TELEVISIÓN ÁRABE

Al Jazeera, en el centro de la crisis con Catar

Casi al mismo tiempo que se conocía la ruptura de relaciones diplomáticas con Catar por parte de Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto el pasado lunes, esos cuatro países bloqueaban los canales de televisión y las webs de Al Jazeera.

La emisora, a la que acusan de fomentar intrigas, está en el centro de las fricciones. "Resultamos molestos porque reflejamos la diversidad del mundo árabe", afirma uno de los responsables de la cadena.

Desde su lanzamiento en 1996, Al Jazeera ha despertado ampollas entre los déspotas árabes por su estilo periodístico crítico con el poder y, según sus detractores, sesgado hacia los islamistas, en especial los Hermanos Musulmanes.

"Proporcionamos diversidad de opiniones, muchas opiniones distintas. Los actores regionales quieren una que solo cuente la historia oficial y eso es lo que era normal antes de la aparición de Al Jazeera", responde Giles Trendle, director en funciones y responsable de programas del canal en inglés.

La apuesta fue un éxito. Su cobertura dinámica y sus críticas a los dirigentes (algo inusitado en las cadenas estatales que eran las únicas hasta finales del siglo pasado) atrajeron a millones de televidentes en todo el mundo árabe. Pero también la controversia. En 2002, Arabia Saudí retiró a su embajador de Catar molesto por el tratamiento a su plan de paz para el conflicto israelo-palestino. Más recientemente, ha recibido reproches por la cobertura de las primaveras árabes y, sobre todo, el golpe de Estado en Egipto, que le ha granjeado la etiqueta de portavoz de los Hermanos Musulmanes.

¿Les han pedido ahora que rebajen el tono? "No", responde con firmeza Trendle. "Es sabido que estamos financiados por el Estado de Catar, pero tenemos independencia editorial", defiende el periodista.

Trendle dice estar preocupado por la región, pero no por si hay leche en la heladera o tener que dejar el país. "He sido corresponsal de guerra y he estado en situaciones peores", apunta. ¿Teme que Al Jazeera sirva de moneda de cambio para cerrar la crisis? "Eso no está en nuestras manos, sino en las del emir", responde con un gesto de resignación. El pasado jueves, la cadena fue objeto de un ciberataque.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)