El Eurogrupo recibe hoy la propuesta de Atenas: escepticismo

Grecia continúa tensando la cuerda

Grecia va a la guerra, y por ahora está sola contra todos: el plan que presentará hoy al Eurogrupo, en el primer encuentro oficial con sus acreedores, aún no ha sido ilustrado pero ya no gusta a nadie.

La guerra, para Atenas, se perfila larga y sangrienta: Alemania se cierra a la posibilidad de un acuerdo puente para dar tiempo al premier Alexis Tsipras, mientras la Comisión Europea clausura las propuestas hechas hasta ahora, y ninguno de los dos ven la posibilidad de un acuerdo ni en el Eurogrupo extraordinario de hoy ni en la cumbre europea del jueves.

Se piensa por tanto ya en el nuevo Eurogrupo del lunes próximo, mientras prosiguen los contactos entre Atenas y Bruselas a todos los niveles: Tsipras quiso hablar esta tarde con el presidente de la Comisión europea, Jean-Claude Juncker, para buscar un apoyo en vista de una semana de fuego, dado que Alemania no deja abierta ninguna espiral.

Si Grecia no acepta el último tramo de ayudas, "se acabó", advirtió el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble. Atenas quiere tanto tiempo como dinero. Su objetivo es alcanzar con el Eurogrupo un acuerdo puente que le permita obtener 10.000 millones de euros y tiempo hasta finales de agosto para negociar un nuevo programa para los años venideros.

El plan que el ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, presenta al Eurogrupo prevé cinco puntos. Entre ellos el permiso para emitir 8.000 millones de títulos de Estado más del umbral consentido. Tener esos 1.900 millones de ganancia que los bancos centrales de la zona euro han realizado con los bonos griegos y eliminar el 30% del Memorándum con la UE, sustituyéndolo con 10 reformas en colaboración con la OCDE, un nuevo mediador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)