Argentina

No hay rastros de la ballena de Puerto Madero

Desapareció durante la madrugada del miércoles. Se presume que pudo haber nadado hacia aguas abiertas o haberse hundido luego de morir.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La ballena de Puerto Madero sigue sin aparecer. Foto: AFP.

Su llegada a Puerto Madero, el lunes, sorprendió tanto como desconcertó su desaparición de la Dársena Norte, el miércoles. Fuentes de la Prefectura Naval y de la Fundación Cethus, que durante casi dos días trabajaron para liberar a un ejemplar de ballena jorobada que había recalado en el dique 4, confirmaron que fue visto por última vez en horas de la madrugada: podría haber nadado hasta aguas abiertas o bien haberse hundido, tras fallecer.

Son las dos posibilidades que baraja el equipo de especialistas que participó de los intentos por liberar al espécimen, al que calcularon dos años de edad y cuyo estado físico era delicado. Se había desviado 2000 kilómetros de la ruta migratoria que este tipo de cetáceo realiza entre la Antártida y Brasil.

"Puede que haya retomado su navegación hacia el río, también puede que haya muerto o, incluso, regresado hacia la costa, aunque en menor medida. Había iniciado un primer intento de nado hacia aguas abiertas durante la noche y, luego, a las 4.30, se le perdió el rastro", explicó Miguel Iñíguez, presidente de la Fundación Cethus.

Fuentes de la Prefectura aseguraron que durante toda la noche se desarrolló un operativo para mantener alertas a las embarcaciones que transitan por la Dársena Norte y que, en la madrugada, se perdió de vista a la ballena. "Deseamos que haya encontrado camino hacia el mar, pero tampoco descartamos la muerte", dijeron.

Iñíguez explicó que el característico "soplido" de la ballena es el elemento por medio del cual se mantiene el contacto visual. "Cuando son crías, ese soplido no es muy alto y, si hay viento fuerte o marea alta, se vuelve difuso. Considerando además que no había luz solar, no es extraño haberla perdido de vista", precisó.

El equipo de la Fundación Cethus todavía se preguntaba ayer si el ejemplar había dejado o no el período de lactancia. Si aún estuviera en dependencia de su madre, el riesgo de morir en la liberación a aguas abiertas es aún mayor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)