EL DRAMA DE UN PAÍS

Una jornada de homenaje a víctimas

Rescatistas continúan labor luego del terremoto en México, pero con reducida esperanza

En Iglesias y calles, miles de mexicanos lloran a las más de 300 víctimas. Foto: Reuters
En Iglesias y calles, miles de mexicanos lloran a las más de 300 víctimas del peor sismo registrado desde 1985. Foto: Reuters

Decenas de miles de mexicanos coparon las iglesias ayer para orar por las víctimas del terremoto más mortífero en el país en más de tres décadas. Los equipos de rescate continúan buscando sobrevivientes entre las ruinas, aunque las esperanzas de encontrar personas con vida se reducen en el sexto día luego de la tragedia.

Si bien se han producido miles de réplicas, que provocaron escenas de pánico en varias zonas, el presidente Enrique Peña Nieto dio un mensaje a la población, donde insta a centrar la atención en labores de reconstrucción.

Las tareas de búsqueda están centralizadas en una zona del Roma de la Ciudad de México y en un apartamento de cinco pisos en el histórico Tlalpan.

“No podemos garantizar que hay vida, lo que sí podemos garantizar es que removeremos la última piedra”, dijo Roberto Hernández, un voluntario de la brigada de rescatistas Topos.

Cerca de ahí, en la escuela Enrique Rebsamen, el ejército continuaba buscando a una empleada que supuestamente sigue bajo los escombros del edificio educativo que se desplomó causando la muerte de 19 niños y seis adultos.

“Se aclara categóricamente que por el momento no se realizará la demolición del edificio y no se utilizará ningún tipo de maquinaria hasta que se tenga la plena certeza” de haber rescatado a todas las víctimas, vivas o muertas, dijo el capitán de la Marina Sergio Suazo.

El terremoto magnitud 7.1 del martes derribó decenas de construcciones y dejó al menos 318 personas muertas.

En la Basílica de Guadalupe, la Iglesia Católica ofreció ayer una misa por las víctimas del sismo, el peor desde el terremoto de 1985.

El desastre de esta semana habría dejado unos 30,000 hogares gravemente dañados en los estados adyacentes de Morelos y Puebla, y pérdidas económicas de entre 4,000 millones y 8,000 millones de dólares.

La respuesta del Gobierno al desastre está bajo estrecho escrutinio, previo a las elecciones presidenciales del próximo año.

La frustración ha crecido entre los miles de personas que quedaron sin hogar, con críticas acerca de que la reacción del Gobierno palidece en comparación con el flujo de apoyo voluntario tanto en los trabajos de rescate como en las donaciones de alimentos.

Las réplicas del sábado esparcieron el temor, en tanto que algunas cenizas que acompañaron breves explosiones del volcán Popocatepetl fue otro recordatorio de la volátil geografía de México.

El presidente mexicano rechazó las críticas. “Tengan la seguridad de que el gobierno federal está aquí, apoyándolos”.

LUEGO DEL HURACÁN

Puerto Rico sin luz y devastado

Las condiciones de vida en Puerto Rico, devastado por el huracán María, empeoran cada día, con habitantes cansados y desconcertados que hacen filas para comprar los escasos víveres y combustible, en medio de un corte de energía y con pobre servicio telefónico.

Los puertorriqueños pasan horas en interminables filas para comprar lo que puedan, aunque muchas veces terminan volviendo a casa con las manos vacías si no logran abastecerse antes de que comience el toque de queda, que rige por estos días desde el anochecer al amanecer.

El servicio de telefonía celular es irregular y hasta los hoteles se están quedando sin combustible para sus generadores.

El huracán María golpeó este territorio estadounidense el miércoles. Se le responsabiliza por 33 muertes la isla de Dominica y 13 en Puerto Rico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)