Pero advirtió que los términos del pacto nuclear no deben ser “excesivos”

El líder supremo de Irán dijo estar dispuesto a un acuerdo

El líder supremo de Irán sugirió ayer que podría respaldar un acuerdo nuclear justo con las potencias mundiales, en el que ninguna de las partes obtenga todo lo que quiere, apoyando a los negociadores iraníes criticados en casa por partidarios de línea dura que se oponen a un acercamiento con Occidente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El ayatolá Alí Khamenei, en el poder desde 1989. Foto: Archivo El País

"Yo estaría de acuerdo con cualquier acuerdo que pudiera hacerse. Por supuesto, no quiero un acuerdo malo", dijo el ayatolá Ali Khamenei en un comunicado divulgado por su oficina y publicado por la agencia de noticias Isna.

Pero en su mensaje Khamenei pareció respaldar el enfoque conciliatorio del presidente Hassan Rohani, que retomó la diplomacia con los poderes de Occidente poco después de su contundente victoria electoral en el 2013.

"Como dijo el presidente, las negociaciones significan llegar a un punto común. Por lo tanto, la otra parte (...) no debería esperar que sus ilógicas expectativas se materialicen", dijo el líder, que ocupa su puesto desde 1989. "Esto significa que una parte no terminaría obteniendo todo lo que quiere", agregó Khamenei, que era muy conocido por sus posturas contra la distensión con Occidente hasta que dio su aprobación para que Rohani intentara acabar con la larga disputa nuclear con las potencias, que le costó el aislamiento internacional a Irán.

Advertencia.

A pesar de todo, Khamenei, en una declaración que pareció apuntar a mantener de su lado a los seguidores de línea dura reiteró: "La nación iraní no aceptará ninguna demanda excesiva ni comportamiento ilógico".

Occidente sospecha que Irán encubiertamente está buscando desarrollar capacidad para armas nucleares en lugar de, como asegura el gran productor petrolero, una fuente de energía alternativa para sus civiles a través de su enriquecimiento de uranio. Irán niega que las armas nucleares estén en su agenda.

Un amplio acuerdo nuclear es considerado crucial para reducir el riesgo de una guerra más extendida en Oriente Medio, en momentos en que Irán está muy involucrada en los conflictos de Siria e Irak.

Después de casi un año de conversaciones, los negociadores no lograron por segunda vez en noviembre cumplir con una fecha límite auto impuesta para cerrar un acuerdo.

Sus comentarios coincidieron con una serie de reuniones entre el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif e importantes diplomáticos de Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido y Francia en la conferencia anual de seguridad de Munich.

Zarif describió esto como una "discusión muy seria".

Los negociadores han puesto una fecha límite final para llegar a un acuerdo el 30 de junio que termine con el punto muerto de 12 años sobre las ambiciones nucleares de Irán y las intenciones de limitar su programa nuclear a cambio del levantamiento de sanciones, después de haber establecido una extensión de siete meses el pasado noviembre.

Los principales puntos pendientes siguen siendo el ritmo en el que las sanciones serían levantadas, el tamaño de la capacidad para producir combustible nuclear de Irán —una consideración clave para prevenir la producción de material para bombas— y la extensión del eventual acuerdo.

Teherán y Washington rompieron las relaciones diplomáticas después de la revolución islámica de 1979 en Irán, pero después retomaron algunos contactos tentativo sobre temas específicos como las guerras en Afganistán e Irak.

Como Khamenei, Zarif insistió en la necesidad de acabar con las sanciones, diciendo que no eran un "activo" en las negociaciones. "Las sanciones son una carga. Necesitas deshacerte de ellas si quieres una solución", dijo en Múnich.

Fecha límite.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ratificó el 31 de marzo próximo como fecha límite para tener un marco de acuerdo básico sobre el controvertido programa nuclear de Irán, en una entrevista difundida ayer domingo.

"La única posibilidad que veo para que haya una extensión, a esta altura, sería que contemos con los grandes lineamientos del acuerdo", dijo Kerry en una entrevista en el programa "Meet the Press", del canal NBC, grabado el sábado en Múnich, Alemania.

Las grandes potencias occidentales llevan más de un año intentando sellar un acuerdo global para controlar el controvertido programa nuclear iraní después de lograr avances en noviembre de 2013.

Kerry subrayó que era crucial contar con las bases de un acuerdo antes de considerar una eventual extensión de las negociaciones.

"Pero si no somos capaces de tomar las decisiones fundamentales que se deben de adoptar en las próximas semanas, literalmente, pienso que sería imposible ampliarlo" el plazo, dijo a NBC.

Netanyahu: Evitar que sea "peligroso"

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, advirtió ayer que harán todo lo necesario “para evitar un acuerdo malo y peligroso” sobre los planes nucleares iraníes que dejen a Teherán con posibilidades de acceso a las armas atómicas. “A fin de esta semana el secretario de Estado John Kerry, y el ministro de Exteriores iraní (Mohamad Javad) Zarif, anunciarán su intención de completar para fines de marzo un borrador del acuerdo”, dijo el premier.

Netanyahu aludió al encuentro mantenido entre Kerry y Javad durante una hora y media en Munich, Alemania, al margen de la cumbre sobre seguridad. En ese sentido, sostuvo que Israel “continuará guiando los esfuerzos internacionales” contra la posibilidad de que Teherán acceda a las armas nucleares. “Las potencias internacionales e Irán están caminando hacia un acuerdo que permitirá a Teherán dotarse de armas nucleares y esto es algo que amenaza la existencia del Estado Israel”, enfatizó Netanyahu. El rechazo categórico será ratificado por el premier el próximo 3 de marzo frente al Congreso de EE.UU.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)