TIEMPOS SOMBRÍOS

Hay 11.000 detenidos por el intento de golpe en Turquía

El presidente Erdogan decretó ayer el estado de emergencia por 3 meses.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mayoría de detenidos son militares sospechosos del intento de golpe de Estado. Foto: AFP

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró ayer que un total de 10.937 personas han sido arrestadas en Turquía en relación con el intento de golpe de Estado que tuvo lugar el pasado viernes en este país.

Erdogan confirmó estas detenciones en una entrevista con la televisión árabe Al Yazira en la que analizó el fallido intento de golpe de Estado, tras el cual han sido apresados más de 6.000 militares y un centenar de policías, además de numerosos jueces y fiscales.

El mandatario aseguró también que los dos pilotos que derribaron un cazabombardero ruso en la frontera turco-siria hace siete meses están detenidos y la justicia les está investigando por su supuesta pertenencia a la "organización terrorista" del clérigo turco Fetulá Gülen, exiliado en EE.UU.

Gülen ha sido acusado por el Gobierno turco de estar detrás de la intentona, apoyado por sus seguidores infiltrados en la Administración pública, la Policía, la Judicatura y el Ejército.

Preguntado por la posibilidad de reintroducir la pena de muerte en Turquía, abolida desde 2004, Erdogan aseguró que si el parlamento turco respalda esa decisión, no dudará en firmar esa norma "de forma inmediata".

"Esta decisión no está en mi mano, sino que tiene que tomarla el Parlamento, después del llamamiento del pueblo, que desea que haya pena de muerte", para los golpistas, remachó el mandatario.

Las medidas adoptadas por Erdogan y la posibilidad de restaurar la pena de muerte han alarmado a la comunidad internacional y varios gobiernos e instituciones han urgido a Turquía a mantener el respeto de la legalidad y la defensa de los derechos humanos.

"Todas las medidas que estamos tomando son legales y no vamos a violar nunca el estado de derecho, pero al mismo tiempo no vamos a dejar de cumplir con el deber que tenemos de cara al país", declaró Erdogan en la cadena de televisión catarí.

Emergencia.

Asimismo, aseguró que la propia OTAN le ha expresado su apoyo en estos días y ha confirmado que Turquía ha pedido la extradición de Gülen a EE.UU. Hasta el momento, Ankara ha suspendido de empleo a unas 55.000 personas, desde maestros y arquitectos a jueces, policías y funcionarios de distintos departamentos, acusados de ser seguidores de Gülen, el cual ha negado cualquier implicación en el golpe fallido.

Erdogan, anunció anoche la instauración del estado de emergencia durante tres meses en Turquía, tras un intento de golpe de Estado frustrado la semana pasada.

"Nuestro consejo de ministros decidió instaurar el estado de emergencia durante tres meses", anunció el jefe de Estado en rueda de prensa. Esto era "necesario para erradicar rápidamente todos los elementos de la organización terrorista implicada en el intento de golpe de Estado".

Cierres y clausuras.

Al menos 24 estaciones de radio y televisoras de Turquía fueron clausuradas hoy por disposición del Consejo Supremo para la radio y la televisión, que les revocó sus licencias bajo el cargo de ser cercanas al imán exiliado en Estados Unidos, Fetulá Gülen, acusado por Ankara como el cerebro del reciente golpe de estado fallido.

Por idénticas razones, la Dirección General para la Información, dependiente de la Presidencia del Consejo estatal, les retiró sus acreditaciones de prensa a 34 periodistas turcos.

También ayer el Consejo de Educación Superior turco les prohibió la salida al extranjero a todos los profesores universitarios turcos. El decreto prevé también el pedido de que todos los docentes universitarios que se hallen fuera del país retornen lo antes posible.

Enérgico: el presidente turco Recep Tayyip Erdogan. Foto: AFP
Enérgico: el presidente turco Recep Tayyip Erdogan. Foto: AFP

SE VIVE UNA OLA DE PURGAS Y DE RUMORES.

Destituciones.

El consejo educativo había solicitado previamente las renuncias de los 1.577 decanos del país, que ya las presentaron, y suspendió a 95 miembros del personal académico de la Universidad Estatal de Estambul y a los rectores de otras cuatro universidades turcas por sospechas de estar vínculados con Gülen.

Purga.

Asimismo el ministerio de Deporte y la Juventud suspendió a 2.345 empleados sospechosos de vínculos con la red de Gülen, refirió la agencia Anadolu.

Barcos.

El Ministerio de Interior turco desmintió que dos embarcaciones de la Marina se hallen secuestradas o fugadas a consecuencia del fallido golpe militar, tal y como había asegurado ayer la prensa turca. "Todos los barcos de la guardia costera continúan sus movimientos bajo control de la comandancia de vigilancia de costas y las informaciones de que algunos han sido secuestrados no corresponden a la verdad", comunicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)