VA POR OTRO MANDATO

La líder de Europa va camino de la reelección

Angela Merkel, de descanso, tiene sólida ventaja para las elecciones de septiembre.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Merkel busca una nueva reelección y tiene todo a favor. Foto: AFP

Angela Merkel parece determinada a buscar la reelección como canciller de Alemania, con la mayoría más holgada posible y concentrada en ganarse al votante de Baviera, conservador estado del sur del país, sea en sus vacaciones o cuando entre de pleno en la campaña para los comicios de septiembre.

La llegada de Merkel, el miércoles pasado, en traje de gala color bronce y empuñando un gran paraguas negro, al teatro de Bayreuth, donde desde 1876 se celebra el Festival Richard Wagner, es hoy la imagen omnipresente en los medios, no solo en los de esa ciudad de provincias bávara.

A la líder alemana destinaron los mayores aplausos las decenas de curiosos concentrados bajo el diluvio y con impermeables, puesto que por razones de seguridad no se permitía al público llevar paraguas.

Menos caluroso, pese a que jugaba en casa, fue el recibimiento al primer ministro bávaro, Horst Seehofer, líder de la Unión Socialcristiana (CSU), hermanada con la Unión Cristianodemócrata (CDU) que Merkel.

"La canciller está oficialmente de vacaciones, pero siempre de servicio", comentaba a Efe en la recepción posterior a la gala operística Ulrich Wilhelm, portavoz de Merkel en su primera legislatura y director general de la radio pública de Baviera.

El periodo vacacional de la canciller empezó hace diez días y Bayreuth, a donde se acerca cada año buena parte de la plana mayor de la política alemana, forma parte de ese teórico descanso, sea o no año electoral. Merkel y su esposo, el catedrático Joachim Sauer, son habituales del festival desde 1997, siendo ella ministra de la Mujer del canciller Helmut Kohl, y no dejaron de asistir a la cita mientras ella fue líder de la oposición, del 2000 al 2005.

"Necesita a Baviera más que nunca. Seehofer ha sido en estos cuatro años su socio más difícil", apuntaba durante la recepción Claudia Roth, expresidenta de Los Verdes, bávara y también asidua al festival.

La CSU de Seehofer fue un azote para la canciller entre 2015 y 2016, cuando Alemania recibió 1,2 millones de refugiados, la mayoría a través de ese próspero "Land" de Baviera.

"Le conviene no fiarse de la teórica armonía que ahora le ofrece Seehofer", proseguía la exlíder de los Verdes, acompañada del jefe de su grupo parlamentario, Anton Hofreiter, en alusión a la exigencia latente del líder bávaro de imponer un límite a la acogida de refugiados.

Los sondeos para las elecciones dan a la CDU/CSU una clara ventaja, con entre un 37 a un 40% del respaldo, frente al entre 25 y 22% que se pronostica a su actual socio de Gobierno, el Partido Socialdemócrata (SPD) que lidera Martin Schulz. Los Verdes de Roth luchan por el tercer puesto con el Partido Liberal (FDP) y La Izquierda, los tres entre el 8 y el 9 %, mientras que la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) tiene asegurado el acceso a bancas, con entre el 7 y el 9%. "Los liberales estamos de nuevo ahí. Somos un socio leal, marcamos nuestro sello a la coalición sin ahogarla", señalaba Sabine Leutheusser Schnarrenberger, del FDP y ministra de Justicia en la segunda legislatura de Merkel, entre 2009 y 2013.

ESCENARIO.

Campaña y estrategia definidas en todo el país.

Nacida en Hamburgo hace 63 años, Angela Merkel se desempeña como canciller de Alemania desde 2005 y se ha convertido en una figura líder en el ámbito de la Unión Europea (UE) con repercusión mundial.

En el festival de Bayreuth, Merkel y su marido, Joachim Sauer se destacaron entre una concurrencia de varios ministros del Gobierno federal, incluidas las socialdemócratas Brigitte Zypries, de Economía, y Barbara Hendricks, de Medioambiente, además de la práctica totalidad del Ejecutivo bávaro de Seehofer.

De Bayreuth partieron Merkel y su esposo hacia el Tirol, para continuar sus vacaciones de tres semanas, pero a mediados de agosto la canciller se sumergirá ya en la campaña y tiene previsto regresar a la ciudad bávara el 24 de agosto, coincidiendo con el final de la temporada operística, para ofrecer un mitin electoral.

La ruta de la campaña por la reelección de la canciller tiene una estrategia definida que abarca todo el país, desde las poblaciones pequeñas a los grandes núcleos urbanos, como su Hamburgo natal, pero con protagonismo dominante para Baviera, donde se han organizado unos diez actos electorales, casi un tercio de los previstos.

El último gran acto incluido por ahora en la agenda por la CDU, el 22 de septiembre, será en Múnich, la capital bávara. Fuente: EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)