España

La Infanta Cristina juzgada por fraude

La Audiencia no hizo lugar a pedidos de sus defensores.

Cristina de Borbón, hermana del rey Felipe VI, será finalmente juzgada como cooperadora de dos delitos contra la Hacienda Pública supuestamente cometidos por su esposo, Iñaki Urdangarin pese a los esfuerzos de la Fiscalía y de la Abogacía del Estado para salvarla del banquillo. La Audiencia de Palma decidió ayer mantener a la Infanta como acusada en el caso Nóos tras rechazar la aplicación de la llamada doctrina Botín del Tribunal Supremo, que impide juzgar a alguien por delito fiscal si solo actúa una acusación popular. La Casa del Rey expresó su "absoluto respeto a la independencia del Poder Judicial".

Cristina de Borbón ocupará, a partir del próximo 9 de febrero, la silla número 18 —la última de todas— en el banquillo de los acusados del caso Nóos, la trama de desvío de fondos públicos de los gobiernos autonómicos de Baleares y Valencia y del Ayuntamiento de Madrid en el que figura como principal imputado su esposo, Iñaki Urdangarin. En una decisión para la que no cabe recurso, las tres magistradas que componen la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma rechazaron los argumentos de la defensa de la Infanta, de la Fiscalía Anticorrupción y de la Abogacía del Estado, que el pasado 11 de enero, en el trámite de cuestiones previas, solicitaron que se la excluyera del juicio en virtud de la llamada doctrina Botín.

Esta jurisprudencia del Tribunal Supremo, aplicada por primera vez al fallecido presidente del banco Santander Emilio Botín en 2007, establece que no se puede procesar a nadie por delito fiscal solo con la acción de una acusación popular.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)