VIDEO

Gremios y gobierno con visiones disímiles sobre el paro general

CGT dice que fue un éxito y Peña, que se limitó al transporte.

Las tres centrales obreras lograron ayer jueves paralizar Argentina en la primera huelga general contra el presidente Mauricio Macri, quien en la misma jornada inauguró una reunión del Foro Económico Mundial dedicada a América Latina.

La huelga dejó sin actividad a industrias, comercios y centros educativos. Sólo hubo incidentes aislados con cuatro heridos y seis detenidos al chocar manifestantes de izquierda con policías en una ruta cercana a Buenos Aires.

"Se ha paralizado el país. Destacamos la contundencia del paro y el nivel de organización y disciplina", dijo en rueda de prensa el sindicalista Juan Carlos Schmid. El acatamiento al paro "fue del 90%", dijo el gremialista Pablo Micheli.

El gobierno dio una visión divergente sobre el alcance que tuvo el paro. "Sentimos que la medida de fuerza fue centralmente un paro sindical focalizado en el transporte y en las grandes ciudades. La falta de transporte público, combinada con cortes y acciones intimidatorias que se hicieron públicas, hizo que la mayoría de los trabajadores que querían ir a trabajar no udieran hacerlo", afirmó el jefe de Gabinete, Marcos Peña en su cuenta de Facebook. "La inmensa mayoría de los argentinos rechaza profundamente cualquier método violento y extorsivo que quiera imponer la voluntad de unos pocos sobre el conjunto".

La huelga de 24 horas dejó al país sin vuelos nacionales o internacionales. No circuló ningún medio de transporte público.

Tensión: Buenos Aires paralizado por la huelga de ayer. Foto: EFE
Tensión: Buenos Aires paralizado por la huelga de ayer. Foto: EFE

Fue convocada contra los despidos, la inflación y la pérdida del poder adquisitivo en una economía en recesión, aunque el gobierno asegura que "ya arrancó" pese a que aún es imperceptible para la clase media y trabajadora.

Ante el Foro Económico Mundial realizado en Buenos Aires, el presidente Macri hizo una defensa de sus políticas. "Queda claro que lo que comenzó hace 15 meses en nuestro país es mucho más profundo que un cambio económico", dijo en referencia a su llegada al poder en diciembre de 2015.

Con una ciudad a ritmo de feriado, con algunos pequeños comercios abiertos, poca gente en la calle e intenso tráfico de ciclistas, se cumplió el paro de la poderosa Confederación General del Trabajo (CGT) y los dos sectores de la central CTA.

El ministro del Trabajo, Jorge Triaca, acusó a los sindicalistas de actuar con motivaciones políticas, a seis meses de las elecciones legislativas de octubre.

El sindicalista Pablo Moyano, de la CGT, retó al ministro a convocar cuanto antes una mesa de diálogo. "En vez de salir a criticarnos, Jorge Triaca debería salir a llamar a una reunión en serio para dar una respuesta a los trabajadores", expresó.

Hugo Yasky, secretario general de la CTA, criticó los operativos antimotines. "Hay una decisión de instalar la imagen de represión para desplazar la imagen de calles vacías", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)