VIDEO

Dos jóvenes muertos en marchas contra Maduro

Suman siete las víctimas desde el inicio de las protestas el 1° de abril

Dos jóvenes muertos y decenas de heridos y detenidos. La de ayer en Venezuela fue una jornada en que la oposición dio rienda suelta a su desesperación por libertad, y el oficialismo chavista no ocultó que está determinado a mantenerse en el poder aunque sea a costa de sangre en las calles.

Con las dos muertes de ayer suman siete los fallecidos en tres semanas de protestas que exigen elecciones para sacar del poder a Nicolás Maduro.

Carlos Moreno, un estudiante universitario de 17 años, no participaba de las protestas. Iba a jugar fútbol cuando fue alcanzado por una bala en la cabeza. Murió en una clínica mientras lo operaban. Más tarde, en la ciudad de San Cristóbal, otra estudiante universitaria, Paola Ramírez, de 23 años, perdió la vida por un disparo de supuestas hordas de motoristas ligadas al oficialismo que abrieron fuego contra ella cuando se retiraba de una protesta.

Los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y manifestantes que les tiraron piedras y cócteles molotov estallaron con fuerza en Caracas y otras ciudades venezolanas, con varios heridos.

En lo que llamaron "la madre de todas las marchas", la sexta desde el 1° de abril, los opositores, como en movilizaciones anteriores, no lograron llegar al centro de Caracas, bastión chavista, donde se manifestaron seguidores de Maduro.

El líder opositor Henrique Capriles recibió una lluvia de gases cuando se acercó a un bloqueo militar en la autopista Francisco Fajardo. Varios manifestantes huyeron lanzándose a las aguas negras del río Guaire.

"Salimos millones en defensa de nuestra Constitución. La respuesta fue una salvaje represión", aseveró Capriles.

Lilián Tintori, esposa del opositor preso Leopolo López, también salió ayer a las calles y enfrentó los gases. La oposición convocó para hoy jueves a otra marcha en Caracas.

Maduro dice que quiere diálogo pero afirma:
Maduro dice que quiere diálogo pero afirma: "seguimos mandando". Foto: EFE

"Seguimos mandando".

Desde una tarima en la céntrica avenida Bolívar, Maduro cantó victoria ante una marea roja de seguidores: "Hoy pretendieron asaltar el poder y hemos derrotado otra vez a la derecha corrupta intervencionista. Acá seguimos mandando", gritó.

Maduro dijo estar "desmantelando el golpe de Estado terrorista", y anunció que fueron capturados más de "30 encapuchados" ayer miércoles.

El gobernante, quien concluye su mandato en 2019, aseguró además querer ir "pronto" a elecciones para "ganar esta batalla ya", sin aclarar qué tipos de comicios. Las elecciones de gobernadores debieron realizarse en 2016, pero fueron suspendidas y aún no tienen fecha. Las de alcaldes están pautadas para este año y las presidenciales, para diciembre de 2018.

Maduro nombró a funcionarios del núcleo más duro del chavismo para dialogar con la oposición: el alcalde Jorge Rodríguez, su hermana, la canciller Delcy Rodríguez, y el diputado Elías Jaua.

Analistas como Luis Vicente León y John Magdaleno, estiman que Maduro evita a toda costa unas elecciones. Siete de cada diez venezolanos reprueban su gobierno. En Montevideo, como en otras ciudades de América Latina, también hubo ayer concentraciones a favor y en contra de Maduro.

19 de abril, una fecha solo para "patriotas".

Nicolás Maduro ya había mostrado su determinación a reprimir la noche previa a las manifestaciones de ayer. En el Palacio de Miraflores se reunió con su gabinete y la cúpula militar para anunciar que había activado el llamado "Plan Zamora", presentado por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) para desactivar el "golpe de Estado" que según el chavismo ha sido convocado "desde Washington". La denominada "fase verde" de este plan se activó el mismo martes, con la detención de opositores supuestamente golpistas. Según Maduro, el Plan Zamora se activó porque los organismos de seguridad han estado "desmantelando varios grupos" que formaban parte de esa supuesta organización golpista. Aseguró que además hay otros involucrados que han salido "en fuga hacia Colombia". En opinión de Maduro, el derecho a la "libre manifestación" estaba ayer "garantizado totalmente", pero advirtió que "todos los derechos están regulados" y requieren de permisos, ya que, argumentó, como el 19 de abril es un día festivo en Venezuela por conmemorarse el primer acto independentista del país, es "fecha de patriotas y revolucionarios".

Protestas en Venezuela. Foto: Reuters
Protestas en Venezuela. Foto: Reuters

CORTE DE LA SEÑAL.

Censura chavista al canal TN y El Tiempo.

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) de Venezuela ordenó sacar del aire la señal del canal colombiano El Tiempo Televisión, bloqueando así su transmisión de las manifestaciones de ayer. De la misma manera, el organismo chavista sacó del aire al canal argentino Todo Noticias. El director de Televisión de la Casa Editorial El Tiempo, Darío Restrepo Vélez, calificó como "inaceptable" la decisión del gobierno venezolano. Dijo que este es un acto más de censura reprochable y de atentado contra la libertad de expresión. Recordó que en varias ocasiones El Tiempo y otros medios escritos han tenido que enviar papel a los diarios venezolanos constreñidos por el gobierno, para ayudarlos a continuar circulando. "La libertad de expresión es una víctima más del régimen venezolano, de eso no hay duda", dijo.

El Tiempo Televisión se sumó así a la larga lista de canales censurados en Venezuela, entre los que ya están Radio Caracas Televisión, el colombiano NTN24, y CNN en Español. Durante las protestas de las últimas dos semanas, la Conatel bloqueó las señales por internet que transmitían las televisoras Vivoplay y VPI, únicas que hacían cobertura en tiempo real de las manifestaciones.

Impiden la salida de masones de Venezuela.

El titular de la masonería paraguaya, Edgar Sánchez, informó ayer miércoles que el gobierno venezolano bloqueó la salida de masones de ese país hacia Asunción, donde se realiza la asamblea interamericana masónica, a la que asistirá el secretario de la OEA, Luis Almagro.

"El gobierno se encargó de poner todos los obstáculos desde el momento en que se enteraron que Almagro iba a estar en la reunión", dijo Sánchez, gran maestro de la gran logia simbólica del Paraguay, en relación a la Asamblea Extraordinaria de la Confederación Masónica Interamericana (CMI),

Añadió que el gobierno chavista obstaculizó el viaje de los participantes venezolanos al negarles las divisas que monopoliza bajo un control de cambio.

Sánchez explicó que esa ausencia no impedirá que en la CMI, que se celebra desde ayer hasta el sábado, se hable de la situación política que atraviesa Venezuela.

"Venezuela no se queda muda en esta conferencia, de ninguna manera, vamos a tomar la voz de los ausentes reclamando el imperio de la ley y la libertad en Venezuela", dijo. EFE

Disturbios en Caracas por marcha de la oposición.Foto: AFP
Disturbios en Caracas por marcha de la oposición.Foto: AFP
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)