Por el plan de rescate

Grecia con luz verde para ir a un referendo

Alemania dijo ayer que podría ser de ayuda para Grecia convocar a un referendo sobre las severas reformas económicas que está negociando con sus acreedores de la zona euro, en un cambio de tácticas de Berlín cuando sus propios legisladores se rehúsan a facilitar más fondos a Atenas.

Los gobiernos de la zona euro se han opuesto anteriormente a la consulta popular, argumentando que no hay tiempo suficiente y que podría desestabilizar a los mercados financieros y desatar una corrida de los bancos griegos. Cuando el ex primer ministro George Papandreu sorprendió a sus socios de la UE al proponer un referendo en el 2011, durante la peor etapa de la crisis de deuda del bloque, fue citado a una reunión de emergencia con los líderes de Francia y Alemania que le pidieron abiertamente descartar la idea.

Pero dado que Grecia se está quedando sin efectivo y está desesperada por alcanzar un acuerdo para evitar una posible moratoria de pagos y su salida de la zona euro, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, sostuvo que lograr el respaldo popular para los sacrificios que Atenas debe hacer podría resultar beneficioso. Un referendo podría hacer más fácil al primer ministro, el izquierdista Alexis Tsipras, dejar de lado sus promesas electorales, que están complicando que se alcance un compromiso sobre las reformas económicas a cambio de más ayuda financiera de la UE.

"Si el Gobierno de Grecia piensa que debe realizar un referéndum, entonces dejemos que lleve a cabo el referéndum", dijo Schäuble al llegar a una reunión de los ministros de Finanzas de la zona euro en Bruselas.

"Esa podría ser, incluso, una medida de ayuda para que el pueblo griego decida si está dispuesto a aceptar lo que es necesario, o si desea algo diferente", aseveró.

En declaraciones que sugieren las dificultades de persuadir a los legisladores conservadores de Alemania para entregar financiamiento a Grecia, Schäuble dijo que es poco realista pensar que cualquier Parlamento en Europa accedería sin el respaldo del FMI.

El Gobierno de Grecia acusó al FMI de establecer metas más severas que sus acreedores europeos en torno a las reformas de pensiones y laborales y al superávit presupuestario primario. Las tres instituciones involucradas en las discusiones negaron tener diferencias internas sobre el asunto.

En un hecho que podría dar impulso a las discusiones, dos funcionarios griegos aseguraron ayer lunes que el Gobierno heleno ordenó el pago por alrededor 750 millones de euros al FMI, por un crédito que vence hoy martes. REUTERS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)