ESPAÑA

Iglesias, el profesor que agita la política española

Fue ratificado como líder de Podemos, ganándole a Errejón

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pablo Iglesias es el líder del partido que cambió el panorama electoral español. Foto: EFE

Apasionado y sincero para unos, peligroso y populista para otros, el profesor universitario Pablo Iglesias, al frente de Podemos, ha asentado ayer domingo su poder en este partido que juega el papel de principal adversario del Partido Popular en el gobierno.

Iglesias, de 38 años, logró ser reelegido como secretario general de Podemos, al ganar un duelo frente a su número dos, Íñigo Errejón, con quien protagonizó una agria rivalidad por el camino que debía seguir la joven formación.

Ironías del destino, en su tesis de 2011 dedicada al Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de izquierda boliviano de Evo Morales, Errejón agradecía a Iglesias, "un compañero de mente incisiva y voluntad bolchevique", haberle enseñado "que el arte de la guerra se practica con método y tesón".

La intensa vida política de Iglesias no ha cambiado su imagen de joven del madrileño barrio obrero de Vallecas, que sigue luciendo su larga coleta y casi nunca viste traje. Se dio a conocer en su propio programa televisivo sobre política, una experiencia que explica su buena oratoria en los debates, en el Parlamento europeo (donde estuvo en 2014-2015) y desde enero en el Congreso de diputados, como líder de su partido.

Felipe González, el antiguo jefe de gobierno socialista, uno de sus feroces detractores, le llegó a imputar "un desdoblamiento de personalidad".

Uno de los ataques más envenenados de Iglesias fue contra González, recordando los comandos de policía clandestina (GAL) que durante su mandato en la década de los 80 asesinaron a militantes de ETA.

El pasado del PSOE está "manchado de cal viva" dijo en dos ocasiones Iglesias, que después reconoció su error por esta alusión. Pero también puede ser divertido y accesible, llevar a una presentadora en su moto roja o entonar el Hasta siempre (dedicado al Che Guevara) con su guitarra.

Al crear Podemos junto a un grupo de profesores universitarios en enero de 2014, Iglesias supo captar la estela del movimiento de los "indignados" que nació en 2011 para denunciar las políticas de austeridad, la corrupción y el distanciamiento de los partidos tradicionales con los ciudadanos. Cinco meses después, fue elegido diputado europeo junto a otros cuatro compañeros de Podemos.

Hijo de una abogada laboralista y de un inspector de trabajo encarcelado durante la dictadura de Francisco Franco (1939-1975) por pertenencia a grupo armado, Iglesias se afilió con 14 años a las Juventudes Comunistas. Después inició una exitosa carrera universitaria: doctorado en Ciencias Políticas, licenciado en Derecho, Máster de Comunicación y Recursos Humanos y cinco años de docencia en la Universidad Complutense de Madrid.

Próximo a los movimientos antiglobalización y ávido lector de Antonio Gramsci —fundador del Partido comunista italiano—, cita a Marx pero también series televisivas estadounidenses como Juego de Tronos, sobre la que escribió un libro.

Su antiguo profesor Ramón Cotarelo lo recuerda como un alumno "cariñoso" y "brillante", que sueña con "influir en la cosa pública en un sentido radical".

Una imagen falsa, protesta Antonio Elorza, antiguo compañero de docencia en la universidad. "No te podías fiar (...), no defendía ninguna causa justa por no perder un gramo de poder", asegura.

Próximo al primer ministro griego Alexis Tsipras, su teléfono móvil lleva desde hace tiempo el eslogan "Syriza, Podemos, venceremos".

La derecha prefiere recordarle sus vínculos con Hugo Chávez, el difunto presidente de Venezuela, país al que viajó tres veces.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)