LA HORA DE EUROPA

Londres activa el Brexit y Escocia juega fuerte por su independencia

Inician el proceso de la ruptura británica con UE; los escoceses votan nuevo referéndum.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La primera ministra May firmó la carta que comunica la activación del artículo 50. Foto: AFP

Tambores de secesión suenan fuerte en el Reino Unido. Hoy miércoles Londres activará el Brexit, la salida británica de la Unión Europea (UE), el primer país en abandonar el bloque que el sábado festejó su 60 aniversario. Pero este histórico paso se vio ayer algo opacado por la decisión del Parlamento de Escocia de promover un nuevo referéndum para independizarse del Reino Unido y quedarse dentro de la UE.

El paso que formalizará a partir de hoy la primera ministra Theresa May es producto de otro referéndum, el del 23 de junio pasado cuando los británicos votaron por salirse del bloque europeo. Sin embargo, en ese referéndum los escoceses votaron mayoritariamente a favor de la permanencia, dando pie a una nueva demanda para pronunciarse sobre la secesión.

May tiene ante sí un escenario difícil pues tendrá que buscar —en el plazo fijado de dos años de negociaciones— un acuerdo que satisfaga a las naciones que conforman el Reino Unido y también a la UE. El puntapié inicial lo dará hoy el embajador británico en la Unión Europea, Tim Barrow, cuando entregue personalmente al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, la carta en la que Londres notifica que invoca el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que establece el proceso para la salida de un país comunitario. A partir de ahí, empieza la cuenta atrás para consumar la desconexión, que deberá hacerse efectiva el 29 de marzo de 2019.

También hoy miércoles, paralelamente, May acudirá al Parlamento británico para informar a los diputados en la Cámara de los Comunes que ha activado el artículo 50.

Londres y Bruselas —sede de la UE— deberán aclarar qué ocurrirá con la situación legal de los comunitarios que viven en el Reino Unido así como con los británicos que residen en el continente tras el Brexit.

Escocia.

El inicio del proceso del Brexit se da en el marco de un nuevo empuje independentista de Escocia. Ayer, el Parlamento escocés votó a favor de la propuesta de la ministra principal, Nicola Sturgeon, de llevar adelante un nuevo referendo por la independencia a fines de 2018 o inicios del año siguiente, una vez que estén más claros los términos del Brexit. El legislativo decidió, por 69 votos a favor y 59 en contra, darle a Sturgeon un mandato para tramitar el permiso del Parlamento británico para un referendo. Es el Parlamento británico —donde la primera ministra May tiene mayoría— el que decide si Escocia puede celebrar un segundo plebiscito.

"Escocia, al igual que el Reino Unido, está frente a una encrucijada", dijo Sturgeon al inicio del debate parlamentario de ayer martes. "Cuando el artículo 50 del Tratado de Lisboa se active, el camino para nuestro país será inevitable", indicó.

Escocia votó contra la independencia en un referendo en 2014 (55% a 45%), pero Sturgeon señaló que la situación ha cambiado debido a la decisión británica de abandonar la UE.

"Cuando se aclare la naturaleza de los inevitables cambios por el Brexit, los mismos no deberían ser una imposición para nosotros", sostuvo Sturgeon.

May viajó a Escocia el lunes para reunirse con Sturgeon, en un último intento de acercar posiciones, pero ninguna de las dos se movió de la suya. "Mi posición es muy simple y no ha cambiado", dijo May en una entrevista con la agencia británica Press Association. "Y es que ahora no es el momento de hablar de un segundo referéndum de independencia".

Antes, en un discurso, describió la unión de Inglaterra, Escocia, Irlanda del Norte y Gales —que conforman el Reino Unido— como "una fuerza imparable". Sin embargo, Escocia ha mantenido una intensa relación de amor y odio con Inglaterra. Supone un tercio del territorio del Reino Unido y 8,4% de su población de 65 millones de habitantes.

La Escocia de hoy sigue reivindicando sus raíces célticas y el inglés convive con el escocés y el gaélico escocés. También mantiene su bandera —la Cruz de San Andrés, patrón de Escocia— y su propio himno.

Cada región/nación del Reino Unido, incluyendo a Escocia, tiene sus propias ligas deportivas y selecciones nacionales, una excepción internacional. Aunque Escocia usa la libra, tres bancos escoceses conservaron el privilegio de emitir moneda. Como Irlanda del Norte, Escocia tiene su propio sistema judicial.

Los nacionalistas escoceses fundaron en 1934 el Partido Nacional Escocés (SNP), que hoy gobierna en la región y al que pertenece Sturgeon.

En 1998, Escocia recuperó un estatuto semiautónomo y su Parlamento, pero las competencias en defensa y política internacional siguen siendo del gobierno central.

Irlanda.

Escocia no es el único frente interno abierto para May. En Irlanda del Norte, el ascenso de los republicanos está dificultando la formación de un gobierno de unidad con los protestantes unionistas, y el ministro para el Brexit, David Davis, admitió, en una carta a la que tuvo acceso el diario The Times, que los norirlandeses pueden solicitar un referéndum para la reunificación con Irlanda, en virtud del acuerdo de paz del Viernes Santo.

"Si la mayoría de los norirlandeses votaran alguna vez a favor de ser parte de una Irlanda unida, el Gobierno británico honrará su compromiso de permitir que ocurra", escribió Davis, según The Times, en la misiva dirigida a un político norirlandés unionista.

La carta.

La primera ministra británica, Theresa May, firmó ayer martes la carta que comunica al Consejo Europeo que el Reino Unido activa el artículo 50 del Tratado de Lisboa para la salida del bloque. La carta, que da inicio al proceso del Brexit, será entregada hoy miércoles por el embajador británico en la UE al presidente del Consejo Europeo.

PORTADA DEL DIARIO DAILY MAIL.

Polémica en el Reino Unido por las piernas de May y Sturgeon.

En medio del debate por la independencia de Escocia y el inicio del proceso del Brexit británico, una fotografía acaparó ayer la atención en el Reino Unido. Theresa May, primera ministra británica, y Nicola Sturgeon, la ministra principal de Escocia, de piernas cruzadas mirando a la cámara. La foto la publicó en portada el diario sensacionalista británico Daily Mail con un título que hacía un juego de palabras. Decía que no importaba el Brexit, sino el "legs (piernas)-it".

En sus páginas interiores agregaba: "¿Sus mejores armas? ¡Esas piernas!", acompañando una nota de la columnista Sarah Vine, para quien Sturgeon es más coqueta con las piernas cruzadas, "en un claro intento de seducir".

La portada fue calificada como "imbécil", "ofensiva" y "sexista" por varios políticos británicos, y criticada por el diario The Guardian y la cadena CNN. La publicación también generó burlas de usuarios de las redes sociales. El exeditor del The Guardian, Alan Rusbridger, publicó la histórica foto de los líderes de la Segunda Guerra Mundial Josef Stalin, Franklin D. Roosevelt y Winston Churchill en la conferencia de Yalta de 1945, con el comentario "lindas piernas". James Slack, portavoz de la primera ministra May, se negó a comentar la portada del Daily Mail, del que fue editor de política hasta hace poco. "No se podía esperar que comente lo que los periódicos deben o no deben poner en sus portadas", dijo. El Daily Mail se defendió y recordó que suele comentar sobre la apariencia física de los políticos, y mencionó los casos de la cintura del ex primer ministro David Cameron, el pelo del conservador George Osborne, la ropa del líder laborista Jeremy Corbyn o las piernas del ministro de Exteriores, Boris Johnson.

PARA ENTENDER EL BREXIT - EL PROCESO DE SECESIÓN DE LA UE.

¿Qué es el Brexit?

Contracción de dos palabras: "British" (británico/a) y "Exit" (salida), el abandono británico de la Unión Europea. El término tiene su origen en el que inventaron en 2012 dos economistas del estadounidense Citigroup para referirse a la salida de Grecia de la Eurozona, "Grexit", que finalmente no se concretó. El instituto de debate British Influence fue el primero que adoptó la palabra para uso británico.

¿Qué es el artículo 50 del Tratado de Lisboa?

Es parte del Tratado Europeo de Lisboa, que fue firmado en 2007 y entró en vigor en 2009. "Todo Estado miembro podrá decidir, de conformidad con sus normas constitucionales, retirarse de la Unión", estipula. El Reino Unido es el primer país que abandona el bloque desde su creación hace 60 años.

¿Qué pasa una vez invocado el artículo 50?

Comienza un periodo negociador formal de dos años entre la UE y el Reino Unido a fin de establecer los términos para el "Brexit" y fijar las pautas de las nuevas relaciones. Las futuras relaciones comerciales o judiciales de Londres con la UE serán objeto de negociaciones separadas que podrían llevar años, hasta una década.

¿Cuándo saldrá el Reino Unido de la UE?

Dejaría de pertenecer a la UE en la primavera de 2019. Ambas partes pueden acordar extender las negociaciones.

La situación de los comunitarios.

Actualmente, hay 3,15 millones de ciudadanos comunitarios residiendo en el Reino Unido frente a 900.000 británicos que viven en países del continente. La situación de ambos es incierta.

¿Y si el Reino Unido quiere volver a la UE?

Su petición se sometería al mismo procedimiento establecido para cualquier otro Estado que desee adherirse.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)