Más de 120 muertos en tres atentados

El horror volvió a golpear París

Alrededor de las 21.30, hora local, los clientes del restaurante "Petite Cambodge", junto a la orilla del Canal Saint Martin, fueron sorprendidos por dos encapuchados que portaban fusiles Kalashnikov. Abrieron fuego contra el establecimiento ubicado a unos 400 metros del local del semanario Charlie Hebdo.

Noche de pánico y horror en las calles de París. Foto: Reuters
Noche de pánico y horror en las calles de París. Foto: Reuters
Una noche de terror en las calles de París. Foto: Reuters
Una noche de terror en las calles de París. Foto: Reuters
Una noche de terror en las calles de París. Foto: Reuters
Una noche de terror en las calles de París. Foto: Reuters
Una noche de terror en las calles de París. Foto: Reuters
Una noche de terror en las calles de París. Foto: Reuters
Una noche de terror en las calles de París. Foto: Reuters
Una noche de terror en las calles de París. Foto: Reuters
Una noche de terror en las calles de París. Foto: AFP
Una noche de terror en las calles de París. Foto: AFP
Una noche de terror en las calles de París. Foto: AFP
Una noche de terror en las calles de París. Foto: AFP

"Escuchamos los tiroteos, 30 segundos de ráfagas, era interminable, pensamos que eran fuegos artificiales", relata Pierre Montfort, que vive cerca de la calle Bichat, donde se produjo uno de los tiroteos. Otro testigo describe: "En ese momento, sólo vimos llamas salir del arma, sentimos miedo ¿Quién nos aseguraba que no iba a disparar hacia las ventanas?"

Video del tiroteo.

Les 10eme et 11eme arrondissement de Paris au moins 18 morts #Paris #bataclan #fusillade

Posted by CarthageFm on viernes, 13 de noviembre de 2015

Si no puede ver el video haga click aquí

Florencia dice haber llegado "en scooter, tal vez un minuto después". "Fue surrealista, todo el mundo estaba en el suelo. Nadie se movía en el restaurante Petit Cambodge y en el bar Carillon también todos estaban en el suelo. Había mucha calma, la gente no entendía lo que ocurría. Un joven llevaba a una niña en brazos. Parecía estar muerta", explica la mujer.

Unos 20 minutos antes en el Estadio de Saint Dennis, donde se jugaba un amistoso entre las selecciones de Francia y Alemania, una sucesión de fuertes explosiones sorprendió al público. Entre ellos se encontraba el propio presidente Francois Hollande, al que su cuerpo de seguridad evacuó apenas instantes más tarde.

En las calles parisinas ya sonaban las sirenas, se oían las pisadas rápidas, los vehículos policiales y militares veloces. Pero las peores noticias no habían terminado allí. Al menos dos hombres, podían ser más, también armados irrumpieron en la sala colmada del teatro Bataclan donde una banda de rock daba un concierto. Al grito de "Alá es grande" comenzaron a disparar. Las escenas que siguieron rompen los límites del horror, según los testimonios de los sobrevivientes.

Si el recuerdo del cruento atentado del pasado 7 de enero al semanario Charlie Hebdo y al supermercado de comida kosher aún estremecía a los parisinos, lo ocurrido anoche puso a los franceses y al mundo en estado de shock.

El presidente Hollande declaró el "estado de emergencia" y cerró las fronteras, al tiempo que desplegó al Ejército mientras todas las fuerzas policiales y los servicios de inteligencia se lanzaban a las calles a una cacería que apenas comienza.

Bajas terroristas.

Aún es difícil precisar la cantidad exacta de víctimas mortales y heridos en el atentado.

Las autoridades aseguran haber abatido ya a cinco de los terroristas.

El fiscal general de París, François Molins, advirtió en declaraciones ofrecidas por el canal "I-télé" de que se trata de una cifra "a priori" que todavía tendrá que ser detallada.

El fiscal precisó que la investigación abierta en la Fiscalía de París pretende determinar lo sucedido, el perfil de los autores de los atentados, su recorrido y la existencia de posibles cómplices.

La cifra total de muertos, según los cálculos provisionales ofrecidos, podría sobrepasar los 150, la mayor parte de ellos en la sala de conciertos Bataclan. Esta sala tiene un aforo de 1.500 personas y en el momento de los hechos estaba repleta.

En la calle Charonne hubo 18 muertos, 14 en los dos restaurantes atacados de la calle Alibert, 5 en un bar de Fontaine-au-Roi y uno en el bulevar Voltaire, mientras que el número de fallecidos en el Stade de France, donde se disputaba un amistoso entre las selecciones de Francia y Alemania, no fue facilitado por el momento.

El fiscal Mollins señaló que todavía es demasiado pronto para esclarecer los hechos, y apuntó que la investigación se ha iniciado por asesinatos en relación con una organización terrorista.

Por su parte, el prefecto de Policía, Michel Cadot, detalló que el asalto de las fuerzas del orden a la sala Bataclan fue "extremadamente difícil".

Según su versión, los terroristas "se hicieron explotar" en la segunda planta del local, y en el asalto policial hubo cuatro muertos, entre los que no se ha podido precisar si hubo agentes policiales. Ni el fiscal, ni otras autoridades han establecido aún si otros terroristas lograron escapar de las escenas del crimen, aunque se deja entrever que esto es posible.

En el marco del estado de excepción que dispuso Hollande y su gabinete anoche, las actuaciones de todos los organismos de seguridad se vienen desarrollando en forma febril.

Aunque formalmente ninguna organización se ha pronunciado sobre los hechos, todo apunta hacia Estado Islámico, que ya se había atribuido el atentado de principios de año.

Tanto la activa participación de Francia en la coalición internacional que lidera Estados Unidos contra la organización yihadista, como la presunta caída de uno de sus líderes (ver nota aparte en esta página), parecen sostener esta hipótesis.

París amanece hoy a puertas cerradas. Los centros escolares de la región de París, así como las universidades, permanecerán cerrados este sábado por la oleada de atentados perpetrados en la ciudad, que también condujo al cierre de todas las estaciones de metro. La alcaldía de la ciudad ha recomendado a los ciudadanos no abandonar sus hogares. Los más veteranos, recuerdan épocas similares. Los miles que salían del estadio entonaban la Marsellesa con el corazón en llamas.

ATAQUES.

Jugaban al fútbol y detonaban bombas.

El Estadio de Francia fue otro de los lugares que fue blanco de los terroristas. Allí, la selección francesa jugaba ante Alemania un partido amistoso.

Si no puede ver el video haga click aquí

Mientras se disputaba el encuentro, hubo tres explosiones que sacudieron las inmediaciones del escenario. Según el diario francés Le Monde, dos fueron detonadas: una en un Mc Donalds y otra en un local donde vendían cerveza.

Tras el partido, que terminó con triunfo de Francia 2-0, el jefe de la Policía francesa cerró las puertas del estadio, mientras los futbolistas permanecían atrincherados en los vestuarios y cientos de hinchas en el campo de juego.

Luego, iniciaron una evacuación ordenada, a través de tres puertas, en la que decenas de hinchas franceses se retiraban del escenario deportivo cantando el himno nacional.

Al presidente del país, François Hollande, que asistió al encuentro, le fue informado de los episodios que estaban ocurriendo en París y se retiró del estadio en medio del partido.

Las calles de París ya estaban para entonces tomadas por la policía, las líneas de metro clausuradas y los ciudadanos presos de un sentimiento entre el pánico y el estupor.

Dicen haber matado a "estrella" yihadista.

El Gobierno de Estados Unidos dijo ayer tener "una gran confianza" y "una certeza razonable" sobre la muerte del miembro del Estado Islámico (EI) Mohamed Emwazi, conocido como "Yihadista John", quien habría sido objeto de un ataque aéreo estadounidense en la ciudad siria de Al Raqa.

"Es aún un poco pronto. Tenemos una certeza razonable de haber matado al objetivo que intentábamos matar, que era el Yihadista John. Tomará algún tiempo, como siempre, declarar formalmente que tuvimos éxito en la operación", afirmó ayer el portavoz del Pentágono en Irak, Steven Warren.

"Hemos matado a algún alto cargo del EI cada dos días de media. Así que para nosotros esto fue muy rutinario. Ahora, esto es importante porque el Yihadista John era una de las estrellas, si quieren llamarlo así, del EI, una de las caras de la organización en muchos sentidos", consideró Warren.

Este yihadista fue el que decapitó periodistas estadounidenses, según dos videos del EI.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)