entre libia e italia

Más de 300 inmigrantes naufragaron y están desaparecidos

Nueve sobrevivientes lograron llegar a una isla gracias a una lancha de rescate. Habían partido desde Libia en botes de goma junto a unas 300 personas que no lograron salvarse.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Más de 200 inmigrantes murieron tras naufragio. Foto: Reuters

Más de 300 inmigrantes murieron en el naufragio de dos botes de goma, entre las costas de Libia e Italia, según el testimonio de nueve sobrevivientes que esta mañana llegaron a la isla de Lampedusa después de que una lancha de la Guardia Costera los trasladase desde una nave mercantil que los s ocorrió tras el naufragio.

Los nueve sobrevivientes, originarios de Mali y de Senegal, dijeron que partieron el sábado pasado desde las costas libias junto a una tercera barca que fue rescatada y en la que originariamente viajaban 105 personas, 29 de las cuales murieron de hipotermia.

Los sobrevivientes manifestaron a la llegada al centro de recepción que el fuerte oleaje arrasó los otros dos botes de goma el lunes por la tarde cuando navegaban por el Canal de Sicilia y sólo pudieron salvarse porque lograron permanecer agarrados a las cubiertas de una de las embarcaciones.

El papa Francisco manifestó hoy su "preocupación" por las noticias procedentes de Lampedusa.

"Deseo asegurar mi oración por las víctimas y alentar nuevamente a la solidaridad para que a nadie le falta el necesario socorro", subrayó el Pontífice.

"Sigo con preocupación -dijo Jorge Bergoglio en un llamado al término de la audiencia general- las noticias procedentes de Lampedusa donde se cuentan otros muertos entre los inmigrantes" que intentaban cruzar el Mediterráneo desde las costas de Libia.

La responsable del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Carlotta Sami, informó que "una de las embarcaciones se habría hundido y la otra se habría desinflado provocando el pánico a bordo como dijeron los sobrevivientes".

La Guardia Costera está evaluando el testimonio de los inmigrantes y pese a las condiciones meteorológicas desfavorables pusieron en marcha un dispositivo de búsqueda por mar y por tierra para intentar localizar a las más de 300 personas desaparecidas, acerca de las cuales se nutren pocas esperanzas de supervivencia.

La Comisión Europea a través de su portavoz, Natasha Bertaud, lamentó la nueva tragedia y pidió a los Estados miembro un "esfuerzo común" y vías legales de inmigración para evitar que las mafias hagan estos negocios.

En tanto, el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, afirmó en su perfil de Twitter que "el drama continúa. Nuestra lucha contra los traficantes continúa de manera incansable y coordinada. Hay que hacer más".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)