FOTOGALERÍA Y VIDEO

El ISIS se atribuye atentado en Manchester: 22 muertos y 59 heridos

No hay uruguayos entre las víctimas. La Policía británica arrestó a un hombre de 23 años vinculado al ataque.

Foto: EFE
Foto: EFE
Explosión en Manchester. Foto:Reuters
Explosión en Manchester. Foto:Reuters
Explosión en Manchester. Foto:Reuters
Explosión en Manchester. Foto:Reuters
Explosión en Manchester. Foto:Reuters
Explosión en Manchester. Foto:Reuters
Explosión en Manchester. Foto:Reuters
Explosión en Manchester. Foto:Reuters
Explosión en Manchester. Foto: AFP
Explosión en Manchester. Foto: AFP
Explosión en Manchester. Foto: AFP
Explosión en Manchester. Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP

Gran Bretaña fue anoche otra vez blanco de un atentado terrorista. Al menos 22  personas murieron y 59 resultaron heridas a la salida de un concierto de la cantante pop estadounidense Ariana Grande, en la ciudad de Manchester, según cifras primarias de la policía. Esta mañana el Estado Islámico reivindicó el ataque según un comunicado que cita la agencia Reuters.

El embajador uruguayo en Londres, Fernando López Fabregat, dijo a El Espectador que no hay uruguayos entre las víctimas. 

La policía británica informó que arrestó a un hombre de 23 años en relación con el ataque. "Respecto al incidente de anoche en el Manchester Arena, podemos confirmar que hemos arrestado a un hombre de 23 años en el sur de Manchester", dijo el martes la policía del Gran Manchester en Twitter.

Si no puede ver la publicación, haga click aquí.

Ariana Grande es una cantante muy seguida por adolescentes, y el público que asistió al concierto, a juzgar por los primeros testimonios, no superaba, en su mayoría, los 20 años. "Es tan triste, estaba lleno de muchachas jóvenes hermosas, de muchachos, familias", dijo a Sky News Jenny Brewster, que había acompañado a su hija a su primer concierto.

El primer político británico en reaccionar anoche fue el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, que lamentó "el terrible incidente en Manchester". "Mis pensamientos están con todos los afectados y con nuestros eficientes servicios de emergencia", escribió Corbyn en la red social Twitter.

Más tarde la primera ministra británica, Theresa May, condenó el "atroz ataque terrorista" y expresó su solidaridad con las víctimas y las familias de los afectados.

Esta mañana, la primera ministra dijo que las autoridades confirmaron que "un solo terrorista hizo estallar un artefacto casero cerca de una de las salidas del recinto, eligiendo deliberadamente el momento y el lugar para causar la mayor matanza".

"La policía y las fuerzas de seguridad creen conocer la identidad del perpetrador, pero en este punto de las investigaciones no pueden confirmar su nombre", precisó.

Las fuerzas de seguridad "creen que el atentado fue cometido por un solo hombre, pero necesitan saber si actuaba solo o era parte de un grupo", añadió la primera ministra, que acababa de presidir una reunión urgente de su gabinete se seguridad.

May se desplazará a la ciudad del noroeste de Inglaterra este mismo martes, para ver de primera mano los efectos de "uno de los peores actos terroristas de la historia de este país", afirmó.

El autor actuó "deliberadamente contra niños y jóvenes que deberían haber estado disfrutando de una de las mejores noches de sus vidas".

May aclaró que mucho de los heridos "están siendo tratados de heridas que amenazan sus vidas".

Anoche un portavoz del Manchester Arena afirmó que la explosión se produjo "fuera del recinto", "en el espacio público" cuando "la gente estaba abandonando el espectáculo.


Si no puede ver el tuit haga click aquí

Algunos testigos describieron que escucharon una gran explosión en la zona del vestíbulo del estadio, tras lo cual se produjeron escenas de pánico cuando el público trataba de abandonarlo.

En medio de este caos, un paquete fue encontrado fuera del estadio y la policía lo hizo detonar. La explosión controlada se produjo en los jardines de Cathedral Gardens, frente a la estación de tren de Victoria y el Manchester Arena.

La explosión controlada reveló que contenía ropa abandonada. "Los agentes que llevaron a cabo una explosión controlada por precaución en el jardín de la catedral confirmaron que se trataba de ropa abandonada, no un objeto sospechoso", anunció la policía en un comunicado.


Si no puede ver el tuit haga click aquí

Gran Bretaña se encuentra en el nivel de alerta "severo", el segundo más alto, lo que significa que un ataque terrorista es considerado altamente probable en el país.

El último atentado que sufrió el Reino Unido se produjo en marzo, cuando un hombre embistió con su coche a los transeúntes que paseaban por el puente de Westmister, cerca del Parlamento, antes de matar a un policía que custodiaba el edificio, dejando en total seis muertos, además del agresor, abatido por la policía, y 40 personas heridas.

El más grave de los atentados en Gran Bretaña se produjo en 2005, con una serie de ataques al sistema de transporte de Londres. El 7 de julio de ese año, cuatro atentados suicidas coordinados a la misma hora en momentos de gran afluencia en tres ramas del metro y un autobús londinense provocaron 56 muertos, entre ellos los cuatro kamikazes, y unos 700 heridos. Un grupo que se manifestó como integrante de Al Qaeda reivindicó estos ataques.

Quince días más tarde, hubo cuatro atentados frustrados con un modus operandi similar, de forma coordinada y casi simultáneos también en tres líneas de metro y otro bus, pero las bombas artesanales no explotaron por un error de cálculo en su confección.

Según la justicia, ambas series de atentados estaban vinculadas.

Solidaridad.

Particulares y hoteles ofrecían anoche, a través de internet, habitaciones a los asistentes al concierto de Ariana Grande en el estadio Manchester Arena. En Twitter, la etiqueta "RoomForManchester" ("Habitación para Manchester") se ha convertido en uno de los temas más comentados en la popular red social, en la que miles de usuarios han publicado sus anuncios de ayuda. Además, muchos taxistas ofrecieron viajes gratis.

TESTIMONIOS.

"Tuvimos suerte de salir sanas y salvas".

Los primeros testimonios de los jóvenes que asistieron al concierto de Ariana Grande en Manchester daban muestra del pánico que se vivió. "Yo y mi hermana estábamos saliendo del pabellón cuando se oyó una gran explosión y todos tratamos de huir", relató Majid Khan, de 22 años. "Todo el mundo en el lado del pabellón en el que se oyó la explosión vinieron de repente corriendo hacia nosotros", añadió.

Otra espectadora, Isabel Hodgins, dijo a Sky News que "olía a quemado, había mucho humo cuando salimos". "Estamos aterrorizadas, tuvimos suerte de salir sanas y salvas", añadió.

Jade Baynes, de 18 años, explicó que la policía le ordenó que saliera corriendo. "Hubo un fuerte estruendo y un destello, y todo el mundo salió corriendo".

"Ariana Grande acababa de retirarse tras el telón y habían encendido las luces cuando hubo esa gran explosión y una nube de humo. Vi a cinco personas ensangrentadas", dijo al diario The Guardian un joven.

El grado de amenaza de atentados en el Reino Unido es "severo", el segundo más alto en la escala, y significa que es altamente probable que haya atentados. El primer grado es el de "crítico", que se activa en caso de amenaza inminente.

"Sentí la explosión en el pecho; fue caótico.

El Manchester Arena tiene una capacidad para 21.000 personas y es el escenario techado más grande de Europa y una popular sede de eventos deportivos y musicales.

"Estábamos saliendo, nos encontrábamos junto a la puerta cuando se produjo una gran explosión y todo el mundo estaba gritando", relató Catherine Macfarlane a Reuters.

"Fue una gran explosión. Lo sentí en el pecho. Fue caótico. Todo el mundo corría y gritaba y trataba de salir del lugar", agregó esta joven.

Un portavoz del sello de Ariana Grande dijo que la artista "está bien".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)