FORTUNAS OBSCENAS

"Hasta aquí llegamos", dicen los más tenaces militantes K

Pablo Echarri y Gerardo Romano admiten estar “abatidos” y “abochornados”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hace dos meses, colocaron alambre de púa y una lona de monasterio. Foto: La Nacion / GDA

Los actores y periodistas que con más tenacidad han defendido al kirchnerismo en momentos difíciles tiraron ayer la toalla y confesaron que la imagen del viceministro de Obras Públicas, José López, escondiendo nueve millones de dólares en un monasterio los "avergüenza" y "abochorna". "Hasta aquí llegamos", dijeron, palabras más, palabras menos, quienes hasta hace poco se mostraban como las principales espadas de los Kirchner.

"Es un hecho bisagra, marca un antes y después. Me siento triste. Siento desilusión absoluta y estoy abatido", dijo el actor Pablo Echarri, acérrimo defensor del gobierno popular y nacional kirchnerista. "Fue un golpe duro para el kirchnerismo. Expuso a quienes pusimos el pecho y el cuerpo por los ideales. Ahora sólo nos queda crear un espacio totalmente nuevo, con las mismas convicciones y los mismos valores. Pero poniendo énfasis en condenar los hechos de corrupción", agregó.

En tanto, el actor Gerardo Romano confesó estar "totalmente abochornado, totalmente atribulado, muy angustiado".

López fue viceministro de Obras Públicas durante los tres gobiernos kirchneristas, y mano derecha del ministro Julio De Vido, sindicado como el "cajero" de los Kirchner en las denuncias que apuntan a una extendida trama de corrupción con licitaciones del Estado.

Víctor Hugo Morales sostuvo que el episodio es "el más increíble de la historia reciente argentina" y lo consideró "indefendible". El periodista "ultra K", como lo define Clarín, Diego Brancatelli, panelista de unos de los programas más vistos de la televisión argentina, dijo: "Es un punto cero. Hasta acá aguantamos. Si queremos reconstruir un espacio político, si queremos volver (hizo comillas con los dedos) tenemos que empezar de cero". A la hora de condenar a López eligió las palabras "obsceno" y "poco inteligente".

El humorista Coco Sily, uno de los primeros de la farándula porteña en dar a conocer su simpatía por el kirchnerismo, dio a conocer una carta en la que pide explicaciones a sus líderes. "Es un gran momento para que quienes fueron nuestros conductores, paren de bailar en los balcones y salgan a explicar las cosas, una por una, porque yo te creo, yo te banco, pero si me cagás no te creo y no te banco más".

Y exige: "hablemos de nuestros bolsos llenos de guita, de la gente, de nuestros traidores, de nuestros chorros".

A los "militantes mediáticos" le siguieron ayer dirigentes políticos del ala dura del kirchnerismo que comienzan a marcar distancia del "modelo".

Ayer tres diputados y una senadora abandonaron las filas del kirchnerista Frente para la Victoria (FpV) en el Congreso.

Los bultos.

Casi 22 horas tardaron las autoridades en contar fajos de billetes en 160 bultos. "Son 8.982.047 dólares, 153.610 euros, 425 yuanes y 49.800 pesos, más dos reales de Catar", detalló el presidente del estatal Banco Provincia, Juan Curuchet, custodio del dinero mal habido y que López pretendía esconder en un monasterio en horas de la madrugada, cuando fue pescado in fraganti por la Policía.

"Estaba medio loco. Decía: Me van a llevar preso. Le pregunté por qué y me dijo: porque yo robé dinero para venir a ayudar acá", relató ayer a radio La Red una religiosa no identificada del Monasterio de las Monjas Orantes y Penitentes de Nuestra Señora de Fátima.

La abogada de López, Fernanda Herrera, confirmó que su defendido "está muy mal". "Tiene alucinaciones, escucha voces, está delirando", dijo la letrada. Pero ayer, tras ser atendido en un hospital zonal, los médicos descartaron que tenga una patología psiquiátrica.

"Estaba un poco tensionado e hipertenso, pero no otra cosa. No detectamos ninguna patología y fue externado", declaró el jefe de guardia, Patricio Diez.

La monja reconoció a López como una persona amiga del lugar, al igual que al exministro De Vido, ambos muy cercanos al arzobispo Rubén Di Monte, conocido en el barrio como el "párroco K" y fallecido en abril pasado. "Es un hombre muy bueno. Acá venía una vez al año y nos ayudaba", apuntó la religiosa.

La justicia había activado con el nuevo gobierno, que asumió en diciembre de 2015, causas por supuesto lavado de dinero o evasión fiscal contra empresarios allegados a los expresidentes Néstor y Cristina Kirchner (2003-2015). Uno es Lázaro Báez, de 59 años. Era empleado bancario en la provincia patagónica de Santa Cruz, bastión de los Kirchner. Amasó fortuna con la gran cantidad de obras públicas adjudicadas a sus empresas. Está detenido desde el 5 de abril, imputado por desviar fondos a cuentas en Suiza.

Posee 400.000 hectáreas en la Patagonia, algunas cerca de El Calafate, la paradisíaca villa turística frente al imponente glaciar Perito Moreno.

Otro caso es el de Cristóbal López, un empresario conocido como el zar de los casinos, que supo crecer y diversificarse con su cercanía a los Kirchner en negocios en energía y medios de comunicación.

Leandro Despouy, expresidente de la Auditoría General de la Nación (AGN) entre 2002 y enero de 2016, dijo que "siempre" supo que "la forma de corrupción durante el kircherismo era en efectivo". Despouy explicó que fue una "modalidad de corrupción" diferente a la del expresidente Carlos Menem (1989-1999). Dijo que "en la obra pública hay una forma clara de acumulación de dinero. Los anticipos financieros (en el kirchnerismo) se hacían empezara la obra o no, y en efectivo". "El dinero sucio se transformó en divisas. La única forma que tenían (de esconder la plata) era enterrarlo. No había forma de sacarlo", afirmó.

El juez federal Daniel Rafecas, que investiga a José López por presunto enriquecimiento ilícito, ordenó inhibir todos sus bienes. En paralelo, la fiscalía solicitó hacer allanamientos en las propiedades que López tiene en Tucuman, su provincia de origen. Si bien no trascendió la cantidad de lugares donde se trabajará, se mencionan tres o cuatro inmuebles, con centro en un establecimiento de venta de productos para el agro cercano a Concepción, a 80 kilómetros al sur de esta capital.

Además, ayer de tarde se realizaron allanamientos en tres propiedades del exsecretario de Obras Públicas en la localidad santacruceña de El Calafate —donde está ubicado el hotel del que es propietaria la expresidenta argentina Cristina Fernández, acusado de ser un instrumento para lavar dinero público—.

OTROS ACUSADOS DEL KIRCHNERISMO.

Lázaro Báez - Empresario durante la era K.

Fue el principal adjudicatario de obra pública en la provincia de Santa Cruz. Está procesado con prisión por presunto lavado de dinero. Era cajero de un banco y se hizo millonario.

Ricardo Jaime - Exministro de Transporte.

Está procesado, con prisión preventiva desde abril pasado, en una causa que investiga presuntas irregularidades en la compra de trenes a España y Portugal. Tiene otras causas abiertas.

Julio De Vido - Exministro de Planificación Federal.

Es investigado en una causa por el choque ferroviario que dejó 52 muertos en 2012 en Buenos Aires. Le embargaron el 20% de su sueldo que cobra como diputado.

¿QUÉ TENÍA JOSÉ LÓPEZ?

1 - Rifle: 140 metros de alcance.

La policía encontró en los alrededores del monasterio un rifle calibre 22 sin un permiso vigente. Esta arma, un modelo Sig Sauer 522LR, tiene una carga de 10 a 25 disparos, pesa 2,8 kilogramos y fue diseñada en 2009. Cuenta con capacidad de 10 a 25 disparos. La policía también informó que tenía una pistola 9 milímetros.

2 - Casi unos US$ 9 millones.

Intentaba esconder US$ 8.982.047. Entre esa cantidad también se decomisó 153.610 euros, 425 yuanes, 49.800 pesos argentinos, 2 riyales de Qatar. Según un cálculo del diario La Nación, con todo ese dinero se podrían pagar 15.713 salarios mínimos, el equivalente a 25.538 jubilaciones mínimas u 8.154.981 litros de leche.

3 - Una mansión en la localidad de Tigre.

Una mansión con piscina, ubicada en Tigre, provincia de Buenos Aires, era donde tenía los casi 9 millones de dólares López antes de trasladarlos al monasterio. Para llegar a este convento utilizó un Chevrolet Meriva. A última hora de ayer, la policía divulgó imágenes de parte del recorrido que realizó.

4 - Media docena de relojes.

La policía también incautó media docena de relojes importados de alta gama. Lo encontraron en la cocina del monasterio en varios bolsos -donde también estaban los fajos de billetes- .También hallaron dos iPhones. La justicia ordenó inhibir todos sus bienes, según informó ayer el juez federal Daniel Rafecas.

5 - Propiedades en dos provincias.

José López contaba con tres propiedades en la localidad de El Calafate, en la provincia de Santa Cruz, donde hizo toda su carrera política junto a los Kirchner. A su vez, en Tucumán, su provincia natal, se le investigan varias propiedades. Se mencionan tres o cuatro inmuebles; uno es de ventas de productos para el agro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)