vaticano

Lucha de poder entre cardenales que eligieron al papa Francisco

La revista italiana L'Espresso difundió documentos que muestran la molestia dentro del Vaticano por los gastos excesivos del cardenal encargado de asuntos económicos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El papa Francisco con el portavoz Lombardi. Foto: AP

El Vaticano condenó el viernes la filtración de documentos que, según un reporte de medios, muestra una lucha de poder en la Santa Sede por reformas económicas y gastos excesivos en los que habría incurrido el cardenal encargado de implementarlas.

La revista L'Espresso dijo que había visto minutas de reuniones y correos electrónicos que muestran que cardenales mayormente italianos creen que el cardenal George Pell ha acumulado demasiado poder.

Pell es un extranjero llevado por el Papa desde Australia a Roma para supervisar las a menudo poco claras finanzas del Vaticano tras décadas de control por parte de los italianos.

Los cardenales que eligieron al Papa Francisco en 2013 le entregaron el mandato de realizar una limpieza tras una serie de escándalos financieros que, en su mayoría, involucraban al Banco Vaticano.

El Sumo Pontífice estableció el Secretariado para la Economía el año pasado y le dio a Pell, que es su director, amplios poderes para limpiar las finanzas del Vaticano y alinearlas con los estándares internacionales.
"Filtrar documentos confidenciales a los medios para provocar polémicas y alimentar discusiones no es nada nuevo, pero siempre es algo a condenar y es ilegal", comentó el portavoz del Vaticano, el sacerdote Federico Lombardi.

Lombardi dijo que era "normal" tener desacuerdos sobre temas financieros y legales complejos y condenó al artículo, al que calificó como "indigno y mezquino" debido a su ataque personal contra Pell.
Pell no pudo ser ubicado para comentar sobre el reporte.

La revista afirmó que el departamento de Pell había gastado medio millón de euros en sus primeros seis meses, más que nada en personal y equipamiento, pero que algunos gastos eran personales, incluyendo 2.508 euros (2.813 dólares) para vestimentas que el cardenal habría comprado a un conocido sastre de ropa religiosa en Roma.

También dijo que el departamento había gastado decenas de miles de euros para renovar y amoblar un departamento en Roma para que lo usara un administrador de empresas que el cardenal llevó desde Australia para ayudarlo a sanear las finanzas del Vaticano.

El portavoz dijo que el departamento de Pell seguía implementando reformas y que en pocos meses publicará por primera vez los estados financieros de 2014 para cada departamento vaticano.

El escándalo "Vatileaks" en 2012 -en el que el mayordomo del ex Papa Benedicto XVI fue arrestado por filtrar a los medios papeles privados del Pontífice- planteó la existencia de corrupción en la Santa Sede, algo que el Vaticano negó

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)