Tres muertos y un desaparecido a raíz de las inundaciones

Hay 2.000 evacuados por las lluvias en Argentina

Al menos tres personas murieron, una permanece desaparecida y más de 2.000 personas han sido evacuadas debido a las inundaciones provocadas por el temporal de lluvia que ha castigado en los últimos días el centro de Argentina, informaron ayer fuentes oficiales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La gente se desplaza en bote al hospital San Antonio de Areco. Foto: La Nación / GDA

La primera de las víctimas mortales fue un niño de 11 años, que falleció el jueves en la localidad bonaerense de Pilar al ser arrastrado por un arroyo.

En Campana, también en la provincia de Buenos Aires, un hombre murió el sábado en el incendio de su casa en una zona anegada, después de haberse negado a abandonar su vivienda, mientras que en Quilmes los bomberos hallaron el lunes a un hombre sin vida en una casa inundada, aledaña a un arroyo que se desbordó.

"Hay una persona fallecida. Aún no se sabe cómo murió, falta la autopsia", señalaron fuentes de la Defensa Civil de Quilmes, en la periferia sur de Buenos Aires, donde unas 35 personas siguen evacuadas.

En la capital argentina, la Prefectura rescató el automóvil que cayó al Riachuelo el pasado fin de semana en medio de una intensa lluvia, pero sigue desaparecido el conductor que manejaba el vehículo.

El desbordamiento de ríos por las lluvias y los vientos del sudeste, que provocan la crecida de las aguas, ha puesto en situación crítica a varias localidades, en especial Salto, donde las aguas alcanzaron una crecida histórica de 9,30 metros, hay 700 personas evacuadas y centenares más abandonaron de forma preventiva sus hogares.

En Luján, 60 kilómetros al oeste de la ciudad de Buenos Aires, el río superó los 5,30 metros pero no ha alcanzado su pico máximo, por lo que se espera que el número de evacuados, que ronda los 400, aumente en las próximas horas.

Medio millar de personas también ha abandonado sus hogares en las localidades bonaerenses de Arrecifes y San Antonio de Areco.

El temporal ha castigado también la provincia central argentina de Santa Fe, donde hay más de 300 evacuados.

Las lluvias dieron ayer una tregua a la región afectada. Según el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional argentino hoy comenzará una sudestada que se extendería hasta el viernes por la mañana.

Según detallaron, los vientos que comenzarán a soplar en el centro del país desde el sudeste afectarán las zonas costeras del Río de la Plata, del delta del Río Paraná y la costa bonaerense. Esto complicaría la bajada de agua en los ríos que actualmente están desbordados, como el Luján, el Areco y el Arrecifes, entre otros.

¿Y los políticos?

En medio de las inundaciones que azotan a varias localidades de la provincia de Buenos Aires, el gobernador bonaerense y candidato a presidente por el Frente Para la Victoria, Daniel Scioli, viajó ayer a Italia junto a su esposa Karina Rabolini.

Según informaron desde la gobernación, el viaje estaba programado antes de las lluvias. "Es un viaje que realiza por motivos médicos personales. Además tiene una agenda programada con autoridades italianas y con empresarios y posibles inversores para fortalecer los vínculos comerciales", manifestaron desde su entorno.

Consultados sobre la oportunidad del viaje en medio de los problemas de las inundaciones, que ya dejaron un saldo de 1.800 evacuados en la provincia, enfatizaron: "El gobierno está trabajando con fuerza en las zonas afectadas. Está todo el gabinete trabajando sobre eso".

En este sentido, el ministro de Asuntos Agrarios, Alejandro Rodríguez, informó ayer tras reunirse el Comité de Emergencia Hídrica que la provincia de Buenos Aires resolvió "eximir del pago del impuesto Inmobiliario Urbano y Rural a los afectados por las inundaciones en el territorio".

El funcionario resaltó que "esta medida operará de oficio sin necesidad de que quien haya resultado afectado deba realizar algún tipo de trámite".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)