“QUIERO IRME A CASA”

Una joven alemana rescatada del ISIS

Linda Wenzel, la adolescente alemana de 16 años detenida la semana pasada en Mosul (Irak) por pertenecer al Estado Islámico (ISIS) ha dicho que se arrepiente de haberse unido a los terroristas y solo quiere volver con su familia, en Pulsnitz, un pequeño pueblo de 8.000 habitantes en el estado de Sajonia.

"Solo quiero irme a casa con mi familia", ha dicho la joven a un periodista de la red integrada por las cadenas NDR y WDR y el periódico Süddeutsche Zeitung.

"Solo quiero irme lejos de aquí. Quiero estar lejos de esta guerra, lejos de tantas armas y del ruido", dijo la joven en la enfermería de un complejo militar en las cercanías del aeropuerto de Bagdad.

La joven, tiene heridas leves en el muslo izquierdo y otra herida en la rodilla derecha, que recibió durante el ataque de un helicóptero, de acuerdo con sus propias declaraciones.

Linda desapareció de su hogar en julio de 2016 después de haberse convertido al Islam y, según informaciones en poder de la fiscalía de Dresde, contrajo matrimonio con un militante del ISIS de origen checheno a quien conoció a través de Internet.

Cuando las fuerzas iraquíes lograron recuperar la ciudad, un soldado descubrió a la joven en un túnel y le hizo una foto. Las imágenes que la mostraban, desaliñada y tímida, inundó las redes sociales. Las primeras informaciones que llegaron a Alemania señalaban que la chica había sido detenida en un túnel ubicado en la ciudad vieja de Mosul, donde también se encontraron armas y cinturones suicidas.

Wenzel, al parecer, formaba parte de un grupo de unas 20 mujeres combatientes, la mayoría extranjeras.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)