Fiorina, experta empresaria, lanzó un agudo ataque contra Hillary Clinton

En la lucha por la Casa Blanca hay 2 mujeres

Dos mujeres quieren llegar a la Presidencia de Estados Unidos en las elecciones de noviembre de 2016: Hillary Rodham Clinton, con larga y notoria trayectoria política como senadora y Secretaria de Estado, que ahora aspira por segunda vez a la candidatura presidencial por el Partido Demócrata, y Carly Fiorina, ex jefa ejecutiva de la empresa Hewlett-Packard, quien carece de experiencia política y luchará por la candidatura en el Partido Republicano.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fiorina ha causado reacciones favorables a sus propuestas. Foto: Reuters.

A Hillary Clinton, las últimas encuestas la muestran con renovadas posibilidades de triunfo en el ámbito de su partido, ya que hasta ahora solo tiene como rival al senador Bernard Sanders, quien es independiente, pero con posiciones muchas veces coincidentes con el Partido Demócrata.

En cambio, a Fiorina, los expertos en ciencias políticas no le adjudican muchas opciones de victoria, debido a que enfrenta en filas republicanas a tres aspirantes de peso como son los senadores Rand Paul, Ted Cruz y Marco Rubio, a uno con menos opciones como el neurocirujano retirado Ben Carson y otro que es bien considerado, el exgobernador Mike Huckabee, entre la diversidad que muestra esa fuerza política.

Hillary Clinton parece haber superado la andanada de críticas sobre el uso de su cuenta privada de e-mail cuando fue Secretaria de Estado y las prácticas de la fundación de su familia, lo que indica que inicia su nuevo intento presidencial con inusual durabilidad entre los votantes demócratas.

Los estadounidenses ahora ven a Hillary Clinton de manera más favorable que más temprano en el año, especialmente respecto de su ética, indica una encuesta de The New York Times y del departamento de noticieros de la cadena televisiva CBS. Casi nueve de cada diez demócratas señalaron que el país está pronto para elegir a una mujer a la presidencia.

Cambio.

Clinton sigue siendo una figura que divide —casi el mismo porcentaje de estadounidenses tiene una opinión favorable como desfavorable de ella— pero su tasa a favor ha mejorado nueve puntos porcentuales desde que en marzo se reveló que no usó una cuenta de correo electrónico del gobierno mientras era Secretaria de Estado.

El número de estadounidenses que considera que Hillary tiene fuertes cualidades de liderazgo creció ocho puntos porcentuales, pasando de 57% a 65%, en el mismo periodo. De cualquier manera, comenzó la campaña con menos votantes indicando que posee esas cualidades que en julio de 2007, cuando inició su primer intento presidencial.

A los demócratas parece no preocuparles el caso de la cuenta de correo electrónico ni lo que hace la fundación de su familia. Mientras 48% de los estadounidenses dice que Clinton es honesta y confiable, alrededor de cuatro de cada cinco demócratas considera que tiene esas cualidades, y casi el mismo número de demócratas indica que ella comparte los mismos valores por los que se rigen los estadounidenses.

A Hillary también la ayuda la popularidad que perdura de su marido, el expresidente Bill Clinton: 76% de los demócratas tienen una imagen positiva de él y solo 4% lo ven de manera desfavorable. Asimismo, siete de cada diez votantes demócratas estima que Bill Clinton tendrá mucha o alguna influencia sobre Hillary si ella llegara a ser presidenta. Muchos preguntas qué papel jugará Bill en la campaña.

Rival.

En cambio, las encuestas no presentan una perspectiva favorable para Carly Fiorina, desde que anunció su postulación. Las primeras encuestas mostraron que solo una franja reducida de republicanos la apoya por ahora, aunque ha suscitado la atención de votantes conservadores de varios estados, debido a sus agudos ataques a Hillary Clinton y su enjundiosa posición contraria al aborto. Si bien ha señalado que siente mucha admiración por Hillary Clinton, no dejó de comentar que, en su opinión, no tuvo logros como Secretaria de Estado y tampoco ha sido transparente sobre varios asuntos que importan, como son el uso del correo electrónico privado, las donaciones de gobiernos extranjeros a la fundación familiar y la manera cómo manejó el ataque contra el complejo de la embajada de Estados Unidos en Bengazi, Libia, en el que murió el embajador.

En 1999, fue la primera mujer en tomar las riendas de la compañía Hewlett-Packard, y ahora quiere hacer valer su experiencia en el mundo empresarial para lograr la candidatura republicana.

Su anuncio lo hizo a través de un video en su página web oficial y también concedió una entrevista a la cadena de televisión ABC, en la que se definió como "la mejor persona" para desempeñarse en la Presidencia de Estados Unidos. "Entiendo cómo funciona la toma de decisiones ejecutivas, lo que significa saber resolver casos difíciles, en tiempos difíciles y cuando hay mucho en juego". Asimismo, estimó: "Soy la mejor persona para el cargo porque realmente entiendo cómo funciona la economía".

Asimismo, en esa entrevista expresó —en alusión a sus antecedentes como ejecutiva en corporaciones— que "la intención fue que nuestro país tuviera un gobierno de ciudadanos y por algún motivo llegamos a esta situación en nuestra historia donde pensamos que necesitamos una clase política profesional". Agregó que Estados Unidos se encuentra en un momentro decisivo de su historia y por consiguiente "resulta totalmente razonable que se busque una figura fuera de la clase política".

No se sabe si su experiencia en el ámbito empresarial resultará una ventaja. En principio, no lo fue. En su frustrado intento en 2010 por conquistar la banca que tenía la senadora demócrata Barbara Boxer, —fue su primera incursión en política— enfrentó preguntas sobre numerosos despidos que hizo en Hewlett-Packard.

El Partido Republicano tiene aspirantes para todos los gustos.

El Partido Republicano ya tiene ocho competidores en la carrera por conquistar la candidatura presidencial.

Ted Cruz, de 44 años, hijo de inmigrantes cubanos, abogado que cumple su primer periodo como senador, abrió la contienda, en abril, con un discurso en un centro universitario cristiano. Es visto por republicanos y demócratas como una figura que causa división en Washington DC, pero en opinión de muchos conservadores y evangélicos es un héroe que dice la verdad.

El segundo que apareció en la escena electoral es Rand Paul, un oftalmólogo de 52 años, que representa al Estado de Kentucky en el Senado desde 2011, defiende posiciones conservadoras y del ideario libertario. El tercero en postularse fue el senador Marco Rubio, de 43 años, hijo de inmigrantes cubanos que llegaron a Estados Unidos en 1956. Su promesa es reconstruir el sueño americano. También están en carrera la exempresaria Carly Fiorina, el neurocirujano Ben Carson, de 63 años, de credo adventista y sin experiencia en política y Mike Huckabee, ex gobernador de Arkansas. El miércoles, anunció su candidatura el ex senador por Pennsylvania, Rick Santorum y al día siguiente lo hizo el ex gobernador de Nueva York, George Pataki, de 69 años, quien promete derogar la reforma del sistema de salud del presidente Obama. (FUENTES: THE NEW YORK TIMES Y EFE)

PROTAGONISTA.

Todos están esperando decisión de Jeb Bush.

La gran expectativa en el Partido Republicano es suscitada por Jeb Bush, de 62 años, graduado en Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Texas, casado con una mexicana, hijo y hermano de presidentes de Estados Unidos y ex gobernador del Estado de Florida. Desde diciembre pasado, explora la posibilidad de buscar la candidatura presidencial en el ámbito de un partido que ya tiene ocho aspirantes.

Ha sostenido reuniones con diversos sectores de la sociedad estadounidense para exponer sus ideas y propuestas a los grandes desafíos que enfrenta el país en lo interno y en el mundo.

El hecho de que habla español y tiene fuertes vínculos con la creciente comunidad latinoamericana de Estados Unidos, cuyos votantes logran cada vez más incidencia en la vida política del país, es considerado un punto importante a su favor con vista a la eventual candidatura presidencial.

En un acto que realizó en fecha reciente, en Miami, explorando sus posibilidades de ser candidato, Bush dijo que los únicos dos países que han mejorado gracias a la política exterior del presidente Barack Obama son Cuba e Irán. Sostuvo que Obama ha fallado "a la hora de apoyar a la gente que está siendo perseguida" y que se necesitan "líderes que reconozcan que la presencia de Estados Unidos en el mundo no es peligrosa, sino que de hecho, es necesaria". Asimismo, indicó que "los terroristas islamistas crean una gran inestabilidad no solo en la región sino en nuestro país". (FUENTES: THENEW YORK TIMES Y EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)