REUNIONES INDIRECTAS

Habrá diálogo si aceptan el referéndum contra Maduro

Gobierno y oposición venezolana tantean posiciones para salir de la crisis.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Manifestantes caminan hacia la cárcel donde está Leopoldo López. Foto: EFE

El Gobierno venezolano y la oposición sostuvieron encuentros indirectos en República Dominicana el fin de semana, en los que acordaron volver a reunirse próximamente en procura de construir las condiciones para el inicio de un diálogo nacional, aunque existen algunas condiciones de la oposición para poder llevarla a cabo.

"Fue un encuentro exploratorio para definir la agenda del diálogo a seguir, en el que representantes del Gobierno de Venezuela y de la oposición se reunieron por separado con la comisión de Unasur (Unión de Naciones Sudamericanas)", dijo escuetamente la fuente, al asegurar que la reunión se produjo en el turístico enclave dominicano de Punta Cana (extremo este).

La mediación de Unasur en la reunión, llevada a cabo entre viernes y sábado, la ostentaron el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y los también exmandatarios Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá).

En un comunicado fechado en Quito, Unasur precisó que tanto los representantes del Gobierno venezolano como los de la oposición expresaron su voluntad de continuar las reuniones.

"Los expresidentes constatan que existe una voluntad de diálogo de ambas partes (Gobierno y oposición), por lo cual se propuso continuar explorando nuevos contactos en fechas próximas con el objeto de acordar una agenda que cumpla con los requerimientos de cada una de las partes y un método para el diálogo nacional (en Venezuela)", reza el comunicado.

El organismo regional definió las conversaciones como "acercamientos para la búsqueda del bienestar de todos los ciudadanos venezolanos", a través de la paz, la justicia, la verdad, la convivencia institucional, el fortalecimiento de la economía, la preservación del Estado de derecho, la democracia y el respeto de la soberanía nacional.

"La Secretaría General (de Unasur) renueva su firme convicción de que el mejor camino para ayudar a Venezuela es el de la convivencia democrática y el diálogo entre todos los venezolanos. Son ellos y solo ellos los que tienen el deber y la posibilidad de sacar adelante a Venezuela", concluyó el escrito, que agradece a los expresidentes su "voluntad y respeto" durante su mediación.

Condiciones.

Horas antes de concluir las conversaciones, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) reiteró en Caracas que la activación del referendo para revocar el mandato del presidente venezolano, Nicolás Maduro, es la principal condición que tiene la alianza opositora para sentarse a dialogar con el oficialismo.

La plataforma insistió en que antes de sentarse a dialogar con el Gobierno debe anunciarse la fecha del revocatorio, liberarse los políticos presos, atenderse la "crisis humanitaria" y respetarse tanto el Parlamento de mayoría opositora como la Constitución.

En similares términos se expresó el excandidato a la Presidencia Henrique Capriles, quien reiteró el fin de semana que todos los venezolanos quieren "un diálogo de verdad".

"Nunca nos vamos a negar al diálogo, pero eso pasa por ponerle fecha al referendo revocatorio, porque ese proceso democrático dará solución a lo que estamos viviendo", dijo Capriles en un acto que encabezó como gobernador del céntrico estado Miranda.

Los opositores resaltaron su posición luego de informaciones que apuntaban a que sus representantes se habrían reunido directamente con funcionarios venezolanos en suelo dominicano.

La tensión no cesa.

Si bien existieron estos tanteos, la oposición continúa con un discurso fuerte contra el gobierno de Maduro y el chavismo sin ceder una pizca de poder.

Ayer, el oficialismo venezolano denunció que más del 40% de las firmas entregadas por la oposición para activar un referendo revocatorio contra el presidente Maduro son "fraudulentas", al tiempo que sus promotores planean nuevas protestas a favor de la consulta.

"Calculamos que más del 40% de las firmas generan eventos ajenos al reglamento electoral y, por lo tanto, son fraudulentas", aseguró Jorge Rodríguez, jefe de una comisión designada por Maduro para monitorear el proceso que impulsa la oposición.

El 2 de mayo, la coalición opositora entregó 1,8 millones de rúbricas al Consejo Nacional Electoral (CNE), nueve veces más de las requeridas para solicitar la activación del referendo. Si mañana no hay novedades del CNE, anunciarán marchas.

Opositor pedirá hablar en la OEA

El presidente del Parlamento venezolano de mayoría opositora, Henry Ramos Allup, anunció que pedirá hablar sobre la situación en su país ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Gestionaré (que el secretario general de la OEA, Luis Almagro) me conceda derecho de palabra ante (el) Consejo Permanente", escribió Ramos Allup en su cuenta de Twitter.

El diputado consideró "invalorable" la actitud de Almagro al apoyar el referendo revocatorio.

Una caminata hacia la cárcel donde está Leopoldo López

El dirigente opositor venezolano Leopoldo López recibió ayer desde la cárcel los mensajes de solidaridad de sus compañeros del partido que lidera, Voluntad Popular (VP), que le aseguraron que no está solo y se manifestaron seguros de que el Gobierno "que lo apresó" cambiará con un referendo revocatorio.

Varias decenas de militantes se movilizaron desde la mañana de ayer en lo que denominaron una "caminata por la libertad", para dar ese mensaje de apoyo a López, preso desde hace más de dos años en la cárcel de Ramo Verde, cercana a Caracas, condenado por presuntos delitos relacionados con la violencia tras una marcha antigubernamental.

"Nosotros queremos decirle a Leopoldo López que no está solo, el mundo entero a veces nos pregunta si abandonamos a Leopoldo López, Leopoldo López no está solo", dijo tras culminar la caminata el diputado de VP Gilbert Caro, que se movilizó a lo largo de los 35 kilómetros que separan a Caracas de la cárcel militar.

También indicó que López es preso de una "dictadura" que se acabará con la aplicación de un referendo que impulsa la oposición reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para revocar el mandato del presidente, Nicolás Maduro, y manifestó su certeza de que en 2017 habrá un nuevo gobernante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)