la quisieron esconder". El presidente aseguró que el objetivo para el 2017 es tener una inflación entre el 12% y el 17%. "Salimos del default, que nos asiló durante 15 años. Eso nos permitió incorporarnos al mundo y tener credibilidad internacional", se jactó. Macri se refirió a una "reforma tributaria" y pidió terminar con las "actitudes oportunistas". Admitió, en tanto, que está pendiente "la reforma de la ley de coparticipación".

El jefe de Estado anunció "el plan más ambicioso de la historia" en materia de Transporte. "En cuatro años, esperamos tener 2.800 kilómetros nuevos de autopistas y ya hay 1.100 en construcción", manifestó.

Anticorrupción.

"La corrupción es un mal que envicia a lo político. Detrás de la corrupción hay familias sin cloacas y tragedias que se pudieron haber evitado como la de Once", lanzó Macri en uno de los párrafos más esperados de su discurso. Y sentenció: "Hoy la obra pública dejó de ser un sinónimo de la corrupción gracias a los ahorros a través de las licitaciones transparentes".

"La corrupción se combate con la transparencia y la integridad", dijo Macri. Ayer quedó imputado por el fiscal Jorge Di Lello por presuntas irregularidades en la adjudicación de rutas de cabotaje a Avianca. "Pedí a la Oficina Anticorrupción que cree un mecanismo para separar mi actuación ante cualquier suspicacia por un potencial conflicto de intereses. Que nadie dude de las decisiones que toma este presidente".

"Publicaremos dos decretos sobre juicios y contrataciones para la prevención de conflictos de intereses", anunció Macri.

Según pudo saber La Nación, hay previstos dos decretos para prevenir conflictos de intereses. Uno se referiría a los juicios contra el Estado y regularía solo a las empresas vinculadas con el presidente y el vicepresidente. Otro establecerá limitaciones y controles a las contrataciones y licitaciones públicas sobre empresas vinculadas con el presidente, el vicepresidente y el jefe de Gabinete, que tienen jurisdicción sobre toda la administración, y con los ministros que contraten sobre su propia jurisdicción.

Otro de los reclamos al Congreso fue el debate de la ley de "responsabilidad empresaria". Se trata de un proyecto de responsabilidad penal para empresas, asociaciones civiles, fundaciones y mutuales, ya enviado al Congreso en octubre. Una advertencia a las empresas de que la lucha contra la corrupción también requiere un compromiso del sector privado.

"Queremos saber qué pasó con Nisman".

El presidente Mauricio Macri se refirió a los problemas de inseguridad como "las máximas angustias y preocupaciones". "En Rosario redujimos 20% la tasa de homicidios y en más del 30% la de robos calificados", dijo. El presidente aludió a la Justicia con un fuerte reclamo: "Queremos saber qué pasó con el fiscal (Alberto) Nisman y con su denuncia". "La Justicia necesita cambiar, creemos en la Justicia independiente", sostuvo Macri. Nisman, que investigaba el caso AMIA, apareció muerto en enero de 2015 en su vivienda. El fiscal iba a denunciar a la expresidenta Cristina Fernández por presunto encubrimiento de terroristas iraníes. Esta semana se divulgó en Argentina un audio en el que se escucha a Nisman hablando con Daniel Berliner, director de la Agencia Judía de Noticias. En la conversación, el fiscal asegura tener las pruebas suficientes para complicar a varios funcionarios.

Ausencias notorias.

A escuchar al presidente Mauricio Macri asistieron ayer al Congreso argentino ministros, jueces de la Corte Suprema, jefes militares y gobernadores. Dos ausencias fueron muy notorias: las de los diputados Máximo Kirchner y Sergio Massa. Máximo es el hijo de los expresidentes Néstor y Cristina Kirchner, y Massa es el principal referente del Frente Renovador. Massa no asistió porque viajó a Israel respondiendo a una invitación del gobierno de ese país. Los expresidentes Carlos Menem, Fernando de la Rúa y Cristina Kirchner no estuvieron en el Congreso. Sí lo hizo el expresidente Eduardo Duhalde.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)