CARRERA A LA CASA BLANCA

Hillary quedó un paso adelante

Analistas y una encuesta de CNN coinciden en que la demócrata ganó el primer debate.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hillary Clinton y Donald Trump saludan tras finalizado el debate. Foto: Reuters

Hillary Clinton ganó el primer debate contra Donald Trump. En eso coinciden los principales analistas políticos de Estados Unidos, y lo refleja una encuesta de CNN.

"Creo que la gente anoche vio algunas claras diferencias entre los dos", dijo la candidata demócrata al comentar el debate del lunes con Trump.

La exsecretaria de Estado de 68 años demostró que estaba en plena forma; y el magnate inmobiliario de 70 años se quedó con las ganas de desestabilizarla. Tal vez por eso dijo ayer que podría traer a colación el tumultuoso pasado sexual de Bill Clinton en el próximo debate, el 9 de octubre. "Podría atacarla más duramente. Realmente fui menos duro porque no quería herir los sentimientos de nadie", afirmó.

En el debate en el auditorio de la universidad Hofstra, Nueva York, Clinton criticó la carencia de idoneidad de Trump para ser presidente. "Tú vives en tu propia realidad", le dijo.

De su lado, Trump jugó al outsider y apeló al cansancio de los trabajadores con los políticos tradicionales. "Hillary tiene experiencia, pero es mala, mala experiencia", dijo el millonario, y la acusó de generar un "caos completo" en Medio Oriente durante su gestión como secretaria de Estado.

Trump recurrió a su retórica característica, interrumpiendo repetidamente a Clinton y gritando "mentira" a las afirmaciones de su oponente. Incluso en un momento volteó los ojos emitiendo un "ugh" de frustración.

"Muchos norteamericanos recordarán el debate y verán a una persona que está preparada para ser presidenta, enfrentada a un impostor", afirmó John Hudak, del Brookings Institute. "No se vio un desempeño perfecto de Hillary Clinton, sino más bien un desempeño imperfecto, como se podía prever, de su oponente", declaró.

Miss Universo.

Clinton recordó las declaraciones denigrantes de Trump hacia las mujeres, tomando el ejemplo de la ex Miss Universo 1996, la venezolana Alicia Machado, a quien Trump llamó "Miss Piggy".

"Ella era una Miss Universo, y era la peor que hemos tenido, absolutamente la peor. Era imposible", dijo Trump a la cadena Fox News. "Engordó mucho y era un verdadero problema", añadió.

En un tuit en español, Machado le agradeció a Clinton tras el debate: "Gracias señora por haber defendido a las mujeres". Y luego publicó una foto que la retrata con su nuevo pasaporte: "Estoy lista para votar. Por mi país y por ti, Hillary Clinton, por mi hija y por las mujeres que trabajan".

Encuestas.

De acuerdo con CNN, el 62% de los electores consultados vio a Clinton ganar del debate, contra 27% que señaló a Trump.

En la visión del profesor Michael Heaney, de la Universidad de Michigan, Clinton tuvo un desempeño "excelente" en el debate, ya que se mantuvo "concentrada" todo el tiempo. "No creo que vayamos a ver un gran cambio en favor de cualquiera de los candidatos", dijo.

A su vez, el profesor Steffen Schmidt, de la Universidad de Iowa, dijo que "Trump no estalló en pedazos y actuó de una forma mucho más presidencial de lo que era esperado".

Clinton pudo haber ganado el debate, pero aún no ganó. Cuando los sondeos incluyen a Trump y a los dos otros candidatos minoritarios, la ventaja de Clinton cae a menos de dos puntos porcentuales, dentro del margen de error.

"En una batalla entre preparación versus los instintos, la preparación ganó por amplia ventaja", destacó ayer la cadena NBC News. "Clinton le ganó de entrada a un defensivo Trump que respondió a ataques personales, y que se contradijo en cuestiones claves, reabriendo viejas heridas sobre cuestiones de género y temas raciales".

Para la cadena ABC News, Hillary lanzó "una serie de ataques frontales sobre Donald Trump, llevándolo al terreno de sus finanzas personales, impuestos, sexismo, relaciones raciales, negocios y honestidad personal".

El New York Times subrayó que Trump "se mostró con frecuencia impaciente y con falta de experiencia política".

Factor Obama.

En uno de los intercambios más acalorados, Clinton acusó a Trump de extender una "mentira racista" al sugerir que el presidente Barack Obama no nació en Estados Unidos. Obama, nacido en Hawai, hizo público un certificado de nacimiento en 2011 para poner fin a la polémica, pero recién este mes Trump reconoció que Obama nació en Estados Unidos.

Clinton también puso contra las cuerdas a Trump al afirmar que se niega a divulgar sus declaraciones impositivas para evitar mostrar que apenas pagó impuestos federales o que no es tan rico como dice. "Debe ser algo muy importante, incluso terrible, lo que esconde", señaló.

LA VISIÓN DE EQUIPO DE HILLARY CLINTON.


"Era lo que queríamos, enfadamos a Trump".


GUSTAVO STOK / ARGENTINA

En un evento realizado en Buenos Aires para analizar el debate presidencial en Estados Unidos, Gabriel Guerra Mondragón —del comité nacional de Finanzas de la campaña del partido Demócrata— señaló que Hillary Clinton se mostró muy astuta y logró su objetivo: sacar de quicio a Donald Trump. "Era lo que queríamos. En los debates, cuando alguien se enfada, pierde. Hillary, en cambio, se mantuvo ecuánime, fresca y mantuvo esa seriedad que es necesaria para una persona que quiere asumir la presidencia de los Estados Unidos", dijo.

Para Guerra Mondragón, las claves del debate pasaron por la negativa de Trump a presentar su declaración de impuestos y la debilidad que mostró a la hora de explicar las razones por las que durante cinco años defendió la teoría de que el presidente Barack Obama había nacido en Kenya. "Son dos temas sobre los que Trump no pudo defenderse. Esos temas los vamos a seguir y eventualmente serán muy dañinos para su campaña", señaló.

Exembajador de Estados Unidos en Chile entre 1994 y 1998, Guerra Mondragón calificó a Trump de "ególatra, banal, machista rayando con la misoginia, mentiroso, racista, cripto-fascista, tan llano como un plato de sopa y vengativo".

En la relación con América Latina, Guerra Mondragón señaló que Venezuela podría ser la primera gran crisis de la presidencia de Hillary Clinton, en caso de que gane las elecciones. "Venezuela es un país que está al borde de la crisis y de la violencia. Estimo que, desafortunadamente, de aquí a diciembre va haber sangre en las calles de Venezuela y eso va a crear un problema serio", dijo.

El otro disertante del evento, organizado por el portal Infobae y la editorial Taeda, fue el periodista Andrés Oppenheimer. "Creo que va a ganar Hillary Clinton las elecciones, pero tengo mucho miedo de equivocarme. Sin embargo, después del debate, tengo un poco menos de miedo", señaló el editor para América Latina y columnista del Miami Herald. "En los debates presidenciales el body laguage (lenguaje del cuerpo), la apariencia, pesa muchísimo. Cuando Trump va a la sala de prensa después del debate, ahí pensé este tipo sabe que perdió. Es una señal de que tenía que corregir algo", agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)