En una localidad de Polonia confirman el hallazgo de un convoy militar

Hallazgo de tren bajo tierra aviva la leyenda del oro nazi

Imágenes de georradar confirman la existencia de un tren blindado oculto cien metros bajo tierra, que podría ser el convoy nazi cargado de oro perdido hace 70 años en las cercanías de Walbrzych y presuntamente descubierto hace unos días por dos cazatesoros, informó el viernes pasado el Ministerio de Cultura polaco.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Si se confirma existencia de tren, Polonia sería su dueño. Foto: AFP

El anuncio podría poner fin a una de las leyendas más célebres de la Segunda Guerra Mundial y al objeto de desvelo de los cazadores de tesoros de todo el mundo: el misterioso paradero del oro nazi.

"Personalmente estoy seguro al 99 por ciento de la existencia del tren, pero por el momento no se puede verificar su contenido", explicó a los medios el secretario de Estado de Cultura, Piotr Zuchowski.

Zuchowski añadió que imágenes tomadas en la zona por un georradar —un radar especial para el sondeo terrestre— muestran la existencia de un convoy ferroviario blindado a cien metros de profundidad.

Esta información parece confirmar el hallazgo anunciado a finales de la semana pasada por dos hombres, un polaco y un alemán, que filtraron a través de sus abogados el descubrimiento de un antiguo convoy ferroviario nazi cargado de oro, aunque no ofrecieron pruebas del descubrimiento.

Los letrados dijeron que sus clientes sólo revelarían la ubicación exacta si se les garantizaba el cobro de un porcentaje, el 10% del valor de la carga.

El hallazgo.

La histeria colectiva que vivió en los últimos 10 días la ciudad de Walbrych, se convirtió en delirio cuando el viceministro de Cultura polaco, Piotr Zuchowski, confirmó la existencia del tren después de examinar una serie de imágenes tomadas en la zona por un radar especial que se utiliza para el sondeo terrestre. "Personalmente estoy seguro al 99% de la existencia del tren, pero por el momento no se puede verificar su contenido", dijo Zuchowski. "Tiene unos 100 metros de largo y se trata de un descubrimiento excepcional".

Según el viceministro de Cultura polaco, los dos cazatesoros que afirman conocer el lugar exacto donde se encuentra el tren, descubrieron su ubicación gracias a un mapa que dibujó una persona antes de morir. "Esta persona dijo en una declaración en el lecho de muerte, que el tren estaba minado", dijo Zuchowski.

Los rumores que han circulado durante décadas en la región señalan que un tren nazi blindado y cargado de armas pero también posiblemente de joyas, oro, obras de arte y documentos de archivo, desapareció entre el kilómetro 61 y 65 de la ruta ferroviaria que une a Wroclaw con Waldbryzich, en Baja Silesia, una región que era territorio alemán y que después del fin de la II Guerra Mundial fue anexionada por Polonia.

En los alrededores de la ciudad de Waldbryzich, ubicada en una zona montañosa, los nazis construyeron una red de túneles que fueron utilizados bajo el nombre en clave riese (gigante en español) para seguir produciendo material bélico y protegerlo de los ataques aéreos de los aliados. Según informaciones oficiales de las autoridades polacas, cerca de un tercio de la red de túneles ha sido investigado y una pequeña parte ha sido abierta al público.

Si se confirma la existencia del tren nazi y el supuesto tesoro que se encuentra en su interior —se cree que hay más de 300 toneladas de oro—, el Estado polaco se convertiría en el dueño de tesoro. Pero la supuesta existencia del tren alertó al Congreso Judío Mundial, que advirtió que cualquier pieza de oro, piedras preciosas u otros objetos de valor que se hallen en el tren fueron robados por los nazis a judíos polacos. "Es esencial que se adopten todas las medidas para restituir esa propiedad a sus legítimos dueños o a sus herederos", dijo en un comunicado el director general de la organización, Robert Singer.Polonia, Alemania, tesoro escondido, oro de los nazis

Una ciudad polaca que nació en la edad media

Walbrych es una ciudad distrito y un municipio urbano de Baja Silesia, en el suroeste de Polonia, en la frontera con la República Checa. Su nombre alemán Waldenburg (que significa castillo del bosque) se refiere al castillo Nowy Dwór, cuyas ruinas se encuentran al sur de la ciudad; el nombre cobró uso para el asentamiento completo.

El nombre polaco Walbrzych proviene del nombre alemán Walbrych. Tiene 84,7 kilómetros cuadrados y 119.216 habitantes. Los rumores sobre el convoy nazi ya forman parte del folclore local.

¿Será del tren de Hitler o alguno de los mayores líderes nazis?

Hitler, Himmler y Goering —estos últimos como jefes de las SS y de la Luftwaffe respectivamente— poseían trenes como el que ahora es objeto de especulaciones. Eran espléndidas plataformas móviles para desplazarse con comodidad y seguridad por el frente, apunta en una columna de El País de Madrid, Jacinto Antón.

Esos trenes de los jerarcas del III Reich iban poderosamente armados, incluso con artillería aérea, y servían de cuarteles generales y puestos de mando. Podían estar equipados con gran lujo. En la última etapa de la guerra permitían viajar con ciertas garantías ante la absoluta superioridad aérea de los Aliados. La presencia de tesoros en forma de obras de arte, joyas o lingotes de oro no sería rara en un tren de Himmler o Goering, conocidos depredadores. Aunque hay otras posibilidades incluso más inquietantes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)