FOTOGALERÍA

Hallan en un barrio pobre de Egipto una estatua gigante de Ramsés II

El equipo de arqueólogos cree que la pieza data de al menos 3.000 años antes de antigüedad.

Restos de la estatua hallada en Egipto. Foto: Reuters
Restos de la estatua hallada en Egipto. Foto: Reuters
Restos de la estatua hallada en Egipto. Foto: Reuters
Restos de la estatua hallada en Egipto. Foto: Reuters
Restos de la estatua hallada en Egipto. Foto: Reuters
Restos de la estatua hallada en Egipto. Foto: Reuters
Restos de la estatua hallada en Egipto. Foto: Reuters
Restos de la estatua hallada en Egipto. Foto: Reuters
Restos de la estatua hallada en Egipto. Foto: Reuters
Restos de la estatua hallada en Egipto. Foto: Reuters
Restos de la estatua hallada en Egipto. Foto: Reuters
Restos de la estatua hallada en Egipto. Foto: Reuters
Restos de la estatua hallada en Egipto. Foto: Reuters
Restos de la estatua hallada en Egipto. Foto: Reuters
Restos de la estatua hallada en Egipto. Foto: Reuters
Restos de la estatua hallada en Egipto. Foto: Reuters

Arqueólogos de Egipto y Alemania hallaron una estatua de cuarcita de ocho metros sumergida en el fondo de un hoyo en un barrio pobre de El Cairo que, dicen, probablemente represente al venerado faraón Ramsés II, quien gobernó hace más de 3.000 años.

El descubrimiento, calificado por el Ministerio de Antigüedades como uno de los más importantes de la historia, se hizo cerca de las ruinas del templo de Ramsés II en la antigua ciudad de Heliópolis, ubicada en la parte oriental de lo que es la actual capital egipcia.

El faraón, el más poderoso y celebrado gobernante del antiguo Egipto, también conocido como Ramsés el Grande, fue el tercero de la Decimonovena Dinastía y ocupó el trono entre los años 1279 a 1213 antes de Cristo. Lideró varias campañas militares y extendió el imperio egipcio desde Siria en el este hasta Nubia (actual Sudán) en el sur.
"Hallamos el busto de la estatua y la parte baja de la cabeza y ahora removimos la cabeza y hallamos la corona y la oreja derecha y un fragmento del ojo derecho", dijo el ministro de Antigüedades Khaled al-Anani.
Los arqueólogos también hallaron la parte superior de una estatua del faraón Seti II, nieto de Ramsés II, de 80 centímetros de largo.
El templo del sol en Heliópolis fue levantado por Ramsés II, y ello daría peso a la posibilidad de que la estatua lo represente, dicen los arqueólogos.

Era uno de los templos más grandes de Egipto, casi el doble del tamaño de Karnak, en Luxor, pero fue destruido en la época grecorromana. Muchos de sus obeliscos fueron trasladados a Alejandría o a Europa y se saquearon piedras del lugar para usarlas en otras construcciones a medida que El Cairo crecía.

El descubrimiento se hizo en el área de clase trabajadora de Matariya -la antigua Heliópolis- entre calles de barro y edificios sin terminar. Según Dietrich Raue, jefe del equipo alemán, los antiguos egipcios creían que Heliópolis era el lugar donde vivía el dios del sol.

Los expertos intentarán extraer las piezas restantes de ambas estatuas para su restauración. Si tienen éxito y el coloso representa a Ramsés II, la estatua se colocará a la entrada del Gran Museo Egipcio, que será inaugurado en el 2018.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)