LA POLÍTICA ECONÓMICA DE TRUMP

Golpe de Trump a países que le "roban" a EE.UU.

Inauguró la semana “Made in America” en la Casa Blanca.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente insistió ayer que "EEUU será primero de nuevo". Foto: AFP

Con su nivel de aprobación en picada (es la más baja de un presidente en 70 años) y asfixiado por la trama rusa que compromete a su círculo más íntimo, Donald Trump busca un buen golpe de efecto con el relanzamiento del sello "Made in America". Y con ese objetivo prometió ayer lunes que no permitirá que otras naciones "roben" empleos estadounidenses y continúen con prácticas comerciales "injustas", en un acto en la Casa Blanca con el que inauguró una semana dedicada a promover productos "Made in America".

Trump se probó un sombrero de vaquero Stetson y recorrió varios de los salones de la Casa Blanca convertidos ayer en una exhibición de productos de los 50 estados del país, desde palos de golf fabricados en Arizona a bisagras de puerta de Misuri y cerveza de Rhode Island. Además, junto a su vicepresidente, Mike Pence, paseó por los jardines de la residencia presidencial para contemplar un yate hecho en Maine, una excavadora de Oklahoma y un camión de bomberos de Wisconsin.

"Estados Unidos será lo primero de nuevo", prometió el presidente al denunciar que el "libre comercio" promovido por anteriores mandatarios ha sido un "comercio estúpido" que ha permitido a otros países llevar a cabo prácticas "injustas".

Varios medios estadounidenses marcaron las contradicciones de que el mandatario abandere la etiqueta "Made in America" cuando la mayoría de los productos de su conglomerado de empresas agrupado en la Trump Organization se producen fuera del país. Además, según una investigación reciente del diario The Washington Post, la línea de ropa de Ivanka Trump, hija mayor y asesora del presidente, se produce exclusivamente en fábricas de países como Bangladesh, Indonesia o China, que emplean a trabajadores de bajos salarios.

En línea con las promesas proteccionistas de su campaña, Trump ya firmó en abril una orden ejecutiva que podría resultar en el endurecimiento de requisitos para algunos visados y la revisión de los acuerdos comerciales que permitan a empresas extranjeras optar a contratos públicos estadounidenses. Ese decreto fue bautizado como "Compra estadounidense y contrata a estadounidenses", y ayer Trump recordó que esas "dos simples reglas" guían su agenda económica.

Con esta semana "Made in America", la Casa Blanca está tratando de dejar en segundo plano las últimas revelaciones sobre la trama rusa, que involucran directamente al hijo mayor del presidente, Donald Trump Jr. Sin embargo, Trump aludió de nuevo ayer al tema en Twitter e insistió en defender la polémica reunión que mantuvo su hijo en junio de 2016 con una abogada rusa de la que esperaba obtener información para usar contra la candidata demócrata Hillary Clinton. "La mayoría de los políticos hubieran ido a una reunión como a la que asistió Don Jr. para obtener información de un oponente. ¡Eso es política!", afirmó Trump.

Si no puede ver el contenido haga click aquí

El nuevo TLCAN.

El representante de comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, reveló ayer las prioridades de la administración Trump para renegociar el Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Canadá y México.

En un documento enviado al Congreso, Lighthizer dijo que el gobierno buscará eliminar "subsidios injustos" y prácticas comerciales que producen "distorsiones" en el mercado.

La larga lista de objetivos en la renegociación del TLCAN incluye la reducción del déficit comercial con México y la solución de problemas de acceso al mercado de Canadá.

Visados: 15.000 más para trabajar en temporada.

Estados Unidos anunció que otorgará 15.000 nuevos visados H-2B para trabajadores extranjeros debido al daño "irreparable" que su ausencia podría ocasionar a compañías que dependen de los inmigrantes para funcionar durante el verano. Los 15.000 se añaden a los 33.000 visados que el Congreso aprobó para la segunda parte del año fiscal 2017, es decir, entre el 1° de abril y el 30 de septiembre de este año. Los negocios que quieren recibir visados han asegurado, bajo juramento, que si no contratan más trabajadores temporales podrían verse "gravemente dañados" y llegar a sufrir pérdidas económicas "permanentes y severas", según detallaron funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional. Específicamente, los visados H-2B están destinados a trabajadores extranjeros que ocupan de manera temporal, normalmente en verano, puestos de trabajo en la industria de la hostelería, en parques de atracciones, en hoteles y en grandes complejos turísticos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)