RELIGIÓN

Histórico pedido de perdón a 500 años de la Reforma de Lutero

Declaración conjunta de protestantes y católicos en Vaticano.

Wittenberg: la catedral donde nació el protestantismo. Foto: AFP
Wittenberg: la catedral donde nació el protestantismo. Foto: AFP

Por primera vez en la historia y con una declaración conjunta, católicos y protestantes pidieron "perdón" ayer martes por la violencia que los enfrentó durante siglos.

El anuncio fue hecho por el Vaticano y la Federación Luterana Mundial en el último día de las conmemoraciones por los 500 años de la Reforma promovida en el siglo XVI por Martín Lutero, que llevó a un cisma histórico y dio origen al protestantismo.

"Pedimos perdón por nuestros fracasos, por las formas en que los cristianos han herido el Cuerpo del Señor y se han ofendido unos a otros durante los 500 años transcurridos desde el inicio de la Reforma", reza el comunicado conjunto de las dos iglesias.

"Nos comprometemos a seguir nuestro camino común (...) buscando un consenso sustancial que permita superar las restantes diferencias que existen entre nosotros", añade.

En el comunicado, la Federación Luterana Mundial y el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, el "ministerio" del Vaticano que se ocupa de estos temas, agradecieron "el camino ecuménico" que comenzaron hace 50 años. "Esa peregrinación, sostenida por nuestra oración común, el culto y el diálogo ecuménico, redundó en la eliminación de prejuicios, una mayor comprensión mutua y la identificación de decisivos acuerdos teológicos", explicaron.

Hace un año, el papa Francisco participó en Lund (Suecia) en el lanzamiento de las celebraciones del 500º aniversario de la Reforma, un gesto impensable en otro tiempo.

Conmemorar las posiciones de Lutero, considerado por siglos "el peor de los herejes", le valió duras críticas por parte de los sectores más conservadores. El año pasado Francisco afirmó que "Lutero fue un reformador en un momento difícil" y que si bien "algunos métodos no fueron correctos, si leemos la historia vemos que la Iglesia no era un modelo a imitar: había corrupción, mundanismo, el apego a la riqueza y al poder", aclaró.

"Reconocemos que si bien el pasado no se puede cambiar, su influencia sobre nosotros hoy en día se puede transformar (...). Una vez más, resultó claro que lo que tenemos en común es mucho más que aquello que nos divide", insistía ayer la declaración conjunta.

Mientras se conocía este pronunciamiento de las dos iglesias en Roma, protestantes y católicos participaban de una misa en presencia de la canciller alemana, Angela Merkel, en Wittenberg, cuna de la rebelión fundadora de Martín Lutero.

La tradición cuenta que fue en la puerta de esta igle-sia gótica donde el 31 de octubre de 1517, Lutero colgó su "Disputa" más conocida bajo el nombre de "95 tesis", el texto fundador de la Reforma protestante que marcó su ruptura con el catolicismo.

Se trataba de frases cortas en las que Lutero criticaba sobre todo el comercio de las indulgencias —un sistema de perdón de los pecados practicado por la Iglesia católi- ca para financiar la construcción de la basílica de San Pedro en Roma— y cuestionaba la autoridad del papa León X, que acabó excomulgándolo el 3 de enero de 1521.

El nombre de Lutero también se ha asociado a una de las páginas más sombrías de la historia alemana. Al atacar el judaísmo en sus escritos, se convirtió en un referente de la ideología nazi, que se sirvió de él como aval religioso.

Repartidos en una miríada de iglesias en la actualidad, resulta difícil calcular cuántos protestantes hay. Un informe del centro de investigación independiente de Estados Unidos Pew Research Center evalúa en más de 800 millones los protestantes "definidos en el sentido amplio del término" en todo el mundo, es decir, más de un tercio del conjunto de cristianos, mientras que los católicos constituyen alrededor de la mitad y los ortodoxos, el 12%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)