Filtración en la Iglesia

Indagatoria para los autores del "Vatileaks"

Los periodistas italianos Emiliano Fittipaldi y Gianluigi Nuzzi, autores de los libros "Avarizia" y "Via crucis", quedaron ayer bajo indagatoria en el ámbito de la investigación vaticana sobre la fuga de documentos reservados de la Santa Sede.

"Como Policía judicial del Vaticano, la gendarmería había señalado a la magistratura de la Santa Sede la actividad desarrollada por los periodistas Nuzzi y Fittipaldi", destacó el vocero vaticano, Federico Lombardi, refiriéndose a la presunta "divulgación de noticias y documentos reservados" por parte de los dos periodistas.

Fittipaldi dijo que "esperaba" esta indagatoria. "Está claro que si uno cuenta algo referido a un poder fuerte, como es el temporal de la Iglesia, éste último reacciona", señaló.

"En el fondo estoy bajo investigación por el trabajo que hago y que tengo el derecho de hacer", precisó el investigador, al destacar la "enorme" tarea hecha en su libro, que "fue verificado varias veces y que no ha sido desmentido ni en un párrafo: hasta ahora lo único que hubo fueron confirmaciones", puntualizó el autor.

"Yo no he robado nada. Está claro que entiendo la dura reacción del Vaticano y las resistencias incluso del Papa. Por otra parte, hace dos mil años que la Iglesia acostumbra lavar su ropa sucia en las sombras de los muros vaticanos", añadió Emiliano Fittipaldi.

Además del "Vatileaks", la Santa Sede reveló que investiga la filtración de un documento reservado de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), organismo que sin embargo no está sometido a investigación. La Santa Sede indicó que en los últimos días han aparecido en agencias y en prensa artículos que se refieren a un documento de los despachos del APSA que apuntaría a "fue instrumentalizada para una actividad financiera ilegal" y añade que esta información es "parcial e imprecisa". 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)