Páginas de un manuscrito en universidad podrían ser del tiempo de Mahoma

Hallazgo del Corán, quizás tan antiguo como la fe

El antiguo manuscrito —escrito en piel de oveja o cabra— estuvo durante casi un siglo en la biblioteca de una universidad, sin que los académicos se dieran cuenta de su significado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Uno de los fragmentos del manuscrito del Corán que podría ser el más antiguo. Foto: AFP

Eso fue así hasta que Alba Fedeli, una investigadora de la Universidad de Birmingham, en Inglaterra, que estudiaba apara su doctorado quedó cautivada por la caligrafía y advirtió que dos de las páginas estaban sueltas junto con páginas de otros manuscritos coránicos similares de fechas posteriores.

Las escrituras no coincidían. Aguijoneada por sus observaciones, la universidad envió las páginas para realizar pruebas de radiocarbono.

Días después, los investigadores de la Universidad de Birmingham revelaron el estremecedor hallazgo, de que los fragmentos parecen ser parte de lo que podría ser la copia más antigua del Corán en el mundo, y los investigadores sostienen que pueden haber sido transcriptas por un contemporáneo del Profeta Mahoma. Las antiguas piezas de manuscritos, que se estima tienen al menos 1.370 años, ofrecieron un momento de unidad —y de mirada al interior— para los 1.600 millones de musulmanes en el mundo.

David Thomas, profesor de Cristianismo e Islam en la Universidad de Birmingham dijo que el manuscripto también proveyó indicios incitantes para ayudar a definir una disputa académica respecto de si el texto sagrado fue realmente escrito en el tiempo del Profeta o compilado años después que fue trasmitido por la tradición oral.

Los musulmanes creen que Mahoma recibió las revelaiones que forman el Corán, la sagrada escritura del Islam, entre los años 610 y 632, que fue el de su muerte.Thomas dijo que los análisis realizados en la Unidad de Acelerador de Radiocarbono indicaron una probabilidad de más del 94% de que el pergamino sea de entre los años 568 y 645. Durante el tiempo de Mahoma, el mensaje divino no fue compilado en la forma de libro en la que aparece en la actualidad, explicó Thomas, sino que las pelebras que se cree son de Dios como fueron dicha a Mahoma, resultaron preservadas en "las memorias de los hombres" y recitadas. Partes fueron escritas en pergamino, piedra y hojas de palmas.

Consiste de dos hojas de perggamino, el manuscrito que está en Birmingham contiene partes de los que ahora con los Capítulos 18 al 20. Durante años, el manuscrito estuvo unido con hojas de una transcripción similar del Corán.

Los fragmentos están escritos en hijazi, que es una forma antigua de árabe, y los investigadores indicaron que pueden estar entre las pruebas textuales del libro sagrado más antiguas que sobrevivieron.

Thomas indicó que el manuscrito sería exhibido en público. Los fragmentos son parte de una colección de más de 3.000 documentos de Medio Oriente reunidos en la década de los años 20 del siglo pasado por Alphonse Mingana, un historiador y teólogo que nació en lo que ahora es Irak. Sus expediciones a Medio Oriente para reunir documentos fueron financiadas por Edward Cadbury, un miemvro de la famosa familia que produce chocolates.

SABER MÁS

ASÍ LO ANALIZAN

Escrito que provoca opiniones divergentes

Saud al-Sarhan, director de investigación en el Centro de Investigación y Estudios Islámicos Rey Faisal, en Riyadh, Arabia Saudita, expresó dudas de que el mansucrito sea tan antiguo como se sostiene, y destacó que la escritura árabe incluye puntos que separan los capítulos, que son rasgos introducidos años después. Asimismo, dijo que la fecha de la piel no prueba la fecha en la que fue escrito. Pieles para manuscritos, a veces, son lavadas y vueltas a usar.

En cambio, Mohamad Isa Waley, curador de la Sección Persa y Turca de la Biblioteca Británica, en Londres, dijo que fue "un descubrimiento emocionante. Ahora sabemos que los dos folios, escritos de una manera hermosa y leíble que sorprende, casi seguramente son del tiempo de los primeros tres califas". Agregó que según los relatos clásicos, fue bajo el tercer califa, Uthman ibn Affan, que el texto coránico fue compilado y los suras lo ordenaron como se le conoce ahora.

Mohamed Afzal, de la Mezquita Central de Birmingham, dijo que "es un honor ver este manuscrito, que es único. Esto se retrotrae a las etapas iniciales del Islam. A todos los musulmanes les encantaría verlo".

El profesor David Thomas recordó que el Corán, para muchos, es una experiencia oral para ser recitado. "El Corán ya está presente en el pensamiento de los musulmanes", afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)