ALBERTO NÚÑEZ FEIJÓO

"La izquierda española se ha radicalizado"

El presidente de la Xunta de Galicia llegó a Uruguay en una gira por la región previa a las próximas elecciones. Sostuvo que los españoles no pueden volver a “bloquear” el gobierno y por esto espera que se haga un “voto útil”. Considera que la izquierda se ha “radicalizado” y que movimientos como Podemos se basan en “dialéctica sin un proyecto alternativo detrás”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Hemos aprendido que no podemos volver a bloquear al gobierno", dijo. Foto: Francisco Flores.

Descartó que los hechos de corrupción encontrados en dirigentes del PP hayan impactado y rechazó el crecimiento de un movimiento independentista en Galicia. Núñez Feijóo se reunió con el presidente Tabaré Vázquez y dijo que el Estado debe exigirle a Casa de Galicia “rigor en la gestión”.

—¿Cuál cree que será el desenlace del actual impasse político que vive España?

Yo espero que los españoles hayan tomado nota del comportamiento que en mi opinión ha sido irresponsable. Los partidos que han perdido las elecciones han imposibilitado un gobierno de España y se pretendía gobernar entre los partidos que habían perdido. Yo espero que los españoles hagan un voto útil y si quieren que gobierne la extrema izquierda pueden votar a los partidos de extrema izquierda y los que quieren un gobierno constitucional y homologable a los países de Europa pueden votar al partido popular. A mi opinión la izquierda se ha radicalizado y no tiene un plan político.

—¿Cree viable que esto derive en la conformación de una gran coalición?

Sería bueno. No lo hemos intentado esta vuelta. Lo que creo es que hemos aprendido que no podemos volver a bloquear el gobierno de España por segunda vez. Ya se ha bloqueado con las elecciones de diciembre y no podríamos bloquearlo otra vez con las elecciones del 26 de junio.

—¿Se debilitó España desde el punto de vista de su imagen internacional tras todos estos meses sin formar gobierno?

Es verdad que hay inversión extranjera que está esperando tener estabilidad en el gobierno, pero la economía española sigue funcionando y seguimos siendo el segundo país del mundo en turismo. La economía española es respetada. Lo que sí tenemos es que solventar este bloqueo que hemos tenido en nuestra democracia.

—Siguen apareciendo casos de corrupción o de conductas impropias que involucran a dirigentes del PP. ¿Eso incidió en la baja votación del PP?

Yo creo que cuando un gobierno no discrimina si un caso afecta su partido o al contrario y garantiza la independencia judicial y de los fiscales y la libertad de la policía para investigar es serio. Los casos que hemos tenido son casos de hace varios años y no afectan al gobierno actual. Además el gobierno del PP va a perseguir y va a echar de la política a la gente que no haya tenido un comportamiento correcto. Si solo miramos el número de casos el Partido Socialista tiene más, pero a nosotros no nos importa refugiarnos en los problemas del adversario.

— Podemos revolucionó el panorama político español. ¿Cuál cree que será su futuro?

Vamos a ver lo que deciden los ciudadanos españoles. Creo que las cosas que crecen rápido también se pueden desinflar. Podemos, en las ciudades donde están gobernando con el apoyo del Partido Socialista están perdidas. No hay un proyecto, no hay una hoja de ruta y hay muchas anécdotas pero no hay proyectos de gestión. La gente irá viendo que detrás de la dialéctica no hay nada y que detrás de las frases grandilocuentes no hay proyecto alternativo. Creo que eso se está captando y que la gente se está desencantando.

— ¿En qué medida cree que ese fenómeno se puede trasladar a la región?

En Europa la crisis ha tenido impacto en la política. Pero un planteamiento que no es europeo sino importado de planteamientos más bolivarianos no tiene cabida. Este partido no admite las instituciones europeas, el euro como moneda, la Constitución española y tiene un proyecto absolutamente distinto a lo que ha sido España en los últimos 500 años.

—¿Qué tan grande es el movimiento independentista en Galicia?

Creo que eso es un sector muy minorista. Si le preguntas a los gallegos, cada vez que se hacen las encuestas el 82% se siente tan español como gallego. No creo que pueda alcanzar niveles como los de Cataluña. Sería anacrónico romper lo que lleva unido 500 años. Cualquier que se segregue de la Unión Europea queda por fuera y en un limbo.

—Usted alcanzó la presidencia gallega en 2009 y hoy se presenta para las elecciones de mayo. Si gana, ¿qué beneficios podrá ver la comunidad instalada en Uruguay?

—Nosotros no nos hemos desentendido de la colectividad a pesar de las dificultades económicas. Es verdad que creemos que la colectividad debe unirse, que las instituciones sanitarias deben coordinarse, para buscar economías de escala y mejorar la calidad y competitividad de las instituciones. Presentaremos un plan director del redireccionamiento de los centros gallegos en el mundo. Además vamos a seguir ayudando a los gallegos.

—Se reunió con el presidente Tabaré Vázquez y le ofreció que Galicia sea la puerta de entrada de Uruguay a la Unión Europea. ¿Cómo sería esto?

Galicia es una comunidad que entiende bien la internacionalización de la economía y es un puerto de entrada de mercancías entre las dos orillas del Atlántico. Nos conocemos aunque estamos en continentes distintos. Por esto estamos a disposición de cualquier cosa que se requiera, para contactar a las empresas y trabajar conjuntamente.

—¿Está previsto asistir a Casa de Galicia?

Casa de Galicia está en una situación complicada y creo que el sistema de salud uruguayo sabe que es una institución central. Lo importante es mezclar una gestión rigurosa con un aval y seguridad del Estado. Esperamos que los problemas que tiene Casa de Galicia en este momento sean entendidos por el gobierno y que el gobierno le exija a Casa de Galicia rigor en la gestión y en la transparencia de las cuentas y una asistencia sanitaria de calidad.

—Hay más de 40.000 gallegos en Uruguay. Es en términos porcentuales la mayor colectividad gallega ubicada fuera del territorio. ¿La Xunta procura atraer de vuelta a quienes emigraron recientemente?

Sí. Nosotros tenemos un problema de envejecimiento de la población. Nos gustaría tener más uruguayos en Galicia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)