Designan militantes de La Cámpora en la Auditoría General

Kirchnerismo en medio de un nuevo escándalo

En medio de un escándalo en el recinto, el kirchnerismo en la Cámara de Diputados impuso ayer de tarde a dos dirigentes de La Cámpora para integrar la Auditoría General de la Nación (AGN), el órgano de contralor más importante del Estado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Una sesión escandalosa en la Cámara de Diputados designó auditores sin quórum.

Se trata de Julián Alvarez , secretario de Justicia y derrotado recientemente como candidato a intendente de Lanús, y Juan Ignacio Forlón, quien hasta hace pocas horas fue presidente del Banco Nación. Ambos tendrán un mandato de ocho años.

Los legisladores de la oposición se retiraron indignados del recinto tras acusar al oficialismo, y en particular a su presidente Julián Domínguez (FPV) de haber vulnerado el reglamento de la Cámara de Diputados. En concreto, denunciaron que la designación de ambos dirigentes de La Cámpora fue "irregular" porque se introdujo la iniciativa sin la aprobación de los tres cuartos de los miembros presentes en el recinto, como dispone el reglamento.

"Ustedes creen que se pueden llevar el mundo por delante siempre —reaccionó la diputada Graciela Camaño (Frente Renovador liderado por Sergio Massa), quien pidió una cuestión de privilegio contra Julián Domínguez—. Pudieron haber hecho las cosas correctamente, pero prefirieron hacer jurar a dos funcionarios que se llevan un conchabo. ¡A jurar como ladrones! ¡Y sin quórum!".

Previamente, el presidente del bloque de diputados de la UCR, Mario Negri , había solicitado que se tratara la cuestión después del 10 de diciembre, una vez que asuma el nuevo presidente de la Nación. Por su parte, el jefe del bloque de Pro, Federico Pinedo, advirtió que si Mauricio Macri triunfa en el ballotage del 22 de noviembre, con estos nuevos nombramientos la AGN quedará compuesta por cinco miembros del oficialista FPV y sólo dos opositores.

respuesta oficialista.

De parte del oficialismo, Julián Domínguez y Juliana Di Tullio se desentendieron de los argumentos de la oposición y defendieron el nombramiento de los dos camportistas en la AGN alegando que el FPV "cumplió con la ley".

"El 5 de septiembre vencieron los mandatos. El Frente para la Victoria cumplió con la ley porque la sesión funciono con quórum, estando los diputados presentes. Nunca esperamos que se levanten y menos con ese nivel de agresión. Nosotros actuamos de buena fe", dijo Álvarez.

Por su parte, Di Tullio dijo que como jefa del bloque del FPV le presentó la moción al jefe de bloque de la UCR, la segunda minoría en la cámara, "hace más de dos semanas".

"Nunca expresaron preocupación ni explicitaron la necesidad de cubrir las vacantes vencidas. Como seguimos siendo mayoría en la próxima composición de la Cámara, lo hicimos ahora, luego de la elección de Diputados. Hacer de esta sesión un escándalo me parece irresponsable", dijo el legislador.

Los designados.

Álvarez es secretario de Justicia Nacional e integra el Consejo de la Magistratura como representante del Poder Ejecutivo. En las elecciones del 25 de octubre pasado fue candidato por el kirchnerismo. La Cámpora lo postulaba como intendente de Lanús y finalmente perdió contra el postulante de Cambiemos, Néstor Grindetti.

Forlón, en tanto, era presidente del Banco Nación, el mayor de la Argentina. Había asumido el cargo en noviembre del 2013 en reemplazo de Juan Carlos Fábrega. Es amigo de Máximo Kirchner, el hijo de la Presidenta, al que conoce desde su adolescencia en Río Gallegos.

Entró en la política nacional de la mano de los Kirchner, trabajando como asesor de Cristina Kirchner en el Senado, aunque en Santa Cruz, más que como un dirigente del Partido Justicialista o de La Cámpora, se lo conoce como un amigo del hijo de la presidenta.

Con estas designaciones se interpreta que el kirchnerismo terminó por "blindar" sus manejos de las cuentas públicas.Argentina, política, elecciones, Auditoría General de la Nación, kirchnerismo, Congreso

Escrutinio final reveló leve ventaja de Scioli

El candidato kirchnerista a la Presidencia argentina, Daniel Scioli, se apuntó un 37,08 por ciento de votos en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, con una ventaja de casi 3 puntos sobre el conservador Mauricio Macri, según el escrutinio definitivo divulgado ayer. Los datos definitivos, anunciados durante la sesión de la Asamblea Legislativa, confirman un leve incremento de la ventaja de Scioli sobre Macri, un 2,9 frente al 2,5 que marcaba el escrutinio provisional sobre las elecciones presidenciales del pasado día 25. De acuerdo con los datos de la Cámara Nacional Electoral, Macri, obtuvo el 34,15 de votos y el peronista disidente Sergio Massa se anotó un 21,38 por ciento. Nicolás del Caño, del Frente de Izquierda, quedó en cuarto lugar con el 3,23 % de los sufragios, la progresista Margarita Stolbizer obtuvo el 2,51 % y Adolfo Rodríguez Saá, al frente de Compromiso Federal, el 1,65 %. Diputados y senadores convalidaron en una sesión conjunta el escrutinio definitivo de las elecciones del pasado 25 de octubre, que determinó que ningún candidato presidencial superó el 45 % de los votos o el 40 % con diez de diferencia sobre su más inmediato rival, necesarios para ser proclamado en primera vuelta. Además, la Asamblea Legislativa formalizó las candidaturas de Scioli y Macri para el balotaje que se celebrará el próximo día 22. Sin denuncias de fraude o alguna otra objeción, todo el arco político convalidó los resultados y aprobó la formalización de las candidaturas. [EFE]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)