CAMBIO CLIMÁTICO

Las luces se apagan en el mundo para la décima Hora del Planeta

Miles de personas en todo el mundo participan de esta iniciativa del Fondo Mundial para la Naturaleza. La propuesta es que, para las 20:30 de este sábado, toda fuente iluminación que funcione con energía eléctrica esté apagada durante 60 minutos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Hora del Planeta en el Puente de Brandeburgo, en 2012. Foto: David Biene / WWF

Las luces se apagarán en todo el mundo a las 20:30 del sábado por la noche, para celebrar la décima Hora Anual del Planeta y para recordar la necesidad de tomar acciones contra el cambio climático, como consecuencia de la combustión del carbón, el petróleo y los gases de los automóviles y plantas de energía.

La iniciativa del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) comenzó en Australia en 2007 como un gesto contra las emisiones de dióxido de carbono producidas por el hombre. En 2017, consistirá en apagar las luces eléctricas durante una hora en 7.000 ciudades de 172 países, a las 20:30 hora local, con el objetivo de resaltar la necesidad de actuar sobre el cambio climático y de ahorrar unos pocos megavatios de energía en el proceso.

Si bien los organizadores de la Hora del Planeta dijeron que no auditan los resultados de ahorro de energía de la iniciativa, el grupo ha encargado una investigación que indicó que hasta uno de cada cuatro australianos participa. WWF dice que la Hora del Planeta puede acreditarse varias iniciativas ambientales, como la declaración de un parque marino de 3,4 millones de hectáreas en aguas de Argentina, la plantación de un bosque en Uganda y la prohibición de los plásticos blandos en las Islas Galápagos.

Los primeros en apagar

Desde Australia, las luces han comenzado a apagarse a través de Asia, donde el skyline de Hong Kong se oscureció, mientras que en la pagoda más sagrada de Myanmar, Shwedagon, 10.000 lámparas de aceite se encendieron para brillar por la Hora del Planeta. En Pekín, la sede de la televisión china también se quedó a oscuras.

En Singapur, sedes de más de 200 organizaciones, incluyendo los edificios del icónico skyline de la ciudad-estado apagaron sus luces para la ocasión. Los organizadores dicen que casi 35.000 personas siguieron las actuaciones y participaron en una "carrera sostenible", con algunos corredores disfrazados de osos panda y de tigres para concienciar sobre la protección de la fauna. Y en Japón, el famoso edificio Sony de la avenida Ginza de Tokio dejó de brillar en honor a la Hora del Planeta.


Más que apagar las luces


La primera edición, hace diez años, tuvo lugar únicamente en la capital australiana, recordó WWF. "Lanzamos la Hora del Planeta en 2007 para mostrar a los dirigentes que los ciudadanos se preocupaban por el cambio climático", indicó Siddarth Das, director de la iniciativa.

"Ese momento simbólico es ahora un movimiento mundial. Es realmente humilde y dice mucho sobre el poderoso papel que juegan las personas en los temas que afectan a sus vidas", añadió.  En esta edición, a las 20:30 hora local, tendrán lugar todo tipo de actividades en el resto de ciudades: un concierto con velas en Lisboa, plantación de árboles en Tanzania, y como es tradicional, muchos monumentos apagarán sus luces: el Empire State Building, las pirámides egipcias, el Kremlin, la Acrópolis de Atenas, la Alhambra de Granada, etc.

Cada uno podrá igualmente apoyar la iniciativa a través de la página del movimiento en Facebook y de su sitio web.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)