Combate en Irak

El Estado Islámico se apodera de otro bastión

Los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) se acercaban ayer a la joya arqueológica de Palmira, en el desierto sirio, mientras que en Irak se apoderaron de la mayor parte de Ramadi, la capital provincial en el oeste del país.

Además, el EI ejecutó a 23 civiles, entre los cuales nueve eran niños, en un poblado cercano a Palmira, informó una ONG.

"El grupo EI ejecutó con armas de fuego a 23 civiles, entre ellos nueve niños, en la aldea de Amiriyé, al norte de Tadmor (nombre en árabe de Palmira)", indicó a la AFP Rami Abdel Rahmane, director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Según éste, miembros de familias de empleados del gobierno figuran entre las personas asesinadas.

"Los yihadistas se encuentran ahora a un kilómetro del sitio arqueológico de Palmira", había afirmado antes el responsable del OSDH, con sede en Gran Bretaña.

El sitio arqueológico, conocido por sus columnas romanas y sus torres funerarias, se encuentra en el sur de la ciudad de Palmira. "Estamos muy preocupados", afirmó ayer la directora general de la Unesco, Irina Bokova, en Beirut, que inscribió en 1980 el sitio en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

En Irak, el grupo yihadista se apoderó del principal complejo gubernamental en Ramadi, informó el propio EI y las autoridades iraquíes.

"Daesh (acrónimo árabe del grupo EI) ocupa ahora el complejo gubernamental en Ramadi e izó su bandera en el cuartel general de la Policía para Al Anbar", señaló un alto mando de la Policía que pidió el anonimato.

El EI difundió un comunicado en el que afirma que sus combatientes "tomaron por asalto el complejo gubernamental en el centro de Ramadi, mataron a los renegados e hicieron estallar los edificios de la gobernación del Al Anbar y del cuartel general de la Policía". AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)