VIDEO

Humo, dos giros bruscos y la caída: así fueron los últimos minutos en el avión

Siguen buscando el avión; están abiertas todas las hipótesis.

El Airbus A320 de EgyptAir transmitió mensajes automáticos señalando humo a bordo antes de caer el jueves al Mediterráneo, según confirmaron los investigadores de la aviación civil francesa, mientras prosigue la búsqueda de más restos del avión.

Hasta este momento, el gobierno egipcio y la comunidad de expertos parecían privilegiar la tesis del atentado para explicar lo ocurrido con el A320 de EgyptAir, que viajaba de París a El Cairo con 66 personas a bordo, entre ellas 30 egipcios y 15 franceses. El aparato se hundió en las aguas del Mediterráneo la madrugada del jueves tras haber desaparecido de los radares.

Los primeros vestigios del avión, así como algún resto humano, han sido descubiertos a 290 kilómetros al norte de Alejandría por aviones y barcos desplegados por el ejército egipcio, que publicó el sábado algunas fotos de lo hallado: una mochila rosada pintada con mariposas, cubiertas de asientos destrozados y un chaleco salvavidas abierto.

Los últimos minutos.

Eran las 2.26 de la mañana del jueves. El avión acababa de entrar en el espacio aéreo de Egipto. De acuerdo a las estimaciones, en 50 minutos ya iba a estar en destino. Sin embargo algo cambió los planes: sonó la primera alarma y el humo comenzó a salir justo detrás de la cabina de vuelo.

Así empezó el pánico arriba del avión de la aerolínea Egyptair, que viajaba con 66 personas a bordo y que se estrelló en el Mediterráneo la semana pasada y cuya investigación aún sigue abierta.

Al siguiente minuto, comenzó a sonar la alerta del compartimiento de aviónica, justo bajo la cabina de vuelo, donde se ubican los sistemas eléctricos de la nave, de acuerdo a una nota publicada por el diario español El Mundo.

Tres minutos desde comenzado el problema, a las 2.29 horas, un error afectó a la segunda unidad de control de vuelo al ordenador que controla los alerones. A las 2.33, desapareció del radar, perdió el contacto, su rastro se desvaneció.

Toda esta información pudo conocerse porque los mensajes quedaron grabados en un sistema automático y luego enviados a la sala de operaciones de la aerolínea egipcia, según comunicó la Oficina de Investigación y Análisis francesa que participa en el comité de investigación.


Lo que se sabe después es lo de los dos giros bruscos y el final: el A320 se estrelló en el Mediterráneo.

"El equipo de investigación ha recogido información de varias fuentes: documentación del avión y la tripulación, sistemas de gestión de datos y control de tráfico aéreo, incluidos AIRMAN y ACARS. Investigadores egipcios están acompañando a la marina en la operación de búsqueda que se está llevando a cabo en el Mediterráneo", aseguraron desde el Ministerio de Aviación Civil egipcio.

"Estamos revisando toda la información pero es demasiado pronto para hacer juicios o tomar decisiones en virtud de una sola fuente de información como los mensajes de ACARS que son señales o indicadores que podrían deberse a causas diferentes por lo que se requiere análisis adicionales", advierte.

Son muchos los interrogantes que aún permanecen abiertos. Uno de ellos es por qué el capitán Mohamed Shokeir, un piloto que llevaba 6.275 horas de vuelo- no emitió ningún tipo de llamada de emergencia.

Ante todos los misterios que aún resta develar, tanto las autoridades egipcias como las francesas, país del cual partió el vuelo, piden cautela y aseguran que todos los escenarios son posibles, en alusión a que no descartan que se tratase de un atentado. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)