ARGENTINA

Justicia rechaza otra vez acusación a Cristina Kirchner por pacto con Irán

La Justicia argentina rechazó por cuarta vez la acusación del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la expresidenta argentina por supuesto encubrimiento de gobernantes iraníes en el marco de la investigación sobre el atentado contra la AMIA.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La presidenta Cristina Fernández rompió el silencio. Foto: AFP

La Justicia argentina rechazó el martes por cuarta vez la acusación del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la expresidenta Cristina Kirchner por supuesto encubrimiento de gobernantes iraníes imputados por el atentado contra el centro judío AMIA en 1994, informó el martes la página web judicial.

"La Cámara Federal confirmó el rechazo a un pedido de que se reabra la causa", publicó el Centro de Información Judicial (CIJ). De la lectura del fallo se observa que coincide con los tres dictámenes anteriores según los cuales hay "inexistencia de delito".

Cuatro días antes de morir en circunstancias aún extrañas, en enero de 2015, el fiscal que investigaba el ataque contra la AMIA, que dejó 85 muertos y 300 heridos, acusó a Kirchner (2007-2015) de encubrimiento.

La jefa de Estado impulsó un entendimiento con Irán para que una comisión internacional de juristas de terceros países pudiese interrogar a exgobernantes iraníes, entre ellos el expresidente Ali Rafsanjani. Teherán nunca cumplió el convenio.

El acuerdo fue aprobado por el Congreso argentino en 2013, incluso con el voto de bloques opositores. El gobierno dijo que era un intento por quebrar casi dos décadas de impunidad por la bomba en la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA).

Estados Unidos e Israel se opusieron con el argumento de que Irán no es confiable. Pero Kirchner respondió que si fuera así, es inconcebible que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama y otros líderes occidentales hayan impulsado un pacto nuclear con Irán.

Nisman dijo que Kirchner intentaba eliminar las circulares rojas de Interpol para arrestar a los iraníes. Pero Interpol lo desmintió. Un juez de primera instancia, la cámara federal en su primer fallo al respecto y la Cámara de Casación habían coincidido en rechazar la acusación de Nisman.

Hasta el último día de su mandato, Kirchner reclamó airadamente a Irán que permitiese interrogar a los acusados. En la causa AMIA no hay ningún detenido. Pero se está llevando a cabo otro juicio por encubrimiento, contra el expresidente Carlos Menem (1989-99) y otros dirigentes, incluso el extitular de la entidad madre comunitaria judía, Rubén Beraja.

Menem, Beraja y un exjuez están acusados de sobornar con 400.000 dólares a un vendedor de autos robados para acusar a policías por ayudar al ataque en AMIA. Esa acusación falsa, en los años 90, impidió derivar la investigación a un empresario sirio que aparecía involucrado en el ataque.

Nisman apareció muerto en el baño de su apartamento. La vivienda estaba cerrada por dentro. Había una pistola tirada junto al cadáver que tenía un solo disparo en la cabeza. El arma era de un colaborador de Nisman, a quien el fiscal se la había pedido prestada.

Según la familia de Nisman y la AMIA, Nisman fue asesinado. Los peritos forenses sostienen que no existe prueba alguna de que alguien hubiese estado con Nisman dentro del apartamento en el momento del disparo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)