EL ATENTADO YIHADISTA EN NUEVA YORK

Macri: "Un ataque cobarde destrozó a cinco familias"

En Rosario sepultaron ayer a las víctimas de Nueva York.

Macri ayer en el lugar del atentado en Nueva York. Foto: AFP
Macri ayer en el lugar del atentado en Nueva York. Foto: AFP

Con emotivos discursos y flores blancas, el presidente Mauricio Macri y el alcalde de Nueva York, Bill De Blasio, rindieron homenaje ayer lunes a los cinco argentinos que murieron en el atentado de la semana pasada en Manhattan.

"Los argentinos hacemos un culto de la amistad, querido intendente, y ellos estaban acá festejando 30 años de recibirse en el mismo colegio, de compartir vidas, de compartir sueños", dijo Macri en la ciclovía de Tribeca donde un uzbeko de 29 años atropelló con una camioneta a una veintena de ciclistas y peatones en nombre del grupo yihadista Estado Islámico (ISIS). Entre ellos estaba un grupo de 10 amigos de Rosario, que celebraban su graduación hace tres décadas. Cinco murieron, uno permanece internado en Nueva York y otros cuatro salieron ilesos tras ser testigos directos del ataque. Doce personas fueron heridas en total.

"Lamentablemente cinco familias se han quedado destrozadas" tras un "ataque cobarde", afirmó Macri. Pero esta tragedia debe "unirnos más, hacer confirmar y resaltar nuestra convicción por la paz" y reforzar la cooperación internacional en materia de terrorismo, señaló el mandatario, que inició una visita de tres días a Nueva York.

Macri y su esposa, Juliana Awada, depositaron un ramo de flores blancas sobre el murito de piedras de la ciclovía, al igual que el alcalde de Nueva York, Bill De Blasio, y su esposa.

De Blasio aseguró que los argentinos fallecidos "serán recordados para siempre como neoyorquinos", al igual que la belga de 31 años, madre de dos niños pequeños, que también murió en el ataque. Las otras dos víctimas eran estadounidenses.

"Vivimos a 5.000 millas (8.000 km) de distancia, pero tenemos un tremendo sentimiento de unidad (...) y compartimos el mismo dolor porque esta es una pérdida que tenemos en común", declaró el alcalde en referencia al peor atentado en Nueva York desde el 11 de septiembre de 2001, y el único que dejó muertos desde esa fecha. De Blasio recalcó que Nueva York se enorgullece de ser una ciudad que es símbolo de la tolerancia "y eso es justamente lo que los terroristas quieren socavar".

Unos 200 argentinos participaron este domingo en el Maratón de Nueva York, vestidos con la camiseta de la selección y una cinta negra en sus brazos.

Contra el atacante, Sayfullo Saipov, se han presentado cargos por terrorismo. Puede ser sentenciado a cadena perpetua, e incluso a la pena de muerte como ha propuesto el presidente Donald Trump.

Funeral.

En tanto, familiares de los cinco argentinos muertos en Nueva York les rindieron ayer lunes honras fúnebres en Rosario, en un ambiente de dolor por las pérdidas y enojo por haber sido víctimas de un acto terrorista.

"Están con mucho dolor y mucha bronca por lo sucedido, pero más allá de eso, están bien, con mucha entereza pasando este momento", dijo Pablo Farías, ministro de gobierno de la provincia de Santa Fe.

Los velatorios se realizaron en la más estricta privacidad, con vallas metálicas alrededor y policías de custodia. Las familias pidieron se garantice la intimidad de las ceremonias funerarias. No se informó sobre el momento de las inhumaciones.

Los ataúdes habían llegado al amanecer al aeropuerto internacional Ezeiza, en Buenos Aires, y trasladados por carretera en cortejo fúnebre hacia Rosario. Familiares y sobrevivientes llegaron en el mismo vuelo.

"Queremos hacer un ruego: que el amor venza al odio, que la vida se imponga a la muerte", habían señalado los cuatro sobrevivientes del atentado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)