LA POLÍTICA MIGRATORIA DE ESTADOS UNIDOS

Otro golpe al veto migratorio de Trump

Un juez extendió indefinidamente el bloqueo a la prohibición de ingreso de musulmanes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El decreto prohibió el ingreso a EEUU de originarios de seis países musulmanes. Foto: AFP

En la tierra de Barack Obama la Justicia le dio otro duro golpe a la política migratoria de Donald Trump. Un juez federal del estado de Hawai —donde el 4 de agosto de 1961 nació el ex presidente demócrata— extendió indefinidamente la orden que bloquea la aplicación del veto migratorio de Trump para viajar a Estados Unidos desde seis países de mayoría musulmanes.

El juez Derrick Watson convirtió la orden temporal anterior en una medida cautelar, como parte de una demanda presentada por el estado de Hawai que impugna la directiva de Trump al considerarla una discriminación religiosa inconstitucional.

Tal medida generalmente no tiene fecha de expiración, dijo el fiscal general del estado de Hawai, Doug Chin, que elogió la decisión del juez.

Esto significa que Trump estaría impedido de aplicar la prohibición mientras el tema no sea dirimido por una corte de apelaciones federal.

Watson emitió su primera orden de bloqueo del decreto revisado de Trump el 15 de marzo, un día antes de que entrara en vigor, con el que el mandatario republicano buscaba impedir el ingreso al país de ciudadanos de seis países musulmanes.

De acuerdo con la mecánica judicial estadounidense, un juez federal puede suspender parcial o completamente la aplicación de un decreto presidencial, en una decisión que tiene alcance nacional. Las decisiones de estos jueces solo pueden ser apeladas en instancias superiores.

El primer y segundo decreto de Trump han sido criticados por funcionarios de diversos estados y ciudades, así como por organizaciones de derechos civiles.

Si el Departamento de Justicia apela la última orden del juez, la disputa debe ser resuelta por la Corte de Apelaciones con sede en San Francisco, la misma que confirmó la prohibición del primer decreto anti-migratorio de Trump en febrero, después de que lo bloqueara un juez de Seattle (estado de Washington).

La prohibición de Trump cerraba las fronteras de Estados Unidos a los ciudadanos de Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen por 90 días y a todos los refugiados por al menos 120 días. Irak estaba en el decreto original, pero fue eliminado en el segundo. La Casa Blanca dijo que los seis países fueron incluidos en la prohibición porque sus capacidades de seguimiento e información no cumplen los requerimientos de seguridad de Estados Unidos.

"El Islam en la mira".

El primer decreto fue firmado por Trump el 27 de enero, apenas una semana después de su investidura, pero fue bloqueado por el juez James Robart de Seattle en una decisión que luego fue ratificada por la corte de apelaciones de San Francisco.

"Yo creo que tenemos que volver al primer decreto e ir con todo, que es lo que quería hacer en el primero. El peligro es claro, la ley es clara, la necesidad de mi orden ejecutiva es clara", indicó Trump, que anunció igualmente que "cientos de refugiados están bajo investigación federal por razones relacionadas a terrorismo".

El gobierno ha explicado que la decisión de restringir el acceso de ciertos extranjeros se apoya en las atribuciones presidenciales, y ha reiterado que no se trata de un bloqueo con motivación religiosa. La ley de hecho prohíbe la discriminación por cuestiones religiosas.

Pero Watson escribió en su fallo que la "ilógica" del argumento era "palpable". E indicó que no estaría errado "concluir que poner estos países en la mira es lo mismo que poner en la mira al islam".

Republicana pide pase.

Beth Fukumoto, líder del Partido Republicano en Hawai y crítica con el presidente Donald Trump, anunció su intención de pedir el ingreso al Partido Demócrata. Fukumoto, de 33 años, era desde 2015 la líder republicana en la Cámara de Representantes de Hawai, cargo que dejó en febrero presionada por su partido a raíz de sus críticas por racismo y sexismo contra Trump.

TRUMP CRITICA EL ALA ULTRA.

Quiebre en la interna republicana.

Donald Trump volvió a cuestionar ayer jueves al ala ultraconservadora del partido Republicano. En un mensaje en Twitter, Trump apuntó que el Freedom Caucus, el bloque legislativo más a la derecha del partido, "arruinará todo el programa republicano si no se suman a nuestro equipo, y rápido". "Debemos enfrentarlos, a ellos y a los demócratas, en 2018", apuntó el mandatario, en referencia a las próximas elecciones legislativas.

El Freedom Caucus reúne alrededor de 30 legisladores de la Cámara de Representantes, todos del Partido Republicano, pero fueron suficientes para provocar el naufragio de la propuesta de Trump para reformar el sistema de seguros de salud, forzando a la Casa Blanca a retirar el proyecto. Los republicanos tienen mayoría en la Cámara de Representantes, con 237 bancas, pero son necesarios 216 votos para aprobar proyectos, de forma que la tendencia del bloque ultraconservador puede sellar la aprobación o el hundimiento de una iniciativa. Esos votos serán fundamentales para la aprobación de otros proyectos prioritarios para la Casa Blanca, como el presupuesto federal o la reforma fiscal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)