TERRORISMO

Estado Islámico desató el infierno en Damasco y dejó 119 muertos

Los yihadistas atacaron el mismo día que EE.UU. acordó tregua con Rusia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Estado Islámico atacó Damasco y la cercana ciudad de Homs. Foto: EFE

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) perpetró ayer seis atentados explosivos contra objetivos chiíes en las ciudades sirias de Homs y Damasco, que causaron al menos 119 muertos, en un día en el que el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, anunció un "acuerdo provisional" para una tregua en Siria.

Cuatro atentados explosivos acabaron con la vida de al menos 62 personas e hirieron a 180 en la zona de mayoría chií de Sayida Zeinab, en la periferia meridional de Damasco, según cifras del Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG detalló que dos de las explosiones fueron perpetradas por suicidas que hicieron estallar los cinturones explosivos que tenían adosados al cuerpo. Además, añadieron que la tercera explosión se llevó a cabo con un coche bomba y que se está investigando el origen de la cuarta. El Observatorio no descartó que la cifra de muertos aumente debido a la gravedad de los heridos.

Por su parte, el EI asumió la autoría de los ataques en un comunicado distribuido en foros yihadistas. "Dos de los soldados del califato han logrado perpetrar dos operaciones en la calle Al Tin y Al Fatmeya en la zona del Sayida Zeinab en Damasco, que se considera la casa de los apóstatas y alauíes (secta chií a la que pertenece Bashar al Asad)", señalaron los yihadistas.

En la misma nota, el EI cifró en 90 los muertos y en 160 los heridos.

"Si Alá quiere, va a continuar el baño de sangre de los apóstatas y alauíes hasta que la Tierra se purifique", agregó.

Escalada.

La agencia oficial de noticias, SANA, rebajó el número de explosiones a tres y no concretó la cifra de víctimas.

Sayida Zeinab se encuentra a unos 17 kilómetros al sur de Damasco y está protegido por el grupo chií libanés Hezbolá, cuyos líderes insisten en que velan por proteger las áreas y santuarios chiíes de los ataques de los insurgentes suníes en Siria. En esta zona se encuentra la mezquita chií del mismo nombre, lugar de peregrinación de los fieles de esa rama del islam y que en el pasado ya ha sido objeto de ataques.

Por otro lado, por la mañana, un doble atentado cometido con dos coches bomba en el céntrico barrio de Al Zahraa, en Homs, provocó la muerte de 57 personas, según cifras del Observatorio. Esta zona de la ciudad está poblada por una mayoría de ciudadanos alauíes.

Entre los fallecidos figuran 39 civiles, añadió la ONG, que no precisó si el resto de muertos son miembros de las milicias del régimen sirio.

Por su parte, la agencia oficial siria de noticias, SANA, rebajó la cifra de muertos a 34, según declaraciones del gobernador de Homs, Talal al Barazi, que precisó que las explosiones tuvieron lugar en la calle 60.

El EI asumió la autoría de los ataques en un comunicado difundido en foros yihadistas. "Dos jinetes con dos coches bomba han tenido como objetivo grupos de apóstatas en la calle 60 del barrio del Al Zahraa en Homs", informó la nota, que añadió que las explosiones provocaron al menos 90 muertos y 150 heridos. Además, el EI amenazó a los alauíes con otros atentados en el futuro.

La agencia precisó que las explosiones causaron importantes daños materiales en las casas cercanas y en decenas de autobuses públicos y privados aparcados en una vecina estación. Por otra parte, al menos cincuenta yihadistas del EI han muerto en las últimas horas en bombardeos del ejército sirio.

Kerry: "Hemos llegado a un acuerdo provisional"

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo ayer que llegó a un acuerdo provisional con su par ruso, Sergei Lavrov, sobre los términos de un cese de las hostilidades en Siria, lo que indica que todavía hay cuestiones sin resolver.

El presidente sirio, Bashar al Assad, dijo el sábado que estaba listo para un cese de las hostilidades que ponga fin a una guerra civil de cinco años, con la condición de que los "terroristas" no utilicen en su provecho un período de calma en la lucha y que los países que respaldan a los insurgentes suspendan sus operaciones de apoyo.

La oposición siria había dicho que había acordado la "posibilidad" de una tregua siempre que haya garantías de que los aliados de Damasco, incluida Rusia, cesen los ataques y se permita el envío de ayuda humanitaria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)