NUEVO ESCENARIO EN AUSTRIA

El gobernante más joven de Europa

Sebastian Kurz, de 31 años, triunfó en Austria y debe formar gobierno con la ultraderecha

El joven líder del Partido Popular de Austria logró dar el batacazo en las elecciones legislativas. Foto: EFE
El joven líder del Partido Popular de Austria logró dar el batacazo en las elecciones legislativas. Foto: EFE

El conservador Sebastian Kurz se impuso ayer en las elecciones legislativas de Austria, y a sus 31 años podría convertirse en el líder más joven de Europa, según las primeras proyecciones del gobierno que debe conformarse de ahora en más.

El Partido Popular Austríaco (ÖVP) de Kurz obtuvo el 31,7% de los votos. Le siguen el Partido Socialdemócrata (SPÖ), del canciller federal, Christian Kern, con el 26,9 % y en tercer lugar se queda el ultranacionalista Partido Liberal (FPÖ) con el 26,0 %.

Con estos resultados, Autria ha dado un vuelco a la derecha y los ultranacionalistas están a las puertas del Gobierno como socio clave para formar cualquier mayoría. De las elecciones participó el 80% del electorado.

Mientras que los conservadores han aumentado sus votos casi en 8 puntos porcentuales y los ultranacionalistas 5,5 puntos respecto a las elecciones de 2013, los socialdemócratas se mantienen con los mismos apoyos que hace cuatro años.

Los grandes perdedores son los opositores Verdes ecologistas, que han perdido más de 8,5 puntos porcentuales para quedar en un 3,9 % de los votos, insuficiente para entrar en el próximo Parlamento.

Este descalabro se produce casi un año después de que el exlíder de los Verdes Alexander Van der Bellen lograse la presidencia austríaca frente al ultranacionalista Norbert Hofer.

Van der Bellen ya ha avanzado que dará el encargo de formar Gobierno a Kurz.

Todos los analistas coinciden en que su socio más probable de coalición serán los ultranacionalistas del FPÖ de Heinz-Christian Strache, conocidos por sus posiciones euroescépticas y contra la migración.

“Este resultado es un claro mandato para cambiar Austria”, dijo Kurz, quien se mostró “muy feliz” por el resultado. “Si recibimos un encargo para formar gobierno voy a hablar con todos”, dijo el líder democristiano quien puede convertirse en el jefe de Gobierno más joven de Europa.

"Niño prodigio".

Con 31 años, sin terminar la carrera de Derecho y tras una carrera política fulgurante, Sebastian Kurz tiene todas las papeletas para convertirse en el nuevo canciller de Austria. Su secreto: lavar la cara del viejo ÖVP para presentarse como el candidato del cambio y la renovación.
Desde que Kurz se hiciera con las riendas del ÖVP en mayo pasado, desplazó a la ultraderecha en las preferencias de los votantes con un programa que endurece las políticas migratorias, recorta ayudas para solicitantes de asilo y refuerza las medidas de integración.

El joven político, conocido por sus trajes ajustados y su pelo engominado peinado hacia atrás, pescó así parte de los votos de la ultraderecha. Kurz, todo un mago de la autopromoción, ha logrado convertirse en el candidato que encarna el “cambio” para una gran parte del electorado pese a que su partido lleva 31 años en el poder.

Mientras, el líder socialdemócrata y actual jefe de Gobierno, Christian Kern, tuvo un mejor resultado del que le auguraban las encuestas tras verse su formación inmersa en un escándalo por una campaña sucia contra Kurz.

Según todos los estudios, los temas que más preocupaban a los austríacos son el “abuso de las ayudas públicas” y la “inmigración”, asuntos en los que conservadores y ultraderechistas se movieron con más comodidad frente a un SPÖ con un discurso más social.

Francia y los inmigrantes

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, informó que expulsará del país a todo extranjero en situación irregular que cometa un delito, al tiempo que anunció una mejora de los procedimientos de expulsión y acuerdos con los países de origen.

En su primera entrevista televisiva cinco meses después de llegar al Elíseo, Macon aseguró que de forma inmediata no cambiarán la ley, pero que “adoptarán medidas más duras” contra los inmigrantes en situación irregular.

Macron reaccionó así después de que se conociera que el autor del asesinato de dos jóvenes en Marsella el pasado día 2 era un tunecino en situación irregular que había sido arrestado dos días antes por robo y liberado sin control.

El presidente dijo que ese caso le reveló que “se ha instalado en el país una práctica en la que los irregulares podían ser arrestados varias veces sin por ello ser conducidos a la frontera”.

Macron reconoció que Francia no tiene firmados acuerdos con los países de origen de los indocumentados, lo que resta eficacia a su política de expulsión.

Campaña sucia en las redes

Una campaña sucia sin precedentes, con páginas falsas en redes sociales, mentiras y supuestos sobornos marcó la recta final de los comicios en Austria. El canciller federal, el socialdemócrata Christian Kern fue señalado como por la creación desde su entorno de páginas de Facebook que difundían historias xenófobas para desacreditar al ganador Sebastian Kurz.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)