REVELACIONES

La inteligencia rusa intentó hackear el sistema electoral de Estados Unidos

Fue filtrado un documento de la NSA que confirma que 122 funcionarios electorales se vieron afectados durante meses por los ataques.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vladimir Putin en conferencia de prensa. Foto: AFP

Documentos pertenecientes a una investigación sobre la alegada interferencia de Rusia en las elecciones estadounidenses de 2016, y filtrados a la prensa, parecen confirmar que el sistema de voto electrónico es vulnerable.

Informes de inteligencia divulgados por la publicación electrónica The Intercept muestran un ataque cibernético contra 122 funcionarios electorales y empresas vendedoras de software, y así agitan el fantasma de una tentativa de manipular votos.

Durante años, expertos en seguridad alertaron, aún sin una conexión a Internet, que el sistema de votación podía ser vulnerable en Estados Unidos, donde existen diversas modalidades que dependen de estados y municipios, con diverso grado de protección.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha negado que su administración haya realizado esfuerzos para influenciar la elección presidencial de 2016.

Sin embargo, el informe sugiere que la actitud rusa fue más allá de la guerra psicológica y que hubo una tentativa de invasión de los sistemas de votación propiamente dichos, de acuerdo con analistas.

"Este es nuestro mayor temor", dijo Joseph Hall, jefe de tecnología del Centro por la Democracia y la Tecnología, quien investiga sistemas de votación.

"Durante 15 años yo mismo y otras personas hemos dicho que nunca confirmamos una tentativa de pirateo de nuestros sistemas de votación. No vamos a decir más eso", comentó.

El documento publicado por The Intercept surgió de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), con marca "TOP SECRET" y sugiere que hackers rusos llegaron más profundo en el sistema de votación de lo que se había creído previamente.

Esas informaciones están expuestas en un documento clasificado "alto secreto" de la NSA en el que se explican las técnicas de infiltración o "phishing" utilizadas por Rusia. Esas páginas, además, tienen marcas de dobleces.

Sin embargo, el propio documento no saca ninguna conclusión sobre el impacto de los ataques o si afectó el registro de votos.

De acuerdo con Hall, los sistemas de votación pueden ser vulnerables porque muchos municipios se apoyan en empresas privadas de software que no poseen recursos suficientes para bloquear a adversarios cibernéticos con abundante presupuesto.

"Muchas de esas empresas que prestan servicios son pequeñas", dijo Hall. Matt Blaza, un científico de la Universidad de Pennsylvania, dijo a su vez que cualquier penetración en el sistema de elección debería disparar la alarma.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

"Hay una distancia muy grande entre decir que 'los sistemas fueron atacados' y decir que 'la elección fue amañada'. Pero igualmente es muy preocupante", señaló.

Impacto de largo plazo

Para Andrew Appel, profesor de la Universidad de Princeton, si el informe es correcto y el ataque cibernético fue perpetrado días antes de las elecciones de noviembre, es posible que haya sido ya demasiado tarde como para influenciar el resultado.

Pero sin embargo, añadió, cualquier tentativa de invadir los sistemas podría tener impacto de largo plazo.

"Si esto ocurre semanas antes de una elección debería ser causa de gran preocupación" por el resultado, dijo.

"Ahora estamos muchas semanas antes de la próxima elección, y si hubiera cualquier penetración rusa o de cualquier otro origen en nuestros programas de control de votos eso seguiría afectando el conteo de votos durante años", agregó.

Si no puede ver el documento, haga click aquí.


Si el número de votos de una urna electrónica es manipulada localmente "no será una cosa obvia, las personas no lo percibirían" a menos que haya un recuento de votos o una auditoría.

Appel señaló que "las elecciones por la red internet son aún más vulnerables, y me alegra que no estemos usando eso".

Bruce Schmeier, funcionario de IBM y asociado al Centro Berkman de la universidad de Harvard, dijo que el reporte muestra las debilidades del sistema electoral estadounidense.

Este ataque revelado en los documentos de The Intercept "me parecen más exploratorios que operacionales, pero es apenas una pieza. Hay muchas vulnerabilidades", dijo.

Para el funcionario, los "responsables electorales están en negación. La próxima elección no será mucho más segura que la de 2016".

Una informante detenida

The Intercept es un portal fundado por los periodistas Jeremy Scahill, Glenn Greenwald y Laura Poitras, estos dos últimos responsables de la divulgación de los documentos secretos filtrados por Edward Snowden en 2013 (Poitras ganó el Oscar a mejor documental por "Citizenfour", donde muestra cómo fue el proceso de divulgación de los archivo de la NSA).

Si bien este medio asegura que estas nuevas filtraciones fueron recibidas por un remitente anónimo, la justicia estadounidense identificó a la lingüista de 25 años Reality L. Winner, quien fue funcionaria de la Fuerza Aérea y actualmente trabajaba en Pluribus International Corporation, una contratista de la NSA.

La joven fue detenida este fin de semana en el estado de Georgia e imputada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos por un delito contra la seguridad nacional

Reality Winner es la joven detenida por filtrar documentos de la NSA. Foto: Instagram.
Reality Winner es la joven detenida por filtrar documentos de la NSA. Foto: Instagram.


Winner tenía autorización para manejar información clasificada como "alto secreto".

Según el Departamento de Justicia, la imputada imprimió el pasado 9 de mayo información clasificada y la extrajo de las instalaciones donde podían manejarse para enviarlas a un medio de comunicación del que oficialmente no se han dado detalles.

No obstante, los detalles de la imputación indican que los investigadores consiguieron dar con la sospechosa al percatarse de que los documentos que compartió el medio en su web tenían marcas de haber sido doblados.

Por ese motivo, dedujeron que los documentos fueron enviados por correo y registraron quiénes habían impreso el documento y determinado quién de las seis personas identificadas tenía algún contacto en el medio que publicó la información.

"Distribuir material clasificado sin autorización amenaza la seguridad de nuestra nación y mina la confianza pública en el Gobierno", aseguró en un comunicado el vicefiscal general estadounidense, Rod Rosenstein.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)