La ministra de Justicia israelí pide pena de muerte para terroristas judíos

Israel asediado por extremistas judíos y la tensión con palestinos

La ministra de Justicia israelí, Ayelet Shaked, ha afirmado que se debería condenar a muerte a los autores del ataque incendiario contra una vivienda de la localidad cisjordana de Duma en el que murieron un bebé y su padre y que se ha atribuido a extremistas judíos.

"Cualquiera que cometa un crimen particularmente cruel merece la pena de muerte", dijo Shaked en declaraciones al Canal 2 de la televisión israelí recogidas por la prensa.

Este ataque "es un acto de terror que socava la seguridad del país más que el terrorismo árabe", señaló Shaket, dirigente del partido ultranacionalista Hogar Judío, que concita buena parte del voto de los colonos israelíes. La ministra señaló que "son los jueces los que tienen que decidir" en Israel, cuyo parlamento votó recientemente en contra de un proyecto de ley que pedía la pena de muerte para los autores de asesinato.

La ministra criticó algunas de las medidas emprendidas por su Ejecutivo tras la matanza de Duma como la aplicación de la detención administrativa a ciudadanos israelíes (hasta la fecha era utilizada de manera habitual sobre palestinos) sospechosos de "terrorismo judío", según denominan las autoridades israelíes.

Esta figura legal permite el arresto sin celebración de juicio o presentación de pruebas por períodos de seis meses renovables y en la última semana ha sido aplicada a tres ciudadanos israelíes sospechosos de ataques contra iglesias y también a civiles palestinos.

Arrestos.

Meir Ettinger y Eviatar Slonim fueron puestos en prisión preventiva durante seis meses, dijo el ministro de Defensa, Moshe Yaalon, en un comunicado. Un tercer hombre, Mordechai Meyer, fue detenido de forma similar el martes.

Israel tiene a cientos de palestinos en prisión preventiva. El gabinete de seguridad del primer ministro, Benjamin Netanyahu, aprobó usar la medida contra ciudadanos israelíes después de un ataque incendiario en Cisjordania el 31 de julio en el que murieron un bebé palestino y su padre.

Israel defiende el uso de la detención sin juicio, y dice que lo necesita para detener la violencia y permitir más investigaciones en casos donde no hay suficientes pruebas para juzgar, o donde acudir a juicio arriesgaría a exponer a informantes secretos.

Yaalon acusó a Ettinger y a Slonin de "implicación en la actividad de un grupo extremista judío". Meyer había estado implicado en "recientes ataques terroristas como parte de un grupo terrorista judío", dijo Yaalon. No se mencionaron incidentes específicos.

Honenu, un grupo de abogados israelíes que representan a los tres detenidos, condenó el uso de la detención sin juicio.

"Ahora mismo hay tres detenidos. En los próximos días podrían ser 30, y podríamos terminar con 300", dijo uno de los abogados, Aaron Roze, a Radio Israel. "Esas órdenes ponen en peligro el sistema judicial entero". Por otro lado el domingo, una portavoz de la Policía israelí dijo que la unidad que combate los delitos ultranacionalistas había realizado varios arrestos en asentamientos judíos en la ocupada Cisjordania. Declinó dar más detalles, citando una cláusula de prohibición.

No obstante, en medios israelíes se manejó que las redadas realizadas en los asentamientos judíos había concluido con la detención de nueve personas que, probablemente, serán sometidas a los mismos procedimientos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)