CAMINO A LA CASA BLANCA

Hillary Clinton cambia la historia de EE.UU.

Su candidatura escribe una nueva página en la política local.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Barak Obama dio un respaldo funamental a Hillary Clinton. Foto: Reuters

Hillary Clinton inició ayer una fase sin precedentes en la historia política estadounidense cuando aceptó ser la candidata demócrata a la Casa Blanca, con la ilusión de continuar el legado de su marido, Bill Clinton, y el del actual mandatario Barack Obama.

En su discurso la candidata presidencial demócrata se propone expresar su convicción de que es necesario dar oportunidades a todos los ciudadanos para que busquen alcanzar su potencial, dijeron a la prensa fuentes próximas a la campaña.

Clinton comenzó a trabajar en el discurso hace varias semanas junto a sus principales asesores, y lo hizo hasta poco antes de ocupar el gigantesco escenario construido en el Wells Fargo Center, en Filadelfia, añadieron las fuentes.

Inédito.

Se trata de la primera vez que una mujer disputará la presidencia de Estados Unidos en representación de uno de los dos grandes partidos políticos. Para eso Clinton recibió el miércoles el apoyo entusiasta del presidente Barack Obama en la Convención Nacional del Partido Demócrata.

Ante una multitud de casi 5.000 delegados del partido reunidos en Filadelfia, Obama dijo que nunca hubo un hombre o una mujer más capacitado y mejor preparado que Hillary Clinton para ser presidente de Estados Unidos, incluyéndose a sí mismo y al expresidente Clinton en la lista.

"¡Vamos a llevar a Hillary Clinton a la victoria este año, porque es lo que el momento pide!", dijo Obama.

Se trata de una ocasión especial para ambos, ya que Obama derrotó ajustadamente a Clinton en la elección interna en 2008. Al llegar a la Casa Blanca la llamó para ser su secretaria de Estado. Obama sustituyó a Clinton al frente de la máquina diplomática estadounidense en su segundo mandato, iniciado en 2013, pero en esta campaña el presidente nunca escondió su apoyo, más allá de la discreción que le impuso su cargo.

Tres presidentes.

El partido espera ahora poder suceder a Obama, el primer presidente negro en la historia de Estados Unidos, con Clinton, quien sería la primera mujer.

Esa posibilidad hace soñar alto a los delegados presentes en la Convención que finaliza el jueves en Filadelfia y en la que a Clinton no le han faltado apoyos de peso.

El expresidente Jimmy Carter (1977-1981) se hizo presente mediante un video en el que dejó claro su respaldo a Clinton para ocupar el cargo más importante del país.

Por su parte, el expresidente Clinton (1993-2001) pronunció un largo discurso en el cual narró la historia de su relación con Hillary, en un testimonio muy personal con el que se propuso dar una imagen cálida de la ahora candidata a presidente. Finalmente, si Bill Clinton se concentró en la Hillary esposa y madre, Obama puso la lupa en la funcionaria pública ejemplar, habituada a la toma de decisiones trascendentales y complejas."Nada te prepara realmente para las exigencias del Salón Oval. Hasta que te sientas ante esa mesa, no sabes cómo es administrar una crisis global, enviar gente a la guerra. Pero Hillary ya ha estado en ese salón; ha sido parte de las decisiones", dijo Obama.

La aceptación de la candidatura por parte de Clinton, tendrá lugar en coincidencia con un nuevo y espectacular escándalo político protagonizado por Donald Trump, el candidato por el Partido Republicano. Trump convocó a una conferencia de prensa para negar cualquier relación con la supuesta participación de espías rusos en la intervención de los servidores de correo electrónico del Comité Nacional del Partido Demócrata, mensajes que al ser divulgados la semana pasada ya habían provocado una verdadera tormenta política.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)