CAÍDA DE NIXON

Hillary reaparece y recuerda el Watergate

Hillary Clinton estrenó ayer viernes su trabajo oficial en la Resistencia ciudadana contra Donald Trump. La ex candidata demócrata ofreció su discurso más político desde la derrota electoral en la Universidad de Wellesley, donde se graduó hace 48 años.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hillary Clinton. Foto: Reuters

Clinton no mencionó al presidente por su nombre, pero dejó claro con cuatro brochazos que este no es precisamente el momento en el que dejará de defender los valores por los que ha trabajado durante toda su carrera.

"Habrán oído por ahí que las cosas no me salieron como había planeado, pero estoy bien", dijo la exsecretaria de Estado al poco de subir al escenario, donde fue recibida con un "bienvenida a casa". Clinton fue la primera estudiante de Wellesley en dar un discurso de graduación en 1969 y ayer viernes, casi cinco décadas después, dibujó varios paralelismos entre la situación política de entonces y la actual.

Clinton habló de una generación de mujeres —la de finales de los años 60 y la de ahora— que "no confiaba en el gobierno ni en la mayoría de los líderes", en un contexto de profunda desigualdad en los derechos civiles de las minorías y los ataques a los más pobres. "Pero también estábamos furiosas por haber perdido las últimas elecciones ante un hombre cuya presidencia acabaría en una moción de censura por obstrucción a la Justicia".

Sin nombrar a ninguno de los dos, Clinton trazó un paralelismo entre Richard Nixon y Donald Trump. "Y todo eso después de despedir a la persona que le investigaba", añadió, en referencia a la decisión de Trump de prescindir de James Comey, director del FBI y responsable de las pesquisas sobre la trama rusa para favorecerle en las elecciones.

En base a EL PAÍS DE MADRID

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)