VIDEO

"Kim suplica para que haya una guerra", advierte EE.UU.

Junto con Francia y Reino Unido propondrán sanciones aún más severas.

Kim Jong-Un "está suplicando por una guerra", afirmó la embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Nikki R. Haley, al exponer la peligrosa situación creada por el régimen de Corea del Norte.

Su declaración surgió un día después de que Corea del Norte realizó su prueba nuclear mas potente con una bomba de hidrógeno, y horas después de que las autoridades de Corea del Sur advirtieron que el régimen norcoreano estaría preparando, el lanzamiento de otro misil balístico para celebrar el aniversario de fundación del gobierno del norte.

"Hemos pateado la pelota para adelante lo suficiente", indicó Haley en la reunión de emergencia del Consejo de Seguridad. "Ya no queda camino por delante".

Haley no amenazó con una acción militar unilateral por parte de Estados Unidos, sino consideró que "es hora de agotar todos nuestros medios diplomáticos antes de que sea demasiado tarde".

Fue la segunda vez en menos de una semana que el Consejo de Seguridad se reunió para discutir la tensión internacional causada por Corea del Norte y la décima oportunidad que lo ha hecho este año.

El mes pasado, el Consejo fortaleció las sanciones contra Corea del Norte en una resolución unánime que Haley destacó por la severidad de las sanciones aplicadas.

Pero, desde entonces, Corea del Norte realizó uno de los lanzamientos de misiles más provocadores que significó una amenaza y un peligro para Japón. El domingo pasado, el régimen norcoreano efectuó la prueba nuclear más potente hasta ahora, con una detonación que los expertos consideran es más destructora que las bombas que Estados Unidos lanzó contra las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial.

En su exposición, Haley hizo un relato extenso de las violaciones al Derecho Internacional cometidas por Corea del Norte desde 1993, cuando Naciones Unidas exhortó a ese país a reconsiderar su decisión de apartarse del Tratado de No Proliferación Nuclear. "Pese a nuestros esfuerzos a lo largo de los últimos 24 años, el programa nuclear de Corea del Norte está más avanzado y es más peligroso que nunca", sostuvo la embajadora. "Ahora, lanzan misiles sobre el espacio aéreo de Japón. Ahora tienen capacidad de misiles intercontinentales", subrayó. "Ahora, afirman haber detonado un bomba de hidrógeno. Y, acaban de surgir informaciones de que el régimen prepara otro lanzamiento de un misil intercontinental".

Haley señaló que "pese a nuestras mejores intenciones, nuestro enfoque gradual no ha dado resultado".

A su vez, el embajador de Japón, Koro Bessho, no amenazó con una acción militar, pero destacó que "el peligro que plantea Corea del Norte ha sido elevado a un nivel sin antecedentes y constituye una amenaza grave a la paz y la seguridad del mundo".

François Delattre, en nombre de Francia, también hizo un llamado a aprobar nuevas sanciones. "Dejó de ser una amenaza regional y es una amenaza global", sostuvo. "Dejó de ser una amenaza virtual, y es una amenaza inminente. Dejó de ser una amenaza seria y es una amenaza existencial".

Por su parte, el embajador de China, Liu Jieyi, prometió que su país "nunca permitirá el caos y la guerra" en la Península Coreana, donde Estados Unidos y China fueron combatientes en el conflicto entre 1950 y 1953. Exhortó a todas las partes a retornar a la mesa de negociaciones. Vasili A. Nebenzya, embajador de Rusia, expuso una postura similar.

Bajo este horizonte de terror nuclear, la posibilidad de que la presión diplomática y comercial sobre el régimen de Kim Jong-Un sea capaz de cambiar el rumbo de colisión es vista como la última esperanza. Estados Unidos, Francia y el Reino Unido formaron un bloque sólido y acordaron presentar en una semana una nueva resolución con sanciones para sometarla a votación del Consejo. Pese al fracaso hasta ahora de todo lo intentado, creen que todavía queda una mínima posibilidad. China y Rusia, guardaron distancia en materia de sanciones, pero quieren una solución en paz.

Armas.

El presidente Donald Trump conversó con su par surcoreano, Moon Jae-in y "dio su acuerdo de principio para la compra por parte de Corea del del Sur a Estados Unidos de equipos militares y armas valorados en varios miles de millones de dólares", informó la Casa Blanca, sin dar detalles.

Condena.

Uruguay, que es miembro del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, expresó —en un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores— "su más enérgica condena ante el reciente ensayo nuclear realizado por la República Popular Democrática de Corea". Asimismo, indicó que "este nuevo acto, en violación del Derecho Internacional, genera un clima de inestabilidad y pone en peligro la paz y la seguridad internacionales". Reiteró el llamado "al estricto cumplimiento de las Resoluciones del Consejo de Seguridad y reafirma su voluntad de seguir trabajando en el marco de dicho órgano hacia una solución pacífica, diplomática y negociada para la desnuclearización de la península coreana".

"Dejó de ser una amenaza regional y ahora es global", dice Francia. Foto: AFP
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)