Los candidatos se cruzaron con dureza y eludieron temas más sensibles

Macri frente a Scioli en un debate que ya hizo historia

Los dos candidatos presidenciales de Argentina, Daniel Scioli y Mauricio Macri, protagonizaron ayer en la Facultad de Derecho en Buenos Aires un histórico debate en ese país, donde hubo fuertes críticas entre lo que ambos hicieron en el pasado y de lo que eventualmente harían si ganaran la presidencia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Scioli y Macri protagonizaron ayer un duro debate. Foto: Reuters.

Previo al intercambio, se realizó un minuto de silencio por las víctimas de los atentados cometidos el viernes en París. Fue moderado por tres periodistas y duró una hora y media, con tres interrupciones.

El debate se centró en cuatro temas: desarrollo económico y humano, educación e infancia, seguridad y derechos humanos, y fortalecimiento democrático.

Macri fue, por sorteo, quien inició el debate. El alcalde de la ciudad de Buenos Aires dijo que su objetivo económico es lograr una Argentina con "pobreza cero" después de cuatro años sin crecimiento con el plan de infraestructura "más grande la historia".

"Sus propuestas son un peligro", replicó Scioli, del partido oficialista Frente para la Victoria, quien pasó buena parte de sus intervenciones en decir que, si gana Macri, "se volverán a las recetas tradicionales del ajuste". "Vos nos querés llevar para atrás", le dijo más de una vez el candidato oficialista.

En tanto, Macri subrayó los errores del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) y de la vinculación que tiene Scioli con la presidenta argentina.

"Daniel, vos no sos el cambio, elegiste estar con (Carlos) Zannini, con (Axel) Kiciloff" (dos jerarcas del gobierno kirchnerista", puntualizó Macri.

Contraataque.

Los candidatos, que podían preguntar y repreguntar sobre algunos de los temas, mezclaron el estilo confrontativo y de críticas con el de algunas propuestas.

En ese sentido, Scioli le contestó sobre sus vinculaciones con el gobierno actual: "Le digo a Macri que no se confunda, esta noche vino a debatir conmigo, voy a ser el que voy a mandar y llevar adelante mis decisiones, que no pierda su tiempo en querer debatir con un Gobierno que termina el 10 de diciembre".

Y volvió a insistir sobre lo que Macri haría si gana el próximo domingo: "Él dijo que va a dejar librado el tipo de cambio", eso representa "un recorte en el salario real. "¿Quién va a pagar el costo de este ajuste?", se preguntó el candidato.

Macri, quien se mostró con un estilo más confrontativo y menos conciliador que lo habitual, le respondió: "pensé que íbamos a intercambiar propuestas. Pero insistís en el cassette de los miedos y crear fantasmas. Nosotros queremos seguir dialogando. Lamento que insistas en eso".

"Hace varios días que estás haciendo de vocero de lo que yo haría cosas horribles, no hagas de vocero mío, habla de tus propuestas", agregó el candidato conservador.

Las alocuciones tuvieron críticas cruzadas sobre las políticas de Scioli como gobernador de la provincia de Buenos Aires, de Macri como alcalde de la ciudad y también del gobierno de Cristina Fernández.

Por ejemplo, Scioli cargó contra posiciones contrarias de Macri en distintos proyectos emblemáticos del gobierno, como las nacionalizaciones de Yacimientos Petrolíferos Fiscales, Aerolíneas Argentinas y jubilaciones. El fortalecimiento democrático viene de un Estado activo. (...) Macri, ¿por qué votó en contra de la recuperación de YPF y Aerolíneas?".

Otros temas.

En cuanto a calidad institucional, Macri dijo : "Necesitamos mejorar la calidad democrática, con una justicia independiente y un Estado al servicio de la gente. Basta de usarlo como un aguantadero de la política".

Scioli llamó a mantener un "Estado social activo y presente. Macri propone un cambio de volver a retirar el Estado. Conmigo no, Mauricio. He hecho un culto a independencia de poderes. No volvamos a ponernos de rodillas ante el FMI", afirmó.

El candidato opositor además reiteró que pediría, de llegar al gobierno, poner en marcha la cláusula democrática del Mercosur para suspender a Venezuela. Scioli a su vez confirmó que seguirá las políticas de derechos humanos y revisión del pasado del "kirchnerismo", a lo que Macri se comprometió a defender también "los derechos humanos del presente".

En el final, el expresidente del club Boca Juniors pidió "hacer posible lo imposible" con más diálogo y menos confrontación "entre todos los argentinos". "Es ahora", agregó. Scioli, a su turno, manifestó que "ahora hay que optar por dos caminos, uno hacia a la agencia del desarrollo y otro bajo el engaño de la palabra cambiemos que viene bajo el brazo la palabra ajuste".

Chicanas

Los oradores tenían un tiempo asignado para hablar. Dos minutos para presentar sus propuestas sobre el tema asignado por la organización y uno para preguntar o contestar a su contendiente.

Scioli se pasó del límite de tiempo en cada una de sus intervenciones. A tal punto, cuando la campana había sonado y su tiempo había finalizado, el candidato oficialista continuaba hablando. El periodista le pedía que terminara de hacerlo y Macri acotó: "Tenés que respetar los tiempos, Daniel, por favor".

El opositor acusó al oficialista de "haberse transformado en un panelista de 678" (programa kirchnerista que se transmite por la TV pública); cuestionó al Indec (el organismo que hace las mediciones de pobreza e inflación en el país) y al "autoritarismo" del gobierno kirchnerista. Empero, ninguno de los dos contendores mencionó el caso Nisman en ningún momento.

El debate —que fue transmitido por todos los canales de aire argentinos y tuvo casi el mismo rating que la final del Mundial 2014 entre Argentina y Alemania— fue un intento de ambos de convencer a indecisos y al 16% del electorado que, según sondeos, podrían cambiar su voto a una semana del histórico balotaje del próximo domingo en Argentina. Las últimas encuestas divulgadas dan a Macri una ventaja de entre seis a 10 puntos.Argentina, debate presidencial, Scioli, Macri

Scioli: Con tensión y reiterativo en ideas

"Sus propuestas son un peligro", lanzó Daniel Scioli en un momento muy duro del debate. El candidato oficialista apeló una y otra vez a argumentos similares, en una línea coincidente con lo que la oposición ha calificado como "la campaña del miedo". Visiblemente molesto e irritado por momentos, Scioli quedó, al menos verbalmente, encerrado en sus propias contradicciones: "Detrás del cambio hay una gran mentira". De todos modos, el candidato kirchnerista trató de apelar a alguna salida irónica señalando flancos de Maurcio Macri en su gobierno de la ciudad autónoma. "¿Si todavía no pudiste resolver el tema de los trapitos, vas a resolver el tema del narcotráfico?", dejó caer Scioli en alusión a los limpiavidrios callejeros.

Macri: Más distendido y hábil en los tiempos

"Vos nos sos el cambio. Elegiste estar con (Carlos) Zannini, Máximo (Kirchner), Aníbal (Fernández), Milagro Sala", respondió Mauricio Macri, con un estilo más directo, coloquial, descontracturado que contrastó en forma permanente con su contendiente. Macri apostó a mostrar las debilidades de Scioli, a veces con ironía, de manera flagrante. "Parecés un panelista de 678", soltó en determinado momento aludiendo al programa oficialista que emite Televisión Pública, poniendo el dedo en la llaga sobre la imposibilidad de salirse del discurso kirchnerista de Scioli, al mismo tiempo de su necesidad de despegarse de la figura de la presidenta. De todos modos, Macri también eludió algunos temas como el de derechos humanos.

Más allá del debate y también más acá

Silencio por las víctimas de París

Antes de dar inicio al segundo debate presidencial de la Argentina en la Facultad de Derecho, se realizó un minuto de silencio por las víctimas de los atentados terroristas en París el último viernes. Luego del ingreso de los candidatos Mauricio Macri y Daniel Scioli , los presentes se pusieron de pie, y con banderas argentinas y francesas en las pantallas, estuvieron en silencio por un tiempo. Una vez transcurrido el homenaje, el público en la sala rompió en un cerrado aplauso.

El debate en las redes

Mientras el debate entre los candidatos transcurría en pantallas, el público se manifestaba en las redes. Canal Trece, en el programa conducido por Jorge Lanata que transmitió el debate en vivo, hizo sus propios sondeos. El telefónico hecho por el mismo método de las encuestas y con una muestra menor dio 55% a favor de Macri, un 27% por Scioli, y un 18% no definió. La Nación reflejó las menciones en Twitter y dio a Macri con 642.452, en tanto Scioli alcanzó 455.857 menciones.

La imagen también juega

El vestuario de los candidatos y también de sus esposas, que una vez finalizado el debate subieron a escena, fue otro detalle importante. Scioli apeló al clásico traje azul con el saco abierto, camisa blanca y corbata celeste, como único adorno lució un pequeño prendedor sobre la solapa izquierda con la bandera argentina. Macri marcó un estilo ligeramente más informal con un pantalón de color azul oscuro, un blazer a tono y una camisa celeste, sin corbata y con el cuello abierto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)