ELECCIONES LEGISLATIVAS EN ARGENTINA

Macri derrotó al kirchnerismo

El oficialista Cambiemos creció en el Congreso, se consolidó a nivel nacional y le provocó a Cristina su primer revés electoral.

Vidal y Macri celebran la gran victoria. Foto: Reuters
Vidal y Macri celebran la gran victoria. Foto: Reuters

El presidente de Argentina Mauricio Macri obtuvo ayer domingo una gran victoria en las elecciones legislativas, derrotando al kirchnerismo en la Provincia de Buenos Aires y ratificando que su partido Cambiemos es la primera fuerza a nivel nacional. Además, lo deja muy bien parado para ir por la reelección dentro de dos años, rodeado de figuras con gran proyección, como la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

En la Provincia de Buenos Aires, donde estaba centrada toda la atención, el candidato de Macri al Senado, el exministro de Educación Esteban Bullrich, obtuvo el 41,4% de los votos. Cambiemos ganó dos de las tres bancas que se renovaban en la provincia de Buenos Aires. La otra banca se la llevó la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, candidata por Unidad Ciudadana. Cristina llegó al Senado pero perdió por primera vez una elección, y anoche anunció que se plantará como la líder de la oposición.

"Confirmamos el compromiso con el cambio, un compromiso serio", proclamó el presidente Macri unos minutos antes de la medianoche. Y tendió puentes para los sectores no kirchneristas que fueron derrotados ayer y los invitó a a traer sus propuestas. "Tenemos las puertas abiertas", dijo. "Acá no hay genios ni salvadores mesiánicos, el cambio lo hacemos entre todos", agregó.

Además de ganar en Buenos Aries, Cambiemos se impuso en Córdoba, Mendoza, Santa Fe y el distrito federal de la Capital, donde arrasó Elisa Carrió (ver nota aparte).

En las elecciones de ayer votó el 78% de los 33,1 millones de argentinos habilitados para renovar la mitad de los 257 escaños de la Cámara de Diputados y un tercio de las 72 bancas del Senado.

En el Senado, Cambiemos sumó nueve bancas a las que tenía: pasó de 15 a 24. El Peronismo perdió cinco (de 27 a 22) y el kirchnerismo, ahora con Cristina en el Senado, mantuvo sus 11 bancas. Sergio Massa (1País), tercero en la provincia de Buenos Aires, quedó fuera del Congreso.

Otro peronista, el expresidente Carlos Menem, de 87 años, logró su reelección como senador por la provincia de La Rioja, pese a que perdió con Cambiemos en su feudo.

En todo el país, Cambiemos obtuvo el 40,7% de los votos, contra el 21,8% del kirchnerismo y sus aliados.

Sobre la hora 23:00, habló la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal y el candidato de Cambiemos al Senado, Esteban Bullrich. Vidal apareció acompañada por Bullrich y el exembajador argentino en Uruguay, Guillermo Montenegro, que anoche fue electo diputado. El nuevo embajador será el diputado Mario Barletta, de la provincia de Santa Fe.

En un emotivo discurso, Vidal agradeció el apoyo en las urnas y del presidente Macri. "Esta noche hicimos historia", afirmó la gobernadora, figura en ascenso en el bloque oficialista de Cambiemos.

Inmediatamente después de Vidal, a la hora 23:25, apareció Cristina en un estrado armado en el estadio del club de fútbol Arsenal.

Cristina dijo que "Unidad Ciudadana ha sumado más votos que en las PASO" (32,7% en agosto, contra 37,2% ayer en la Provincia de Buenos Aires).

"El resto de las fuerzas opositoras no han resistido el avance del oficialismo y nosotros sí hemos crecido. Solo Unidad Ciudadana ha crecido y emerge como la oposición más firme de este gobierno", sostuvo. Cristina lanzó un desafío al gobierno de Macri: "Unidad Ciudadana ha venido para quedarse. Será la base de la construcción de la alternativa a este gobierno. Aquí no se acaba nada, aquí empieza todo", afirmó.

Más temprano, poco antes de que se conocieran los primeros datos oficiales, la vicepresidenta Gabriela Michetti se mostró convencida de que las elecciones legislativas de ayer van a ser recordadas como los comicios en los que "muchos argentinos consolidaron el cambio" que supuso la llegada de Macri al poder en diciembre de 2015.

"No es una elección legislativa más. Va a ser una elección en la cual recordaremos seguramente que el país estaba dirimiendo entre mirar al futuro o al pasado, vivir en paz o vivir en confrontación permanente, vivir en la verdad, o en una mentira y ficción", destacó Michetti ante miles de militantes en el búnker del oficialista Cambiemos.

"Creemos que esta elección va a ser recordada como en la que muchos argentinos consolidaron el cambio que decidieron en 2015", cuando Macri llegó al poder tras los doce años de gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y su esposa, Cristina (2007-2015).

Michetti dijo que Argentina "requiere de paz" y necesita que todos los ciudadanos se unan "en un proyecto común".

"Aunque tengamos ideas distintas, aunque pensemos diferente", destacó, para apostar por la política de la "superación" y no la de la "confrontación". "Estamos en un proceso de cambio y sentimos que estamos consolidando ese cambio para que Argentina sea país de paz, desarrollo, en el cual todos tiran del carro", agregó.

Por su parte, el diputado por Cambiemos Mario Negri, en el mismo acto, remarcó que desde el oficialismo se presiente que "se ratifica un rumbo" y un "enorme apoyo popular" a la gestión de Macri y Cambiemos "para que Argentina siga dando pasos hacia adelante y no hacia detrás".

Carrió, una aplanadora en Buenos Aires

Como en las internas de agosto, Elisa Carrió fue una aplanadora en la Ciudad de Buenos Aires. La candidata a diputada y referente del oficialista Cambiemos, Lilita votó por encima del 50%, superando por casi 30 puntos al kirchnerista Daniel Filmus (22%), que quedó en segundo lugar. Martín Lousteau quedó tercero con 12%.

Cuando fue a votar, Carrió se definió "tranquila y en paz".

"La elección fue tranquila y en paz en todo el país. Uno no puede estar feliz pero está tranquilo y con la conciencia en paz", afirmó ante medios locales al acudir a votar a un colegio del barrio de Recoleta tras compartir un almuerzo con el presidente Mauricio Macri.

No hizo valoraciones sobre su encuentro con el mandatario.

En las primarias de las elecciones legislativas que se celebraron en agosto, el oficialismo obtuvo triunfos amplios en provincias como Córdoba y la ciudad de Buenos Aires, donde Carrió, que ayer renovó su escaño de diputada, se hizo con el 49,55% de los votos.

En esas primarias legislativas del 13 de agosto, en las que los ciudadanos eligieron a las listas de candidatos que compiten hoy en las urnas, votó alrededor del 74% del electorado.

Ayer en las legislativas votó el 78%. "Muy lindo que vayamos todos a votar a expresarnos en qué Argentina queremos vivir", dijo ayer el presidente Macri.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)