"FEARLESS GIRL"

Juntan firmas para mantener estatua de la niña frente al toro de Wall Street

La estatua, obra de la escultora estadounidense Kristen Visbal, debía permanecer en ese sitio solo una semana.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Piden para que la "niña sin miedo" se quede en Wall Street. Foto: EFE

Apostada frente al toro de Wall Street, la estatua de una niña instalada en la víspera del Día Internacional de la Mujer se tornó tan popular que circula una petición para que permanezca allí.

La estatua, bautizada "Fearless Girl" (Niña sin miedo), fue instalada el 7 de marzo en Nueva York con el acuerdo de la alcaldía por el fondo de inversión State Street Global Advisors.

El grupo marcaba así el lanzamiento de una campaña para alentar a las empresas en las cuales invierte a aumentar el número de mujeres en sus consejos de administración.

La estatua, obra de la escultora estadounidense Kristen Visbal, debía permanecer en ese sitio solo una semana. Pero desde el día siguiente de la instalación, el alcalde de Nueva York Bill de Blasio anunció que permanecería allí hasta el 2 de abril.

La niña enfrenta a una estatua icónica, la del toro de Wall Street, bautizada "Charging Bull" (Toro al ataque), instalada en diciembre de 1989 por el escultor ítalo-estadounidense Arturo Di Modica para simbolizar "la fuerza y el poder del pueblo estadounidense".

"Nuestra estatua fue colocada para que todo Wall Street la viera, en un lugar donde el Estados Unidos de los negocios no puede ignorarla", explicó en un blog Jill Mavro, responsable de las relaciones estratégicas del fondo State Street.

Une petición fue lanzada en el sitio Change.org a fin de que sea mantenida de manera indefinida en este espacio que divide la avenida Broadway en dos, a unos centenares de metros del extremo sur de Manhattan. El lunes al final de la mañana ya había recogido más de 17.000 firmas.

"Estamos en discusiones con la municipalidad" sobre la posibilidad de dejar la estatua en el lugar, dijo a la AFP una portavoz de State Street. "Estamos felices por el apoyo manifestado por el público", añadió.

El escultor Arturo Di Modica prefirió que su consejero y amigo Arthur Piccolo hablara en su lugar.

Piccolo estimó que la colocación de la estatua de la niña fue "un tema excelente", "fabuloso", pero sostuvo que se trata sobre todo "de una campaña de publicidad de una gran empresa", de la cual la alcaldía y el departamento de parques y jardines "no han extraído ningún beneficio".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)